Alianza electoral de Morena y PRI en 32 municipios

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Ramiro Hernández García, PRI Jalisco.

A los morenos intransigentes y al fanático devoto de Andrés Manuel López Obrador le duele pero es cierto. Priistas y morenos entablaron contacto hace tres semanas y tienen un acuerdo: trabajar en construir una alianza parcial electoral en 32 municipios de Jalisco y entre ellos está Puerto Vallarta, cuyo abanderado lo propondrá Morena.

Sería pues una alianza local, no federal, en el 25% de los municipios. El Movimiento de Regeneración Nacional impulsa por aparte la coalición federal y tiene avances con sus aliados Partido del Trabajo y Verde Ecologista.

El dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional, Ramiro Hernández García vino éste último fin de semana y levantó ámpula al revelar que el PRI “no descarta” ir en alianza con Morena a las elecciones locales de julio del próximo año.

En la rueda de prensa, Ramiro Hernández dio un dato puntual: “(La alianza) tendrá que ser a partir del interés y la voluntad que los priistas manifiesten”. Citó también que recién platicó con su dirigente nacional, Alejandro Moreno y éste le marcó la línea a seguir: “Vamos hacer lo que la militancia determine”. En otras palabras, lo que el ex alcalde de Guadalajara quiso decir que se consultará a los priistas.

La confesión de Ramiro Hernández sonrojó a militantes y simpatizantes de Morena y también a quienes estrictamente se declaran seguidores de López Obrador. Desde la comodidad de las benditas redes no tienen objeción para expresar su desacuerdo a ir aliados para la justa electoral del 2021 con sus odiados y acérrimos rivales.

Tan es cierto que la intención de morenos y priistas va en serio y desde el primer encuentro han avanzado en algunos puntos y ya hasta propuesta de probables candidatos tienen en sus libretas de apuntes. Para cumplir con sus militantes ya se levantan consultas para pedirles una opinión respecto a la posibilidad de coaligarse y juntos enfrentar y vencer a la máquina naranja. El propósito es conocer el sentir de sus respectivas bases a más tardar en octubre, la fecha límite para registrar alianzas electorales para el proceso electoral en Jalisco. Consultar a las bases es un requisito autoimpuesto y una forma de cumplir los lineamentos dictados por el presidente nacional del CEN tricolor, Alejandro Moreno.

Nos han confirmado que las negociaciones se efectúan aquí en Jalisco pero no a espaldas de sus dirigentes nacionales. Figuras como el presidente estatal, Hugo Rodríguez Díaz y Yeidckol Polevsky, la dirigente de facto, están en el tema. El excandidato a gobernador y Carlos Lomelí Bolaños están de acuerdo. La opinión de éste es importante pues en Morena se le considera probable abanderado a la alcaldía de Guadalajara y así seguir la ruta de los últimos gobernadores. Enrique Alfaro, su antecesor el priista Aristóteles Sandoval y antes el panista, Emilio González Márquez, antes de ser gobernadores fueron alcaldes de la capital del estado y no son los únicos.

En Jalisco, exploran la posibilidad de la alianza pero no está decidido. Con la encuesta y las opiniones de la militancia, se tomará la decisión ahí por octubre. Lo que sí es un acuerdo es negociar una alianza parcial, la de menor cobertura de los tres tipos de alianza posibles permitidas por ley. Es decir, si se concreta, morenos y priistas irán juntos en 32 municipios, los que representan el 25% de las 125 municipales de la entidad. (Las alianzas posibles son, coaligarse en el 50%, y la tercera, alianza total en todos los municipios).

Nos dicen que los dos partidos ya tienen propuestas sobre cuales municipios incluirlos en la alianza. Puerto Vallarta tiene muchas posibilidades por una razón: el PRI prácticamente tiene cero posibilidades de competir hasta por una regiduría. Recordemos que en la elección del 2018 apenas pudo ganar una regiduría, la de Roberto González Gutiérrez, regiduría que luego “perdió en la mesa” al separarse el regidor del PRI y abrazar la causa morena. Para agravar la situación, su figura central y el más influyente, Rafael Yerena Zambrano tiene simpatías al proyecto del diputado local del MC, Luis Munguía.

Prácticamente todos los municipios de la zona metropolitana de Guadalajara estarían en el supuesto de materializar la alianza. En Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tlajomulco, el Movimiento Ciudadano borró a propios y extraños y después de Morena, ningún otro partido está en posición de competir con el MC. Las figuras de más brillo son los morenos en la misma proporción que se han desdibujado los antes poderosos priistas y panistas.

