Alfaro, los 650 mdp, sus aliados y la afrenta que no perdona a valllartenses

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Román Meyer Falcón.

En la segunda semana de marzo el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Sedatu, Román Meyer Falcón le llamó por teléfono a Arturo Dávalos Peña para notificarle que los 650 millones de pesos para colonias marginadas no llegarían este año y se reprogramarían para el 2020.

Enseguida, ocurrió una extraña coincidencia. En Guadalajara, la prensa informó que una misma cantidad a la del Programa de Mejoramiento Urbano que se le retirada a Puerto Vallarta se destinaría a la Línea III del Tren Ligero.

Semejantes coincidencias no podía tener una interpretación distinta a la de sostener que el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, en su búsqueda para hacerse de recursos extras para terminar su tren urbano, era el responsable de pillarle a los vallartenses los 650 millones de pesos considerados a las colonias marginadas y llevarlos a Guadalajara.

Enrique Alfaro y Andrés Manuel López Obrador.

Había sucedido otra coincidencia. Por las mismas fechas -en marzo- el gobernador Alfaro acudió a un encuentro con el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador y al salir presumió haber limado asperezas y diferencias con el ejecutivo federal. Anunció en esa ocasión el apoyo de López Obrador a la entidad.

Nada de lo anterior es inédito. Todo es público, declarado por el alcalde Dávalos Peña o por el gobernador Alfaro. Algunos detalles ya se expusieron en este espacio.

Recién había trascendido lo del manotazo de Alfaro a los millones prometidos para las colonias del cinturón de la miseria de Puerto Vallarta, Alfaro Ramírez agendó una visita a la costa. Sabía de la animadversión popular y del linchamiento mediático de que era objeto por eso de los 650 millones de pesos. A su estilo, habló con Dávalos para solicitarle decir que él -Alfaro- no había pedido al gobierno federal reprogramar ese dinero al Tren Ligero. De ello, también algunos detalles se relataron en este espacio.

Por extraño que resulte, también por extemporáneo, no deja de ser revelador al contenido del video que al mediodía del lunes se difundió desde la cuenta “Morena Vallarta” donde la diputada federal Lorena del Socorro Jiménez Andrade acusa al gobernador Enrique Alfaro de haber pedido al gobierno federal “cancelar” los 650 millones de pesos para las colonias marginadas de Puerto Vallarta.

Lorena Jiménez Andrade.

Ese mismo lunes se publicó aquí el contenido del video acusatorio de la legisladora federal oriunda de Mascota avecindada en Ixtapa. Por ser de interés general, retomamos las líneas centrales del mensaje titulado “un golpe a la sociedad vallartense”.

“La cancelación de los 650 millones de pesos para zonas marginadas de PV informo que el gobernador por a través del secretario del Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, Sergio Humberto Graf Montero solicitó al maestro Shanik Alarcón Esparza subdelegado de Sedatu y la cancelación de los proyectos inscritos en el Programa Territorial Operativo y Zonas Marginadas en el estado de Jalisco concretamente los proyectos en Puerto Vallarta, con esta medida pueden utilizar los recursos comprometidos por López Obrador para Puerto Vallarta para otras obras del particular interés de nuestro gobernador. Posteriormente el maestro Shanik solicitó a la maestra María Flores Franco titular de la Unidad de Programas de Apoyo a la Infraestructura y Servicios se retiraran esos recursos…”.

La diputada federal de Morena añade que a ella los datos y documentos le fueron proporcionados ese mismo día por personal de la Sedatu.

Agrega que el subdelegado en Jalisco de la Sedatu, Alarcón Esparza declaró el 24 de mayo, 12 días de ratificarse el presupuesto por el presidente y el titular de le Sedatu que de momento la ejecución de las obras, primero se puso en pausa y luego se eliminaron por la austeridad presupuestal.

