A dos años del triunfo de Amlo, el gobierno de la 4T navega a la deriva

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Esta semana se cumplieron dos años del triunfo de Andrés Manuel López Obrador y su Movimiento de Regeneración Nacional, y un año y siete meses del gobierno de la 4T que navega en aguas turbulentas, con una crisis tras otra, la económica, de inseguridad, de salud, mismas que son su peor amenaza, más incluso que la oposición junta.

La fecha no pudo pasar desapercibida pues en estas mismas fechas ya tres meses del arranque del calendario electoral oficial, ha sido el presidente de la república el responsable de dar la voz de arranque de la competencia electoral. Cuando salió en su mañanera del martes 9 de junio a dar testimonio del nacimiento de la BOA, un supuesto bloque de todos sus opositores para echarlo del gobierno.

A partir de ahí, se armaron todos sus frentes partidistas, se definieron aspirantes a cargos distintos y arreció la guerra sucia en cada rincón del país. Puerto Vallarta acá no ha sido la excepción y los militantes y aspirantes de los principales partidos, el Movimiento Ciudadano y Morena, andan de la greña y se observa un intenso cruce de obuses. Aquí se libra una guerra fraternal morenos contra morenos, naranjas contra naranjas.

Primero, consideramos necesario precisar que para nada la fecha es digna de considerarse el día que el país vivió la democracia como lo ha referido López Obrador. No será fácil que los politólogos y los políticos, se pongan de acuerdo y coinciden ni con AMLO ni con otra fecha para institucionalizar el Día de la Democracia en México. Los panistas pondrían el día que Vicente Fox ganó la elección, o más atrás, aquel primer domingo de junio de 1988, cuando en Baja California ganó Rufo la gubernatura. Los cardenistas quizá estarían de acuerdo en esta fecha, pues fue cuando Manuel Bartlett Díaz tumbó el sistema de conteo de votos que corría a favor de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y Carlos Salinas iba atrás. Pero los morenos estarían en desacuerdo solo porque Bartlett es compañero de partido y aliado clave de AMLO.

No pretendemos incursionar en conteos de buenas ni de malas obras, de compromisos cumplidos o incumplidos. De eso se encargan chairos y contrachairos y los podemos ver todos los días en las redes sociales. Si podemos advertir que la pandemia pro el Covid-19, a dos años del triunfo de López Obrador y a los 19 meses de su mandato, marcará el resto de su sexenio. En el 2019, se asomó una tibia crisis económica e inclusive hubo decrecimiento. La cancelación del nuevo aeropuerto, la tozudez de sacar la nueva refinería, el Tren Maya y la necedad de meterle y meterle miles y miles de millones de pesos a Pemex descarriló las finanzas de la nación. Hubo cancelaciones de millonarios proyectos de inversión pública y la imagen del país se deterioró al grado de perder confianza y las calificaciones positivas se esfumaron. El capital ha perdido confianza en el país, disgustado por el repentino cambio de reglas.

Ya se registró la quiebra de un primer banco y se pronostica que otros dos tienen el mismo futuro. El interminable aislamiento como estrategia única para contener el virus chino ha sentenciado a miles, a cientos de miles, de pequeñas y medianas empresas a cerrar su quiebra.

La crisis económica pone en riesgo la estrategia de la obsequiosidad de AMLO con su base clientelar y su treta de crueldad contra sus adversarios, así sean estos políticos o empresarios. A sus seguidores, todo el presupuesto y para el resto desprecio y abandono.

El ambicioso plan de generosidad, sus programas sociales para ser más implícito, es lo destacable y lo que más presume en sus mini informes el presidente de la república pero el dinero se le agota. Ha debido deshonrar su palabra de no contraer deuda recurriendo a préstamos internacionales para no caer en incumplimiento con el pueblo bueno, el mismo pueblo que a él le ha fallado al desentenderse de sus riesgos de portarse bien y poner un alto a las matanzas.

