Recomienda la SSJ mantenerse activos en casa

0
  • El ejercicio también fortalece los huesos y músculos y aumenta el equilibrio, la flexibilidad y la forma física

Redacción.- Para evitar contagios, la pandemia por COVID-19 ha orillado a la población a mantenerse en casa, donde hay menos interacción social y se lleva una vida más sedentaria, lo que puede generar consecuencias negativas para la salud física y mental.

Es por ello, que la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), recomienda que las personas de cualquier edad y capacidad física se mantengan lo más activas posible.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) esto se puede lograr con ejercicios sencillos como abandonar la posición de estar sentado para hacer de tres a cuatro minutos de actividad física ligera como caminar o realizar estiramientos, lo cual ayuda a relajar los músculos, mejorar la circulación sanguínea y la actividad muscular.

El ejercicio físico regular es beneficioso para el cuerpo y la mente. Puede reducir la hipertensión, ayudar a controlar el peso y disminuir el riesgo de enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares, diabetes de tipo 2 y distintas formas de cáncer, enfermedades todas ellas que pueden aumentar la vulnerabilidad a la COVID-19.

El ejercicio también fortalece los huesos y músculos y aumenta el equilibrio, la flexibilidad y la forma física. En las personas mayores, las actividades que mejoran el equilibrio ayudan a prevenir caídas y traumatismos.

La actividad física regular puede ayudar a establecer rutinas cotidianas y ser un modo de mantenerse en contacto con la familia y los amigos. También es buena para nuestra salud mental, ya que reduce el riesgo de depresión y deterioro cognitivo, retrasa la aparición de la demencia y mejora nuestro estado de ánimo general.

La SSJ reitera el llamado a la población a cumplir con las medidas preventivas para cortar la transmisión de contagios: permanecer en espacios públicos por corto tiempo, usar el cubrebocas adecuadamente (puede reducir hasta 90 por ciento el riesgo de contagio), evitar lugares cerrados o aglomeraciones, mantener distancia de 1.5 metros entre personas, y lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o usar gel alcoholado al 70 por ciento.

Si se presentan síntomas como tos persistente, dificultad respiratoria, fiebre que no cede o la oxigenación en sangre disminuye a menos de 92 debe acudirse a una unidad de urgencias y no esperar una prueba confirmatoria de COVID-19.

Comments are closed.