Quién sabe si ayuda o afecta el hecho que en Puerto Vallarta galopea una gruesa caballada con aspiraciones a abanderar a Morena. Quienes han tenido paciencia nos dicen que han contado hasta una veintena y más de “precandidatos”. Se apuntaron tantos que hasta parece intencional apuntarse y proclamarse “candidato”. Empero son pocos los que de esa jamaicada se salvan de no ser tomados de broma.

El veterano de mil batallas, Humberto Famanía se presenta como periodista, empresario y político y paga publicidad a Facebook para que lo conozcan las nuevas generaciones. Los morenos puros andan lampareados y no saben a quién apoyar, ente Bruno Blancas, la regidora Laurel Carrillo o la legisladora Federal, Lorena del Socorro Jiménez Andrade. A todos ellos se les ha adelantado el médico Francisco Sánchez Peña quien se crece a las intrigas y grillas y aprovecha el tiempo en fortalecer su proyecto con trabajo político social. Detrás de ellos, por lo menos otra docena de aspirantes intentan labrarse camino.

Revolcadero

Lo que nos asombra es tanto pataleo de los puros e inmaculados morenos vallartenses ante la sola posibilidad de ir aliados a priistas. Su inteligencia no les alcanza para entender que su mesías Andrés Manuel López Obrador solo pudo ganar la presidencia de la república cuando se alió con viejas figuras del priismo. Mas allá de si prospera o no las negociaciones con los priistas jaliscienses, justo ese es el propósito de procurar la alianza con el tricolor, derrocar a los naranjas del Movimiento Ciudadano y sacarlos de las principales alcaldías para en el 2024 ganarles la gubernatura. Parece ser que la vía para alcanzar la conquista solo es posible por la vía de la alianza y el PRI no les pone ningún pero. En ese estado de soberbia y arrogancia, presumen que solitos ganan. Pero caray, solo es cuestión de voltear al otro lado del río Ameca para constatar que allá Morena tiene presencia desde el momento que abrió sus puertas a los priistas. No lo creen porque no lo quieren ver. La victoria presidencial los tiene ciegos y creen que desde su casa y atrás de las teclas de un celular o una computadora ganarán una elección. No quieren salir a las calles. Ahí anda el ex diputado local por el PRI, Héctor Santana y ya se ha posicionado por encima de otras figuras de Morena. Acá en Puerto Vallarta, Paco Sánchez ya también les tomó la delantera. Que alguien les diga a los activistas morenos que a hurtadillas a nadie van a convencer, que las simpatías se ganan en la calle. ****** Alfonso Bernal Romero se dejó ver en Ixtapa como en labores de supervisión del edificio donde estará la sucursal de Carnes Selectas. Ya casi suman la media docena de carnicerías de esa firma. Que pura carne de vacuno que pastan en las fértiles tierras de los Altos de Jalisco. La sucursal Ixtapa se localizará en la Carretera 544, ahí a un lado del pequeño centro comercial La Vía, de los González Reséndiz. Por ahí se arrimó el jefe del Fideicomiso Puerto Vallarta, Gustavo Buenrostro para atender personalmente una queja por los ladrillos de una barda.****** Una semana después de ocurrir una balacera en el corazón del fraccionamiento Fluvial Vallarta, varios medios de comunicación de la capital del país llevaron a su portada la información de que en Puerto Vallarta levantaron, secuestraron y desaparecieron a un numeroso grupo jóvenes procedentes de la ciudad de León. Al fiscal Gerardo Octavio Solís Gómez le echaron a perder su fin de semana y el domingo debió apurarse a salir para confirmar lo que ya se sabía. Si acaso corrigió que no fueron 20, sino 14 o 13 los jóvenes turistas. Confirmó que el suceso ocurrió el sábado 18, que se levantaron las actas pero negó que hubiera denuncias por desaparición de personas. Asimismo, dijo haber consultado a las autoridades de Guanajuato y tampoco allá hay denuncias. Eso sí, dejó en claro que atrás del hecho cometido hay un grupo criminal peligroso. En eso nadie tiene dudas. No deja de ser curioso que el fiscal de Jalisco salió a dar información hasta cuando en la capital del país se hizo público el suceso.

Comments are closed.