Escuchamos que AMLO se queja con frecuencia de ser el presidente más cuestionado en un siglo. Le enojó de sobremanera el apodo de “chocoflán” a su menor vástago y casi pierde los estribos esta semana que arrecian las críticas a su esposa, a la que días antes en un avión fue increpada con dureza por otra pasajera. No estamos seguros si es el más criticado porque a su antecesor, vaya que si le llovió andanada tras andanada. Caray, pero si son críticas desde sus benditas redes. Aquí los apodos están al mil por uno y son los de su autoría los que más circulan en las redes sociales. “El borolas” por ejemplo, apodo obra del tabasqueño para Felipe Calderón quedó para la posteridad. Ahí sí que nos disculpe el ejecutivo federal pero no tiene calidad moral para quejarse porque a su chamaco infante le llamaron “chocoflán”. El que se lleva que se aguanta y que repare que esas son las redes.

No sabemos sin dos años después de haber ganado las elecciones presidenciables han mermado sus índices de popularidad. La impresión es que si ha ido a la baja su aceptación ciudadana y su calificación popular. Si hombres tan populares como Pedro Infante, nombres deportistas históricos como Casius Clay se pierden en la memoria, López Obrador parece saberlo y sabe que para ser un inmortal, como su ídolo Babe Ruth el de los Red Sox, debe legar a su pueblo bueno una o dos magnas obras. Con el Tren Maya y Dos Bocas asegura su inmortalidad en el sureste del país. Sabe que en el norte, el norte de los barbados y los empresarios machuchones, no hallará el nicho de los inmortales, y menos en el Salón Moctezuma de Monterrey, el de los Inmortales del Beisbol Mexicano, como soñó de chamaco.

Revolcadero

Por cierto, que el costo de la obra del Tren Maya ya aumentó en casi 17 mil millones de pesos. Eso es casi el equivalente a 1 mil millones de dólares. Que la presencia de cenotes y cavernas obligaron a modificar el trazo original de la ruta y se construirán poco más de 61 kilómetros de vías extras. Andrés Manuel López Obrador había dicho que no habría aumento del presupuesto destinado desde un principio para la obra pero por lo visto ni pío ha dicho con el aumento del costo. Un día de éstos y también le avisan que la obra no se concluirá en el tiempo ya establecido. Lo mismo ha dicho de la refinaría Tres Bocas en su natal Tabasco y se augura que no se concluirá para el 2021 ni tampoco se terminará al costo prometido. Y lo mismo pasará con el aeropuerto de Santa Lucía. La apuesta, doble contra sencillo, es que al final acabará por culpar a los conservadores, a la derecha, a los enemigos de la 4T, a los prianistas. Jamás aceptará que desde antes de iniciar sus grandes obras le advirtieron que las mismas no se concluirán en el tiempo impuesto por él.****** Por cierto, aquí en Puerto Vallarta están encendidas las alertas pues la capacidad de los hospitales poco a poco se satura de pacientes contagiados del Covid-19. Preocupó el reporte dado a conocer el jueves, que en las últimas 24 horas se sumaron 48 casos de vallartenses contagiados para alcanzar le gran total de 914. Son 63 los fallecidos. Somos el cuarto municipio con más casos, solo atrás de Guadalajara, Zapopan y Tlaquepaque. En la semana se publicó que el Hospital Regional ya no disponía de camas, pese a que desde hace tres semanas, se habilitó un puente aéreo para trasladar pacientes. La mayoría de los decesos responden a personas en edad adulta, pacientes vulnerables con padecimientos hipertensos, con diabetes y obesidad.***** Puerto Vallarta será sede del “Mayan Haze”, un evento que permitirá mostrar al mundo el talento cannábico mexicano y colocará a la ciudad como destino de innovación en el que se pueden abordar temas que resultan tabú en otras ciudades. El evento se celebrará del 30 de octubre al 2 de noviembre lo anunciaron los organizadores, Cristián Román, Enrique Ibarra y Alejandro Mojica, acompañados por Irma Salamanca y ejecutivos del hotel Fiesta Americana,  en una reunión con el alcalde Arturo Dávalos Peña. Es un evento singular, que en cuyas dos emisiones se concentrarán arriba de dos mil asistentes, razones para considerar se trate de un evento de mucho interés turístico y generosa derrama económica. Los organizadores dejaron claro que se trata de un evento enfocado a profesionales de la salud y el sector empresarial, “pues a partir del cáñamo de la planta se pueden obtener no solamente productos terapéuticos, sino también de tipo textil, plásticos y maderas, entre otros, para las diferentes industrias”.

Comments are closed.