Ocupación hospitalaria por COVID-19 baja a 23.8% en Jalisco

0
  • La infraestructura dispuesta dentro del Plan de Reconversión ha sido suficiente para dar atención. Sólo 11% de los casos confirmados han requerido hospitalización.

Redacción.- Jalisco registra un ligero decremento en el número de pacientes hospitalizados por padecer COVID-19 al reportar 23.8 por ciento de ocupación hospitalaria (corte del 22 de septiembre) a seis meses de que los primeros casos de esta enfermedad se reportaron en el estado.

Esta cifra representa alrededor de seis puntos porcentuales menos del máximo de ocupación de camas de hospital para COVID-19 que se ha registrado, y que llegó al 30 por ciento en semanas pasadas. Cabe resaltar que el Plan de Reconversión y Escalamiento Hospitalario de Jalisco dispuso de una infraestructura que hasta el momento ha sido suficiente para dar atención a todos los pacientes que demandan hospitalización.

De las 2,738 camas de hospital que se dispusieron para atención de la pandemia, ayer se reportaron 653 ocupadas. Esta cifra no alcanza el 50 por ciento de las camas habilitadas que es el indicador para activar el botón de emergencia.  La mayoría de las camas ocupadas (61.72%) se encuentran en unidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); en segundo lugar, por ocupación hospitalaria, se encuentran las camas de hospitales de la Secretaría de Salud Jalisco y del OPD Hospital Civil de Guadalajara (33.54%) y en tercer lugar las camas del ISSSTE (4.75%).     

De mantenerse esta tendencia, la infraestructura hospitalaria no se verá rebasada, lo que significa garantizar una cama de hospital para todo aquel que la requiera, y no solo eso, está asegurado también el acceso a ventilación mecánica, en caso de requerirla.

La Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) seguirá adelante con la vigilancia epidemiológica y la búsqueda de casos para cortar las cadenas de transmisión de la infección. No obstante, invita a la población a no bajar la guardia y a fortalecer la prevención para reducir la transmisión de contagios. Los grupos de riesgo deben permanecer en casa el mayor tiempo posible. En tanto, la población en general debe limitar las salidas al espacio público y procurar que éstas sean por corto tiempo, usar adecuadamente el cubrebocas (lo que puede reducir hasta 90 por ciento de los contagios), evitar las aglomeraciones, mantener distancia de 1.5 metros entre personas y lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o usar gel alcohol.

A la par, se pide estar alerta ante la presencia de síntomas como fiebre que no cede, dificultad respiratoria o registrar una saturación de oxígeno menor a 92 por ciento, se acuda de inmediato a una unidad médica, sin esperar al resultado de una prueba de laboratorio para SARS-CoV-2.

Comments are closed.