Municipios de Jalisco, los más endeudados de todo el país

0

En total, los municipios de Jalisco tienen obligaciones financieras por 10 mil 022 millones de pesos; con ese dinero podría construirse un nuevo Tren Ligero

Guadalajara,Jal.-  A pesar de las políticas de disciplina financiera implementadas a nivel nacional, los municipios de Jalisco prevalecen como los más endeudados del país. Según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), al segundo trimestre de 2017, la deuda registrada por los municipios de Jalisco asciende a 10 mil 22 millones de pesos, de los cuales siete mil 157 millones corresponden a los ayuntamientos y dos mil 885 millones de pesos a entes públicos municipales.

A ello se le debe sumar los empréstitos de corto plazo y que serán pagados con recursos públicos y los cuales ascienden a 183 millones 259 mil pesos. Estos no son registrados por la SHCP.

La deuda de los municipios de Jalisco duplica a la de los municipios de Estados de México (cinco mil 724 millones de pesos) que ocupa el segundo lugar o Nuevo León, cuyos municipios adeudan cuatro mil 992 millones de pesos.

Guadalajara permanece como el segundo municipio más endeudado de México detrás de Tijuana y con obligaciones financieras por dos mil 336 millones de pesos, que en su totalidad se deben a la banca comercial. Zapopan y Tonalá también aparecen en el top ten de México, en los puestos ocho y nueve respectivamente. Desde el inicio de la actual administración, Guadalajara sólo ha reducido 51 millones de su deuda, mientras que Zapopan la redujo en 83 millones y Tonalá la incrementó en ocho millones de pesos.

“Si a un ente se le disminuye de forma significativa las posibilidades para utilizar su ingreso, porque obligatoriamente debe utilizarlo para pagar deudas, forzosamente lo que tendrá que hacer son dos cosas: una sería limitarse en lo que se refiere a gastos de inversión y, segunda, reducir en la medida de lo posible su gasto corriente para aumentar la parte de sus ingresos que se destinará a ese pago de deuda”, explicó el economista Juan Serrano Ruiz.

“La deuda de un estado afecta enormemente la vida de sus ciudadanos. El problema no es contratar deuda, sino pagarla. En otras palabras, los gobiernos cuando piden prestado, evidentemente tienen que ejecutar el servicio de su deuda: pago de intereses, pago del principal, o sea la amortización del monto solicitado y en algunos casos las comisiones generadas”.

El académico explicó que el problema no sólo es endeudarse, sino que estos créditos fueron contratados en el sector privado, ante bancos y emisiones bursátiles que pueden tener costo muy alto para la población, por los intereses que cobran.

Explicó que en muchas entidades el trabajo del sector público está terriblemente comprometido al pago de esas deudas. Los estados deben definir principios claros para contratar deuda, donde las tasas de interés sean bajas, tengan plazos y los créditos les sean convenientes.

A nivel estatal falló la austeridad

La administración de Aristóteles Sandoval, heredó una deuda fuerte de la administración del gobierno de su antecesor Emilio González Márquez, la cual se disparó por los créditos adquiridos para la realización de los Juegos Panamericanos de 2011 y que no fueron cubiertos.

Sin embargo, con Sandoval Díaz, la deuda del gobierno estatal registrada ante la SHCP se incrementó 27.3% al pasar de 13 mil 996 millones de pesos en marzo de 2013 a 17 mil 820 millones de pesos al segundo trimestre de 2017. Jalisco sería el lugar 11 de los estados con mayor deuda registrada, la lista la encabeza Ciudad de México, Nuevo León y Chihuahua.

Sin embargo, a esta tasa faltaría aumentarle más de dos mil 852 millones de pesos de deuda indirecta que han sido adquirida en distintos puntos de la actual administración y que no son registrados ante la SCHP. En total la deuda del Gobierno del Estado asciende a 20 mil 514 millones de pesos.

¿En qué me afecta?

A decir del especialista, éstas son las afectaciones reales para cada jalisciense a causa de la deuda pública:

  • Reducción de gasto de inversión. Afectaría el desarrollo, pues los recursos públicos deberán ser redireccionados a pago de deuda y no a creación de obras públicas o de desarrollo social. A fin de solventar sus obligaciones financieras, las autoridades recurren al capital privado que es otra forma de deuda, pues implica ceder la construcción de bienes e infraestructura de servicios públicos al sector privado a cambio de una renta.
  • Afectación al gasto corriente. Implicaría un menor cuidado o deterioro de los bienes y servicios públicos.
  • Búsqueda más estricta para generar recursos. Puede ser la generación de más o nuevos impuestos. Otra puede ser alza en las tasas o tarifas de impuestos ya existentes, y otra es la captación de mayores recursos por servicios o bienes que no son estrictamente impuestos, como el cobro del agua o las multas de tránsito.

(Publimetro)

Leave A Reply