“Hoy sabemos, lo podemos comprobar, que sí se dio el presupuesto y que su retiro no se debe a un recorte federal por austeridad sino a solicitud del gobierno estatal quien utilizó una argucia legal para afectar a la población de Puerto Vallarta en un acto discriminatorio y represivo por causas no expresadas. Es de asombrar la manera en que se juega con el compromiso y la buena fe de nuestro presidente y del titular de la Sedatu quienes el 12 de mayo de este año frente a la comunidad vallartense comprometieron estos recursos que ahora con la cancelación del programa al que fueron inscritos dejan fuera las obras para las que fueron indicadas y dan paso a intereses o compromisos del ejecutivo federal”, subrayó la diputada federal.

Se vale sostener que la diputada Lorena Jiménez nada nuevo dijo y solo viene a confirmar una información aceptada como cierta desde marzo pasado. Antes lo dijo la prensa, ahora que lo mismo lo subraya la maestra morena y eso ya debe calentarle al gober.

El sueño de Enrique Alfaro ha sido tomar el control absoluto de la ciudad a cuyos habitantes no le perdona la rechifla del domingo 12 de mayo, frente a López Obrador. Lo de menos es que dicho repudio lo auspició la nomenclatura que acompaña al presidente de la república y sucedió en circunstancias ajenas a los vallartenses y se circunscribió estrictamente a beneficiarios de programas sociales del gobierno federal.

Enrique Alfaro Ramírez.

A la ciudadanía del municipio, Alfaro trata de cobrarle aquella afrenta del primer domingo de julio del año pasado por su osadía de negarle el voto popular.

Cuidado con Alfaro. Es una bestia herida y quiere sangre de los vallartenses. Para ello tiene dos aliados claves y uno es el diputado local Luis Ernesto Munguía González. Ellos dos, consideran al alcalde Arturo Dávalos un enemigo común por oponerse a sus planes de hacerse del gobierno municipal. El otro aliado de Alfaro es el ex alcalde Ramón Guerrero Martínez.

Que Munguía sea el titerillo de Alfaro, y también de Ramón “el mochilas” Guerrero, está a la vista de todos.  Munguía pudo ser regidor gracias a “el mochilas” y éste mismo lo promovió luego a la diputación local y lo apadrinó también para ser diputado federal. Como el boxeador a su manager, Munguía le debe todo al “mochilas”.

En la elección pasada, los vallartenses en las elecciones le cobraron los múltiples atropellos y abusos cometidos en los dos años y medio que fue alcalde. Por decisión personal, dejando mentadas por desleales e infieles a los vallartenses, Ramón Guerrero se exilió. A Alfaro le dejó su herencia personal, adoptar el proyecto Munguía con la garantía de allanar camino para facilitar todo lo que ellos se propongan hacer en Puerto Vallarta.

No se necesita preguntar a Dávalos nada sobre el tema para ordenar una antología de los excesos, abusos y atropellos que Alfaro, “el mochilas” y Munguía han hecho contra la ciudad y sus habitantes. Por decisión de ellos, la ciudad perdió patrimonio, calles, parques y jardines, edificios diversos como el del Registro Civil, el rastro municipal. A Munguía se le adjudica la autoría de la venta de una calle en la zona turística del área de Playa de Los Muertos.

En la era de Dávalos, a Alfaro no se le ha permitido meter mano a la ciudad porque tener una carrera política sin sus favores. Munguía en cambio se ha posicionado gracias a Guerrero y a Alfaro. Sin ellos jamás sería lo que es.

En consecuencia, sin algo tenemos claro es que en el supuesto de ser Munguía presidente municipal, Alfaro tendrá las puertas abiertas para hacer lo que a sus intereses convenga. Traerá a sus empresas y ellos harán todos los negocios. Allá por el rumbo de Mismaloya ampliarán sus inversiones.

