Enrique Alfaro abandona a los tapatíos, acusa el PRI

0

Deja pendientes en materia de seguridad, infraestructura y servicios, señala Héctor Pizano Ramos

Desde el Comité Directivo Estatal del PRI Jalisco lamentamos que, con la solicitud de licencia de Enrique Alfaro a la Presidencia Municipal de Guadalajara,  se consume el engaño a los jaliscienses, en especial a quienes habitan en la perla tapatía, de parte de un político y su equipo, quienes se han olvidado de cumplirle a quienes en campaña les pidieron su confianza.

Como lo advertimos en diversas ocasiones, Alfaro Ramírez deja su cargo para contender por la gubernatura del Estado, sin importarle los serios problemas que enfrenta la ciudad, en un acto que confirma que su paso por Guadalajara sólo fue un escalón para alcanzar sus ambiciones de poder.

El Presidente del PRI Jalisco, Héctor Pizano Ramos, lamentó la falta de compromiso de un político que se presume ciudadano, pero sólo se ha caracterizado por la defensa de sus intereses y de su agenda política del poder por el poder, alejado de principios y convicciones.

“Ya lo habíamos advertido, que Enrique Alfaro no cumpliría su palabra y que dejaría su cargo para contender por la gubernatura sin importarle en qué estado de deterioro deja al municipio, tras dos años de una mala administración. Hoy vemos una Guadalajara presionada por los altos índices de inseguridad que se dispararon en los últimos meses, con un exponencial y desordenado crecimiento inmobiliario, así como fallas considerables en la infraestructura y los servicios públicos”, señaló Pizano Ramos.

Recordar que en agosto pasado, los presidentes municipales emanados del Partido Movimiento Ciudadano, encabezados por Enrique Alfaro Ramírez, realizaron un proceso denominado “ratificación de mandato” en el que gastaron varios millones de pesos, y que oportunamente fue denunciado por el PRI, ya que se trataba de una simulación y un acto anticipado de campaña en el que se promocionaron con dinero de los ciudadanos, pues sabíamos que la intención de muchos de éstos, especialmente de Alfaro Ramírez, era dejar el cargo para contender en las elecciones.

“Enrique no tenía intenciones de seguir en el cargo; reitero, él sabía que con esa simulación denominada ratificación de mandato sólo buscaba adelantarse a los tiempos electorales que marca la Ley para promocionar su imagen indebidamente y posicionarla para la contienda por la gubernatura. Lamentablemente, en ese acto de simulación los tapatíos perdimos casi tres millones de pesos, que pudieron utilizarse en mejoras para la ciudad”, expuso el líder tricolor.

Finalmente, los priístas de Jalisco advertimos que no permitiremos más engaños a los  ciudadanos y ciudadanas que buscan las mejores alternativas de gobierno para mejorar su calidad de vida.

 

Leave A Reply

veinte − cuatro =