Tras aprobación de la reforma eléctrica, estos son algunos cambios

0

Ciudad de México.- Después de pasar por la Cámara de Diputados, ahora, en tiempo récord, la Cámara de Senadores llevó a votación en el Pleno la iniciativa preferente para reformar la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) sin realizar cambio alguno sobre lo propuesto por el Presidente Andrés Manuel López Obrador. Checa los cambios más destacados.

Modificaciones sustanciales

La LIE, que surgió a partir de la reforma energética de 2013, tenía la finalidad de abrir la generación y comercialización de electricidad a la participación de los privados, además de que prometía generar competencia en el mercado. ¿Qué cambios sustanciales tendrá?

1. Despacho eléctrico

Se cambia la jerarquización de las plantas de generación que se tienen en el País para entregar energía a la red, ya que se elimina el criterio económico que ordenaba el llamado despacho eléctrico de la energía más barata a las más cara. Con la modificación se pretende que las centrales de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sean las primeras en entregar la energía, sin importar el costo y la tecnología, quedando de la siguiente manera:

  • Hidroeléctricas de la CFE
  • Resto de plantas de la CFE (carboeléctricas, termoeléctricas y nuclear)
  • Energía solar y eólica de privados
  • Plantas que operan con gas natural de privados (ciclos combinados)

2. Nuevos permisos

Los nuevos permisos para generar energía eléctrica deben estar alineados con los criterios de planeación de la Secretaría de Energía (Sener). Con la LIE de 2013, un privado podía solicitar un permiso para generar energía y venderle a otros particulares, como autoparteras o tiendas departamentales. Por ejemplo, podían construir una planta en Morelos para vender energía a Walmart, pero ahora si la Sener considera que no es necesaria una planta en Morelos, será negado el permiso.

3. Certificados verdes

Los Certificados de Energía Limpia (CELs), que se crearon con la finalidad de incentivar el desarrollo de nueva energía limpia través de la instalación de nuevas plantas renovables, ahora serán otorgados sin importar el inicio de operación de las plantas.

Un CEL es un título con un valor de mercado determinado por el precio de la luz generada con energías renovables, como la eólica o solar. La reforma energética de 2013 establecía que estos certificados serían para las plantas nuevas de energías limpias, o sea, que iniciaran operaciones a partir de agosto de 2014, así como para aquellas centrales de la CFE que comenzaran algún proyecto después de esa fecha para aumentar la producción de energía limpia. Con los nuevos ajustes, incluso las viejas plantas de la CFE podrán tener CELs, lo que afecta a los privados que habían emprendido proyectos verdes.

4. Revocación de contratos

Se revisará la legalidad y rentabilidad de los contratos de los productores independientes de energía (PIEs), que son acuerdos previos a la reforma de 2013 por los cuales se vende energía de manera exclusiva a la CFE. Asimismo, se obligará a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) a retirar los permisos de autoabastecimiento que fueron obtenidos por privados previo a la reforma de 2013, los cuales vendían energía a los grandes consumidores, como acereras o autoparteras, e incluso a tiendas departamentales.

5. Eliminación de subastas

La reforma elimina la obligatoriedad de la Comisión Federal de Electricidad para comprar energía mediante subastas, licitaciones creadas por la reforma energética de 2013. Este esquema ponía a competir a los privados para instalar una central a la que CFE compraría la energía, por lo que ganaba la que ofrecía el mejor precio y mejor proyecto. Ahora la empresa estatal podrá comprar energía sin importar el costo de la misma. AMLO justificó esta medida porque las subastas impiden al suministrador de servicios básicos contar con coberturas de energía y capacidad en volúmenes suficientes porque la energía contratada es «intermitente» por ser eólica y fotovoltaica.

6. Otros cambios

  • Impacto financiero en la banca mexicana de desarrollo y quebranto de empresas.
  • Impacto en tarifas comerciales e industriales y necesidad de mayores recursos públicos para no incrementar las tarifas domésticas.
  • Aumentará la quema de combustibles fósiles, lo que daña la calidad del medio ambiente y salud de los mexicanos.
  • Impedimento de diversificar la matriz energética con energías renovables

Posturas sobre el impacto

Especialistas, académicos, organizaciones, instituciones y legisladores expusieron diversos puntos de vista sobre la reforma:

A favor

  • Fortalece a la CFE, que supuestamente fue debilitada con la reforma energética y la participación de los privados.
  • Elimina los subsidios a privados porque no pagan los costos totales por el uso de las redes eléctricas, con lo que se acusa que la energía que generan no es barata como dicen.
  • Acota las energías solar y eólica, pueden tener intermitencias que afecten la continuidad o confiabilidad del Sistema Eléctrico.

En contra

  • Falta de competencia y participación en el mercado eléctrico, el cual está abierto a la participación de privados en la generación y comercialización de energía, y establecido en la Constitución.
  • Uso de energía más cara y posible impacto en las tarifas eléctricas, así como probable encarecimiento de productos y servicios como efecto en cadena.
  • Mayores subsidios que dependen del Presupuesto público para mantener sin aumentos las tarifas a los usuarios domésticos.
  • Energías más contaminantes que afectarán al medio ambiente y a la salud de la población más cercana a las centrales. México incumpliría su compromiso en el Acuerdo de París de generar 35 por ciento de la electricidad con energías limpias para 2024.
  • Violación a tratados internacionales como el de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

(Con Información de Agencia Reforma)

Comments are closed.