Continua alta movilidad en Oaxaca pese a tercera ola de covid

0

Los presidentes municipales que no cumplan con las normas sanitarias ante la pandemia por covid-19 serán sujetos de revocación de mandato, así se manifestó en el diario oficial del estado de Oaxaca.

En Oaxaca, pese a la tercera ola de contagios por la pandemia por covid-19, se siguen reportando festejos y fiestas patronales como el caso de Santiago Matatlán, San Blas Atempa y Santiago Etla.

En varios videos difundidos en redes sociales se denuncia que sin medidas sanitarias y con una alta concentración de personas se celebró en estos poblados reuniones masivas, como velas y fiestas anuales, donde se observa a personas conviviendo con otras sin portar cubrebocas como medida sanitaria o guardar la sana distancia.

Autoridades en la Secretaría de Salud reportan que personal de la jurisdicción sanitaria alertó a las autoridades municipales de los riesgos, pero hubo caso omiso.

El subsecretario de Salud, Hector Matus afirmó que previo a los eventos difundidos se notificó a las autoridades municipales de las restricciones respecto a los riesgos sanitarios y riesgos de contagios por la pandemia, pero desacataron los exhortos.

Dijo que ahora corresponderá a la Secretaría General de Gobierno y a la Legislatura Local aplicar la sanción que corresponda por violentar las regulaciones sanitarias.

Recientemente el pleno de la Cámara de Diputados de Oaxaca aprobó una ley y decreto que hoy fue expedido en el diario oficial del estado de Oaxaca, donde queda de manifiesto que los presidentes municipales que no cumplan con las normas sanitarias ante la pandemia por covid-19 serán sujetos de revocación de mandato.

El acuerdo se une a la reforma del código penal, donde se sancionará con cárcel y multas a las autoridades municipales que desacaten las normas sanitarias internacionales ante la pandemia.

Dicho acuerdo fue promovido por los legisladores locales de Morena, del PT, PRI, PVEM y el PAN, se instruye que ante la peligrosidad del virus del covid-19 y su propagación, quedan suspendidas todas las actividades públicas, las fiestas patronales, los tianguis, los baratillos, los días de plaza, las calendas; las celebraciones diversas o las encerronas, además de que se debe restringir al mínimo los acceso a restaurantes y hoteles, se debe decretar ley seca y suspender la apertura de bares, cantinas, centros nocturnos y tables dances.

Lo anterior, según la modificación hecha por el Congreso 64 Oaxaca al Artículo 61, se advierte que cualquier violación a esta norma causará de forma inmediata la revocación del cargo del presidente municipal y sus concejales. Se precisa que cualquier acción de tolerancia, omisión que contravenga el decreto y sus disposiciones emitidas por las autoridades sanitarias, podrían ser causal suficiente para la revocación de mandato.

Con esta adecuación, el Congreso del Estado aprobó una reforma a la Ley Orgánica Municipal, que consiste en la adición de fracciones a los Artículos 44, 58, y 61 para que los ayuntamientos y los funcionarios cumplan su gestión en apego a la protección al derecho humano y a la salud de sus habitantes.

Los legisladores consideraron en su momento que no se violaría la autonomía de los municipios si se protege una de las garantías individuales más importantes como la salud, tal como se encuentra establecido en la adición del Artículo 58.

Las reformas fueron publicadas en el Periódico Oficial del Gobierno del estado de Oaxaca, el 15 de octubre del 2020 y entró en vigor de forma inmediata.

Fuente: Milenio.

Comments are closed.