Procesos de SEAPAL, fundamentales en cuidado de la salud de los vallartenses

0
  • El organismo ha respondido durante la pandemia, para que los usuarios tengan servicios de calidad en sus hogares.

Redacción.- Los eficientes procesos para cumplir con el ciclo urbano del agua que realiza SEAPAL Vallarta, han sido un elemento clave para contribuir en la prevención de la salud de las familias vallartenses, durante la pandemia a causa del Covid-19.

Al finalizar el año 2020, en Puerto Vallarta se registra una cobertura superior de agua potable al 98%, una continuidad del servicio superior al 98% y un tratamiento del 100% de las aguas residuales que se generan en los hogares, indicadores que dan cuenta de la calidad en el servicio que ofrece SEAPAL en su etapa municipal.

El agua ha elevado su importancia durante la contingencia sanitaria, ya que permite realizar acciones básicas y fundamentales para prevenir la propagación del virus, tal es el caso del lavado de manos y otras acciones de higiene en el hogar.

Por tal motivo, para SEAPAL Vallarta ha sido prioritario asegurar el abasto a los hogares vallartenses, por lo que se ha redoblado esfuerzos para mejorar la calidad y continuidad del servicio, tal es el caso de la rehabilitación de filtros en plantas potabilizadoras, así como de fuentes de abastecimiento.

Estas acciones, entre muchas otras que se enlistan en los programas operativos, son importantes para enfrentar la creciente demanda en el hogar por el confinamiento, así como la posible merma en la producción en los próximos meses a causa del estiaje.

A esto se suma la medida que ha adoptado el organismo operador vallartense, que a su vez es una recomendación del Organización Mundial de la Salud, de incrementar la aplicación de las dosis de cloro para garantizar la desinfección de toda el agua que se entrega en tuberías, pipas y tanques.

En el caso del saneamiento, aunque puedan presentarse material genético del COVID-19 en las aguas residuales, una vez que son tratadas en las ocho plantas de la institución destinadas a este fin, regresan libres de contaminantes a los ríos de la región y por consecuencia a la Bahía de Banderas, por lo que se descarta su diseminación al medio ambiente.

También se aumentó la dosificación de cloro en los procesos de saneamiento, para asegurar que se elimine el COVID-19 de manera efectiva, superando las exigencias de las Normas Oficiales Mexicanas. 

El titular del sistema operador vallartense, Santiago Centeno Ulín, reiteró su compromiso para seguir dotando con suficiencia a los hogares vallartenses durante el año que recién inicia, a fin de que puedan cumplir con las medidas básicas de higiene y a su vez siga siendo un aliado importante en la recuperación económica como destino turístico. (BP)

Comments are closed.