Compensan a nueve víctimas de violaciones a DDHH

0

Guadalajara, Jal.- Nueve casos de violaciones a los derechos humanos en Jalisco recibieron una compensación económica para remendar el daño, entre ellos a la comunidad indígena asentada al Norte del Estado  por el asesinato de los líderes Wixárikas ocurrido en el municipio de Bolaños en mayo pasado.

La Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas en Jalisco (CEEAVJ) acordó compensar estos casos luego de analizar cada uno de ellos, este lunes en sesión ordinaria se hizo la entrega a los familiares de las víctimas y en su caso a la propia víctima; tres de ellos fueron por tortura, tres más por violación de derecho humano a la vida, dos por negligencia médica y uno por omisión en el cuidado de un reo en un pabellón psiquiátrico.

“Este es uno de los actos históricos más importantes en materia de derechos humanos en nuestra entidad. Con esto, el Estado de Jalisco alcanza 17 compensaciones subsidiarias económicas entregadas en propia mano de las víctimas, lo que ratifica a la entidad como líder a nivel nacional”, expresó el secretario técnico de la CEEAVJ, Kristyan Felype Luis Navarro.

Lo ocurrido a los líderes Wixárikas que fueron asesinados, se considera como violación al derecho de la vida, los policías municipales de Bolaños fueron acusados de ser omisos ante las amenazas que recibían y las llamadas de auxilio emitidas para su protección, que al desatenderlas derivaron en el crimen.

En los casos de tortura, uno de ellos ocurrió en el 2015, la víctima fue detenida por elementos de la policía investigadora de la Fiscalía General del Estado (FGE), quienes lo acusaron de ser homicida, fue trasladado con un agente del Ministerio Público donde se acreditó que fue torturado para conseguir una confesión, por los golpes recibidos sufrió un traumatismo craneoencefálico; finalmente se le dejó en libertad por no encontrar pruebas que lo imputaran.

Mientras que el segundo está fechado desde el 2014, la víctima es un hombre que circulaba en su auto y en un incidente vial fue agredido con un arma de fuego, a la aparición de la fuerza pública se le detuvo y acusó de portación de armas; finalmente un Juez Federal le dictó acuerdo absolutorio tras evidenciar su inocencia y que sus declaraciones fueron emitidas bajo tortura.

Las negligencias médicas tuvieron lugar en el municipio de Tepatitlán, ambas en el 2013; mientras que el caso de omisión en el Pabellón Psiquiátrico Penitenciario del Centro de Reinserción Social del Estado fue en 2014, en este, un hombre se suicidó ante el descuido de la vigilancia.

 

(Crónica Jalisco)

Leave A Reply