Garantizan una vida sin violencia a las mujeres

0

La Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, aprobó por unanimidad el Dictamen con proyecto de decreto de las iniciativas por las que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV) y del Código Nacional de Procedimientos Penales, presentados por las Comisiones Unidas de Igualdad de Género y Justicia.

La diputada federal de Jalisco, Laura Nereida Plascencia Pacheco, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, dijo que esta iniciativa sustenta su principal argumento en la necesidad de asegurar el acceso a la justicia para las mujeres víctimas de delitos y sus medidas precautorias de seguridad y protección de su vida, ya que las comisiones Dictaminadoras han reconocido que:

“La vigencia y respeto de los derechos humanos de las mujeres es el reto más grande del estado mexicano, ya que a pesar de los diversos e importantes esfuerzos todavía no es posible ver reflejadas la protección plena de los derechos de las mujeres y niñas que siguen sufriendo acciones de discriminación, violencia, marginación y subordinación por el hecho de ser mujeres».

Con la aprobación de estas propuestas de las diputadas federales, Laura Nereida Plascencia Pacheco y Lía Limón García y la aprobación de este dictamen, se reformará la Fracción III, del artículo 17 y el último párrafo del artículo 28, y se adiciona un segundo párrafo al artículo 31 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. Además, se reforma el Párrafo Primero y Segundo del artículo 139; se adicionan dos párrafos, y se adiciona un párrafo al artículo 154, todos del Código Nacional de Procedimientos Penales.

Los puntos destacados son:

Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia

– El Ministerio Público dictará oficiosamente cualquiera de las órdenes de protección preventivas o de emergencia previstas, sin necesidad de autorización judicial previa o posterior y sin perjuicio de que pueda sustituirla por alguna medida de protección o providencia precautoria de las previstas en el Código Nacional de Procedimientos Penales.

-Se fortalece la información presentada en el banco nacional de datos al agregar: tipo de órdenes de protección, el seguimiento e incumplimiento de las mismas, las sujetas a ellas de acuerdo con la normatividad vigente en materia de datos personales.

– Modifica la temporalidad de las órdenes de protección de emergencia y preventivas al pasar de 72 horas, a “hasta que la víctima de la violencia deje de estar expuesta al riesgo”; establece que deberán expedirse en forma inmediata máximo en el transcurso de las 6 horas siguientes al conocimiento de los hechos, en lugar de las 8 horas como estaba establecido en la ley.

Código Nacional de Procedimientos Penales:

-Aumenta la vigencia de las medidas precautorias de 60 a 90 días, prorrogables hasta por 30 días adicionales en caso de subsistir la causa que le dio origen, durante este tiempo el ministerio público deberá ejercer la acción penal correspondiente.

-Con la finalidad de proteger a las mujeres en todas las instancias judiciales se establece que en los casos de violencia contra las mujeres cuando el Ministerio Público o la víctima u ofendido no hubiera solicitado medida cautelar alguna, pero el Juez advirtiere algún riesgo para la víctima u ofendido, deberá emitir alguna orden de protección preventiva o de emergencia.

-En cuanto a las medidas de protección y providencias precautorias se establece que tratándose de delitos por razón de género se aplicará de manera supletoria lo establecido en la LGAMVLV.

Cabe destacar que en las observaciones del 2012, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra las Mujer de CEDAW, estableció como un aspecto de preocupación y a manera de recomendación número 16:

  1. c) Acelerar la aplicación de las órdenes de protección en el plano estatal, garantizar que las autoridades pertinentes sean conscientes de la importancia de emitir órdenes de protección para las mujeres que se enfrentan a riesgos y adoptar las medidas necesarias para mantener la duración de las órdenes de protección hasta que la víctima de la violencia deje de estar en riesgo.

Por lo anterior es necesario que el Ministerio Público oficiosamente dicte medidas de protección de emergencia y preventivas de las previstas en la LGAMVLV, sin necesidad de autorización judicial, en aquellos casos donde haya un riesgo inminente contra la vida, integridad o libertad de las mujeres.

Aunque actualmente en nuestro sistema jurídico tenemos diversas disposiciones para erradicar la violencia contra las mujeres, lo cierto es que en la realidad:

  1. El Ministerio Público para aplicar una de esas medidas de protección, primero debe ocurrir ante la autoridad judicial a solicitarlas, lo que implica que el trámite se demore y genera que las víctimas queden desprotegidas a merced del agresor.
  1. La duración de las mismas es limitada y se repite el patrón de falta de protección, es por ello necesario que tanto el Ministerio Público quede legitimado para dictar de oficio cualquiera de las órdenes de protección preventiva o de emergencia, así como para que estas se mantengan hasta en tanto la victima deje de estar expuesta en riesgo.
  1. Existe la inadecuada interpretación de algunas autoridades que consideran que para la imposición de estas medidas de protección se requiere que la víctima lo solicite, sin embargo, en muchos casos, éstas ni siquiera conocen que existan medios legales que las protejan, por ello la importancia de que quede especificado de manera clara que el Ministerio Público lo hará de oficio, y aun cuando a éste se le llegará a pasar hacerlo, será el Juez la autoridad obligada a realizarlo.

Durante su exposición en tribuna, Laura Plascencia reconoció que a pesar de que el Estado Mexicano debe asegurar a las mujeres  el derecho a vivir una vida libre de violencia, así como prevenir, sancionar y erradicar la violencia en contra de las mujeres, en México:

– 63 de cada 100 mujeres de 15 años y más declaró haber padecido algún incidente de violencia.

– 7 mujeres son asesinadas a diario víctimas de feminicidio.

-Cada año, alrededor de 900 mil mujeres y niñas son víctimas de violación con un alto porcentaje de impunidad.

-1,243 niñas entre 10 y 15 años se convierten en madres a diario, por ello urge eliminar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio infantil y forzado, así como, evitar por los medios necesarios el embarazo forzado.

“Con la aprobación del presente dictamen, estaremos en primer lugar asegurando la vida de las mujeres víctimas de violencia a través de las medidas de protección adecuadas, así como la diligencia obligada de las autoridades para sus actuaciones. Fortaleceremos la información en el banco nacional de datos en el que se obliga incluir el seguimiento e incumplimiento de las mismas y daremos cumplimiento a las recomendaciones realizadas al Estado mexicano por parte de la Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación en contra de la Mujer, CEDAW”. Concluyó Laura Nereida Plascencia Pacheco.

Comments are closed.