“Encontré mi identidad en la diferencia”: Sofía Gómez Córdova

0

La joven cineasta presentó en Puerto Vallarta su aclamado primer largometraje “Los años azules

La directora y guionista Sofía Gómez Córdova presentó, como parte de la Sección Premio Maguey del Festival Internacional de Cine en Puerto Vallarta (FICPV), su largometraje debut “Los años azules” tras conquistar cuatro galardones en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG).

La película, filmada en el popular barrio El Santuario de la capital tapatía, retrata las vidas de cinco jóvenes que habitan en una vieja casona, mientras son observados por Schrödinger, un gato huraño que parece formar parte del lugar. A través de la mirada felina, el espectador conoce los conflictos de estos muchachos provenientes de distintas regiones del país, que salieron de su hogar en busca de una vida propia.

Gómez Córdova (Aguascalientes, 1983), de hecho, habitó por varios años en esa misma casa cuando llegó a Guadalajara a estudiar la Licenciatura en Artes Audiovisuales. “Ese tiempo que yo pasé ahí y la gente que conocí y lo que aprendí, para mí fue muy determinante. Yo lo resumo en algo así como que encontré mi identidad a través de la diferencia, porque llegas creyendo que las reglas y la moral y todo, es como en tu casa. Ahí te das cuenta de que no”.

En la pasada edición del FICG, el filme le dio a Gómez Córdova el Premio Mezcal a la Mejor Dirección, el Premio International Critics Prize, que otorga la Fipresci, y el Premio como Mejor Largometraje Jalisciense 2017 de la Academia Jalisciense de Cinematografía, AC. El Premio Mezcal a la Mejor Actriz fue para Paloma Domínguez, quien da vida a “Diana”, una mujer que jamás ha terminado nada y siempre está empezando algo.

Los tres personajes femeninos ─Silvia, Angélica y Diana─ comparten algunos rasgos de la personalidad de aquella joven cineasta en ciernes. Sin embargo, matiza, ninguno de ellos está inspirado en ella. “Hay (algo) mío en los tres, pero ninguna en lo particular soy yo”. Si bien el rodaje del filme comenzó en 2015, nunca hubo un casting como tal. En su lugar, la selección de actores se fue dando en momentos diferentes: “Para trabajar con cualquier persona hay que respetarla y admirarla y que te lleves bien con ella”, dice la egresada de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

El guión, firmado por Luis Briones y la propia Sofía, fue una “construcción colectiva” que se hizo posible con la colaboración de los actores a partir de ciertas nociones sobre cada personaje. En tanto, el diseño de producción ─uno de los aspectos técnicos más relevantes de la película─ estuvo a cargo de Paloma Camarena (“una chingona”, según Gómez Córdova), quien dedicó un mes entero a la intervención de la casona de El Santuario con el fin de que cada habitación reflejara la personalidad de cada uno de sus moradores.

Los años azules” contó con un presupuesto total de seis millones de pesos, cuatro de los cuales fueron aportados en especie, trabajo o equipo de filmación que facilitó la UdeG. Para el financiamiento inicial, Sofía Gómez Córdova y su equipo tuvieron que recurrir a la inversión propia y la creatividad, a través de exposiciones de arte y recaudación a través de una fondeadora. Posteriormente llegaron los recursos gubernamentales a través de la Comisión de Filmaciones del Estado de Jalisco.     

La directora finaliza con una reflexión personal acerca de la participación del estado para financiar proyectos cinematográficos independientes: “Depender de eso limita la producción. El gobierno no puede dar recursos infinitos para todo lo que queremos hacer. Si queremos que se haga más cine en más lugares del país, y que ahorita con los medios de producción a los que ahorita todos tenemos acceso, cualquier persona talentosa y disciplinada puede hacer una película, sea cierto; entonces, tener esa mentalidad, yo creo que crea un cuello de botella que a nadie le beneficia”.

Comments are closed.