Se incluye el holding de medios de la comunicación, con La Covacha, Gabinete de Comunicación S.A, de C.V. a la cabeza, que ya cobró facturas cuando Ramón Guerrero fue alcalde, y Dávalos le corto “el agua”. Euzen Consultores S.C., e Indatcom S.A. de C.V. completan las empresas vinculadas a Alfaro. A través de ellas controlan el gasto en el Seapal.

¿O a poco creen, mis dos o tres lectores, que Munguía se opondrá a las intenciones de Alfaro?

Revolcadero

El gobernador Enrique Alfaro tiene tanto a obsesión por la costa de Jalisco que ya se hizo de los servicios de Prisciliano Ramírez Gordián, el alcalde de Cabo Corrientes. Al reelecto “Prisci” ya lo habían “renunciado” varias veces y regularmente se le colocaba en Morena. El equipo de Carlos Lomelí lo traía amarradito desde aquel último fin de semana del pasado marzo, cuando se celebró el Festival del Ostión de Tehuamixtle. Este viernes primero de noviembre, Alfaro presentó a varios alcaldes que se sumaron al “proyecto de la refundación de Jalisco”, destacando entre ellos Ramírez Gordián. Es decir, es ambiguo y no deja claro si esos ocho alcaldes se suman al Movimiento Ciudadano pero acá así se interpretó y se dio como un hecho. Lo cierto es que el “Prisci” ya ha dado muchos motivos con sus coqueteos políticos. También es cierto que Alfaro ha visto toda la costa de Jalisco con interés personal, tanto más que sus últimos antecesores, Emilio González Márquez y Aristóteles Sandoval, los impulsores del Nuevo Cancún, el exclusivo proyecto turístico de Chalacatepec. No es gratis que Alfaro empuje eso que llama “Macrolibramiento Sur Vallarta-Chalacatepec”.******* Por cierto, de la cuenta Morena Vallarta se puso en circulación en las redes sociales la invitación “a estar bien atentos a lo que dictamine nuestro órgano de conducción nacional”, porque este domingo próximo se reúne el Consejo Nacional de Morena. Y sí, la reunión será de vital importancia toda vez que la presidente de dicho Consejo es Bertha Elena Luján Uranga quien va con todo en contra de la decisión de cancelar el proceso de renovación de la dirigencia del partido, de dar marcha atrás a las asambleas distritales y designar al presidente del partido a través de la encuesta.******* Este domingo tres de noviembre se celebró en El Tuito, cabecera municipal de Cabo Corrientes la asamblea distrital constitutiva del llamado Frente por la Cuarta Transformación. Eligieron al ex rector del CUC, Javier Orozco como su coordinador en el 05 Distrito. Los reportes indican que rebasaron el medio millar de asistentes, 503 para ser precisos. La Coordinadora Estatal Noemí Lugo Guzmán gradeció a los asistentes el tiempo que se dieron para trasladarse de distintos lugares y la paciencia para lograr conformar el Frente. No podía faltar la presencia de José Martínez, aquel que presumía ser independiente y por esa vía fue candidato a alcalde pero apenas pudo obtener unos cientos de votos. Es el coordinador de dicho frente aquí en Puerto Vallarta. Después de la campaña anunció se iría a Morena. Y pues se le debe tachar de moreno porque este Frente es un movimiento satélite de morena, creado para apoyar a López Obrador.******* No podemos sustraernos de un tema nacional puesto en la agenda por el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador. Es grave, gravísimo que Amlo invoque a un golpe de estado, que él hable del tema y abre un debate de algo que no existe, que todos lo nieguen y hay unanimidad nacional en contra. En todo caso, lo que hay es una fuerte tendencia de los mexicanos en recurrir a las redes sociales. Curiosamente ese fenómeno lo despertó López Obrador con las oleadas a su favor en su campaña. Esas “granjas de bots” que le atribuyen al hijo de Calderón, a Aurelio Nuño y a quien sabe más, tienen sello lopezobradorista.

 

 

Comments are closed.