Proponen prohibir seguro médico privado para servidores públicos

0

Al presentar ante los medios una iniciativa para prohibir que todos los funcionarios públicos tengan seguro médico privado con cargo al erario, los Diputados Ciudadanos Claudia Corichi y Clemente Castañeda advirtieron que aprobar esta legislación significaría un ahorro de 3 mil 500 millones de pesos que cada año podrían ser destinados a obras y acciones de beneficio social.

El diputado Castañeda señaló que esta propuesta era un paso necesario después de que la bancada de los Diputados Ciudadanos renunció al principio de la legislatura al seguro médico privado, una decisión que durante tres años significará un ahorro de 18 millones de pesos para la Cámara de Diputados.

El coordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano recordó que se pidió que el dinero al que se renunció por concepto de seguro médico privado fuera reorientado a programas o actividades en beneficio de los ciudadanos; una parte se invirtió en el programa verde de la Cámara de Diputados.

Por su parte, la diputada Claudia Corichi señaló que es esta medida forma parte del compromiso de austeridad de los Diputados Ciudadanos y del convencimiento de que es tiempo de que la clase política renuncie a este tipo de privilegios que constituyen prestaciones injustas y no justificadas.

Dijo que la contratación de seguro médico privado para los servidores públicos contraviene el discurso de austeridad del presidente Enrique Peña y echa por tierra el principio que prohíbe la duplicidad de prestaciones para los altos servidores públicos, que tienen derecho a las prestaciones del ISSSTE de acuerdo a lo establecido en el artículo primero de ley de este instituto, y dentro de ellas se contemplan servicios médicos, atención funeraria y pensiones, entre otras.

Esta iniciativa de reformas al artículo 65 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria pretender hacer justicia al servicio de salud sin privilegios en el país.

Para el Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano se trata de una reforma de enorme trascendencia porque el costo anual de un diputado federal en el presupuesto de Egresos se ve incrementado justamente por la contratación de estos seguros.

El costo anual del seguro médico de los diputados federales aumentó para el siguiente año en términos reales un 14 por ciento, mientras que el salario mínimo no creció un solo peso.

El diputado Castañeda precisó que no se sabe en qué se han invertido los 18 millones de pesos de los seguros médicos a los que renunció nuestra bancada. Dijo que no se justifica el aumento de la partida para contratación de seguros médicos privados para los diputados federales, ya que 80 legisladores han renunciado a ellos.

Los diputados Castañeda y Corichi subrayaron que, si deseamos ser congruentes con el discurso de austeridad, debemos poner un alto a este gasto que año con año le cuesta más a la Cámara de Diputados y a los mexicanos.

 

Comments are closed.