Ley Antiruido pone a temblar a empresarios

0

Los empresarios a través de la CANIRAC aseguran que se exponen a recibir multas por montos que no logran recolectar en meses

Guadalajara, Jal. (Crónica Jalisco).- El sector gastronómico y de bares en Jalisco externó su preocupación ante el posible acoso derivado por las múltiples exigencias que la Ley Antiruido les impone. Además, temen que con la aprobación de la propuesta impulsada por el diputado Augusto Valencia López del Partido Movimiento Ciudadano (MC) sobre reducir los decibeles permitidos en zonas con alta concentración de comercios con estos rubros, se desate una ola de cobros millonarios que expondrían la seguridad laboral de sus empleados e incluso de ellos mismos.

Durante una reunión efectuada en el Congreso de Jalisco, los integrantes de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (CANIRAC) argumentaron que  según los estándares que proponen actualmente, se exponen a recibir multas o apercibimientos por montos que no logran recolectar en meses o que superan la inversión total de los negocios que deberían pagar dichas sanciones. Por lo que se atentaría dicen contra el desarrollo económico de la entidad.

“Estamos hablando sobre la Ley. Es que estamos tratando de entenderla, de comprenderla, porque habla de multas muy excesivas (Hasta un millón de pesos), nos explican que tienen que hacerlo así para que no seamos reincidentes, porque todavía aún siendo reincidentes se duplican las multas, hablamos de multas que ni siquiera corresponden a la inversión total que tenemos en nuestro negocios, vamos a ver si logramos un proceso de apercibimientos, y que en la manera que se vaya reincidiendo, que puedan ir subiendo. Estamos totalmente de acuerdo que tienen que ser significativas, pero no de primera cuenta llegar y perjudicar a un pequeño negocio”, comentó Sergio Jaime Santos, presidente de CANIRAC.

DISMINUCIÓN DE DECIBELES

Otro de los aspectos con los que los comerciantes están inconformes, es con la disminución de los decibeles, pues aseguran que en algunos casos cumplir con dicha reducción sería imposible. Además, agregan que de generar un mapa de ruido, se debería contemplar que zonas con más actividad comercial tengan permisos más extensos, como ejemplo, Puerto Vallarta que prácticamente vive del turismo y de los negocios que les compete.

“Bueno, no se pueden bajar los decibeles que aun existen en la Norma 081 porque estos a veces son imposibles, entonces bajar los decibeles todavía estamos más imposibilitados para cumplirlo, yo creo que tenemos que ser realistas y congruentes, estamos totalmente de acuerdo que existe una demanda ciudadana de gente que está viéndose afectada, y nosotros no queremos afectarlos, queremos corresponder con ellos”, finalizó Sergio Santos.

 

CIFRA

1 Millón de pesos es el monto máximo contemplado en las multas

Leave A Reply