No prevén desarme de municipios de la Ciénega de Jalisco

0

Almaguer aclara que los desarmes derivan de evaluaciones que hacen con base en las acciones, información y coordinación con policías municipales

Guadalajara, Jal. (El Informador).- Con independencia del desarme de la Policía Municipal de Ocotlán el pasado 14 de marzo, la Fiscalía General del Estado no proyecta actualmente el desarme de algún otro municipio de la región Ciénega. «No la tenemos, en este momento no tenemos un municipio visto para hacer esto salvo que sucediera alguna acción, algún acto de un riesgo que estarían corriendo los ciudadanos», expuso el titular de la dependencia, Eduardo Almaguer.

El cuestionamiento fue a propósito del arranque de operaciones del Escuadrón Anfibio en Chapala, que entre sus fines tiene aumentar la seguridad en el lago.

El fiscal justificó que los desarmes de las corporaciones municipales derivan de evaluaciones que las autoridades hacen con base en las acciones, información y coordinación con las policías municipales, además de datos obtenidos de las áreas de inteligencia y las denuncias de los ciudadanos.

«Decirlo con mucha claridad, cuando se interviene una policía municipal no hay un solo objetivo más que el de garantizar la seguridad de los ciudadanos y fortalecer a la autoridad municipal».

Durante este proceso la Fiscalía evalúa si sólo se requiere capacitar a los elementos o depurar a la corporación.

«Si para ello solamente hay que capacitarlos, pues procedemos a la capacitación; si para ello hay que hacer detenciones e investigaciones lo vamos a realizar, pero nunca es deseable la intervención de la Policía Estatal en un municipio, no lo es, es la consecuencia de un riesgo que estarían corriendo los ciudadanos».

Policías de Ocotlán siguen en capacitación

Ninguno de los elementos de la Policía de Ocotlán enviados a las instalaciones de la Academia el pasado 14 de marzo ha dejado de asistir a su capacitación, aclaró Almaguer. Esto puede ser señal de que los elementos sólo requieren mayor capacitación y no ser depurados, pues se han presentado desarmes en municipios donde varios de los elementos prefieren abandonar la capacitación y su trabajo.

«Estamos en ese proceso de evaluación, revisión e investigación. Está transcurriendo prácticamente una semana y este proceso lo podremos tener finiquitado aproximadamente en diez días más de la revisión integral que se hace a todos ellos».

El pasado 14 de marzo personal de Fuerza Única tomó las instalaciones de la Comisaría de Ocotlán y retuvo a los oficiales para desarmarlos y trasladarlos a capacitar a Guadalajara. Fueron 51 elementos los que en ese momento se abordaron. «Recordar que faltarían por incorporarse 30 policías municipales más que sería una segunda etapa».

Comments are closed.