Minimizan casos de desaparecidos en Jalisco

0

Durante el último año del Ombudsman, Felipe de Jesús Álvarez Cibrián, se optó por ocultar el tema de los desaparecidos en la esfera pública

Guadalajara, Jal. (Crónica Jalisco).- Se despidieron en el recibidor de la casa donde viven. Juan Carlos Oblea González, hombre robusto, y de nariz pronunciada, le deseó un buen día a María (Nombre de seguridad para la esposa de Carlos), él salía a trabajar —Es textilero—, su familia lo esperaría como la cotidianidad les marcó durante años de matrimonio. Las tres características con las que uno podría identificar a Juan Carlos según su esposa son: Que es guapo, tiene carácter, y que es muy apasionado con su profesión.

María cuenta que su esposo era un hombre alegre que siempre regresó a casa, además, no le gustaban los conflictos y, trataba bien a sus hijos. Sin embargo, la situación para la familia Oblea González se había complicado tiempo atrás de que no regresó a casa, la falta de un trabajo estable lo obligó a tomar algunos empleos eventuales para poder colaborar con los gastos que dos hijos y una casa generan a cualquier matrimonio.

SIN RASTRO DE SU PARADERO

La precariedad laboral actualmente es un tema que complica la búsqueda de Carlos, pues al no poseer un registro de nómina, o una oficina y horario fijos; es prácticamente imposible identificar en dónde o quiénes fueron las últimas personas en verlo. Aunado a ello, María tiene que atender a los hijos, salir a trabajar, buscar a su esposo y lidiar con los desgastantes procesos burocráticos.

—Estoy buscando a mi esposo, Juan Carlos Oblea González que lleva casi nueve meses desaparecido, desde el día 16 de julio del 2016, él salió a trabajar y después ya no regresó. Nunca faltó antes a casa, y yo estuve llamando ya en la madrugada porque no se me hizo normal que no llegara, y en Locatel, me dijeron que cada ciertas horas actualizan el sistema, hablé y hablé, y hablé. Ellos fueron los que me recomendaron ir a hacer la denuncia.

—Él es muy movido (Juan Carlos), pero no tenía un empleo fijo, es técnico en maquinas de bordar industriales (Y no porque sea mi esposo), es muy inteligente, muy hábil en su trabajo, tenía muchos conocidos y muchas amistades, “bueno”, era muy conocido en el ámbito de los bordados. Tenía su carácter, pero era muy bueno. Lo último de lo que hablamos fue de lo cotidiano, se despidió de mí, y no fue algo extraordinario.

OMISIÓN ANTE PROTOCOLOS DE BÚSQUEDA DE DESAPARECIDOS

La mala experiencia de las víctimas por desapariciones, no termina en el hecho. Las autoridades han generado un ambiente de confusión, que evita o repele los protocolos de búsqueda inmediata. Esa complicación también la vivió María, quien decepcionada por el poco apoyo que recibió por parte de las autoridades estatales, decidió unirse a una agrupación civil encargada de ayudar y acompañar a las familias que están pasando por esa situación.

—Te ponen muchas trabas, tú como afectado buscas la manera para agilizar el proceso, pero las autoridades se niegan por cosas como que el Sistema Penal no lo permite, y te quedas sin saber qué hacer. Yo todo el tiempo estoy pegada a Internet buscando a mi esposo, prácticamente todo el día lo busco.

—Me arrimé porque me mandaron con un oficio (a la Comisión Estatal de Derechos Humanos) para que me presentara, de aquí, me mandaron al área que está en La Calzada, pero en realidad no me sirvió de mucho, yo pensé que iba a haber más apoyo por parte de Derechos Humanos, asesoramiento, que me dieran algún tipo de procedimiento para que me encaminara en todo esto, pero no ocurrió. Me llamaron para que me pusiera en contacto con algún servicio de psicología y me dijeron que podían enfocarme a un DIF, pero con un costo adicional.

POR AMOR A ELLXS

Por amor a Ellxs, es una organización civil conformada por familiares de personas no localizadas o desaparecidas. Y Darwin Franco es un académico especialista en el tema que personalmente ha acompañado con asesorías a las familias de la asociación civil. Para Darwin, el Estado ha sido omiso con las necesidades de las familias, asegura que el tema se aborda desde el capital político y no desde la urgencia que se requiere.

Además, el experto denuncia que la anunciada Fiscalía Especializada en Desapariciones, carece de elementos capacitados y sensibilizados para tratar con el tema, pues hasta el momento, según sus propias investigaciones, las autoridades no han realizado un estudio a profundidad con los familiares de los desaparecidos de Jalisco.

—La Fiscalía Especializada es un derivado de la obligatoriedad que van a tener todos los Estados en el momento en el que terminen la Ley Federal de Víctimas, la Ley federal de Desapariciones Forzadas y la Ley de Desaparición a Particulares. La cual está por aprobarse en el Congreso de la Unión.

—Primero tendrían que tener gente capacitada en el tema, es decir, sensible y con iniciativa de trabajo. Esta fiscalía “nueva”, tendría que trabajar para todo el Estado pero muy puntual el algunos municipios, yo en lo particular pondría atención a localidades como Lagos de Moreno. Pensando en aquellos municipios fuera de la Zona Metropolitana de Guadalajara, San Miguel el Alto, La barca, Ocotlán, viendo también Mascota, Mazamitla, Tala, Ameca, El Grullo, Puerto Vallarta, sólo por mencionar algunos que presentan un número muy fuerte de personas desaparecidas.

TAMBIÉN CEPAD

De igual manera, el Centro de Justicia para la Paz (CEPAD) es autodenominado como un organismo de la sociedad civil que a través de un proceso de exigibilidad y justiciabilidad, apoya la defensa de casos de violaciones de los derechos humanos individuales y colectivos. Y durante su último informe presentado el 30 de marzo pasado, coincidieron con el especialista, la ONG y la esposa de Carlos. Los desaparecidos de Jalisco son minimizados por el Estado.

Según su informe, durante el último año de la gestión del Ombudsman de Jalisco, Felipe de Jesús Álvarez Cibrían, se optó por ocultar el tema en la esfera pública.

“Durante 2016, justo en el último año antes de que concluya su gestión, Álvarez Cibrián optó por mantenerse al margen de casos espinosos que implicaban violaciones de derechos humanos a la salud, a la libre manifestación y al libre tránsito, así como en temas de desaparecidos, feminicidios y hostigamiento a comunidades indígenas, entre otros (…) En ambos temas, organizaciones civiles como Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos (Fundej), Por Amor a Ellxs y el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem) han cuestionado la actuación de la CEDHJ, que se reduce al silencio e indiferencia durante la discusión de la activación de la AVM, y a un pronunciamiento en 2016 en torno a los desparecidos, que fue calificado como una simulación”, apuntó el informe.

DATO

“En la Zona Metropolitana de Guadalajara, entre 2014 y octubre de 2016 se presentaron dos mil 165 denuncias por desaparición de mujeres, 67 por ciento  de ellas correspondientes a menores de edad. Con todo, apenas el 8 de febrero de 2016 se activó el Protocolo Alba (un mecanismo de búsqueda inmediata para mujeres desaparecidas) y la Fiscalía General de Jalisco sigue minimizando el problema”, punta un informe presentado por la CEPAD.

Comments are closed.