AMLO, como en el beisbol: ni picha, ni cacha, ni deja batear… y aléguenle

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

El beisbolista Andrés Manuel López Obrador, como presidente de la república se conduce como el peor ampáyer, malo y perverso, pendenciero y abusivo.

Justo cuando avisa que se va de vacaciones sintonizamos unos minutos de su “mañanera” y sí, da nota en cada tema incómodo que le plantean.

El López Obrador de hoy, dignifica a la perfección la irónica frase del “gánale al ampáyer”. Le preguntaron sobre subsidios públicos a empresas sospechosas de ser propiedad de un capo mafioso y una y otra vez bateó el interrogatorio. Tocó el tema de los despidos injustificados en la agencia informativa del gobierno, Notimex, y no se le pudo ganar.

El presidente, juró que ya no hay ni frijol con gorgojo. Un reportero le recordó que sí, que se repartió en Guerrero frijol con gorgojo. “Habría que ver cuál fue la fuente”, se resistía el presidente. El reportero le dijo que los ejidatarios. “Sí, puede ser. Pero no es la regla, puede ser la excepción. Porque hay inercias. Estamos en periodo de transición, lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer”.

Sanjuana Martínez, directora de Notimex y Andrés Manuel López Obrador.

Ignoramos si todas las mañaneras de López Obrador son interesantes como la de su despido navideño y si cada mañana, el presidente se quita la cachucha de beisbolista, abandona el césped y se pone la gorra de umpire. Así, se asegura que no va a perder ni una jugada.

Abordó el conflicto laboral de la agencia informativa del estado Notimex. Ahí, se han denunciado abusos de todo tipo, incluyendo mal trato físico a una reportera embarazada y el despido de un reportero que recién se incorporada al trabajo recuperado de lesiones en un accidente carretero. La Secretaría del Trabajo aceptó haber 15 demandas en la Junta de Conciliación y Arbitraje y un reportero le precisó tener documentado 54 denuncias laborales y que todos los demandantes acusaron haber sido víctimas de hostigamiento y presiones para aceptar un nuevo sindicato promovido por la titular de Notimex, Sanjuana Martínez.

El discurso de las excusas como que se le agotó pues apenas murmuró: “La directora de Notimex es periodista de oficio, periodista comprometida con las causas sociales; se ha distinguido por eso durante mucho tiempo. Buena periodista”. Cerró con una recomendación a revisar las denuncias en Notimex.

Bien, el asunto de Notimex se escuchó en la mañanera cuando López Obrador decía uno de sus clásicos discursos, el de reconvenir a los patrones, a las empresas privadas o de gobierno darle buen trato a sus trabajadores y cumplirles sin regateos sus derechos y prestaciones. “No se puede celebrar la Navidad sin humanismo, sin ser solidarios”, dijo. Con el caso de Notimex se intentó recriminarle que él como ejecutivo federal no predicaba con el ejemplo y daba mal trato a los trabajadores.

López Obrador y Manuel Bartlett Díaz.

Ahora, ocurrió un resolutivo a la víspera del cierre de cortinas y el arranque del periodo vacacional. Es la absolución del director general de la CFE, Manuel Bartlett Díaz y naturalmente, López Obrador “el brabucón” no se pudo guardar el reto con la más directa de las indirectas a quienes ve como sus enemigos. “Pruébenlo… quiero que me tapen la boca”, clamó en tono alto.

En su posicionamiento de la mañanera, el presidente delineó la argumentación para exonerar y purificar a Bartlett. Dijo que no le hallaron tranzas en la CFE, que no hay contratos asignados bajo influencias como antes. “Lo que hizo antes, eso se juzga aparte y en este caso se resolvió su desempeño en esta administración.

Es correcto. Para López Obrador, si Bartlett cometió sus pecadillos, si se enriqueció en otros tiempos, a él no le importa. Le interesa que en su cargo de director de las CFE no es corrupto, que no le hallaron nada sucio.

A Amlo, poco le faltó para decir que si Bartlett en el 88 jaló la cuchilla y apagó la luz y es el responsable de cuando “se cayó el sistema”, a él no le importa. No quiere saber si el patrimonio acumulado y repartido entre la pareja y los hijos de Bartlett, los 25 inmuebles y las 12 empresas omitidas en su declaración patrimonial, es fruto de los ahorros de la familia y se adquirieron con dinero limpio.

El modo de conducirse y el discurso de Amlo solo nos dice que si como beisbolista bateaba un porcentaje sobre 300, muy probablemente fue un mal jugador, un beisbolista que no sabía perder. Quizá era el jugador que, si no aparecía en el lineup de su oncena y lo mandaban a la banca, pataleaba, gritaba al manager y hasta era capaz de causar una lesión a quien iba al campo en su posición.

Hasta ahora empezamos a entender aquella historia de que un día le pegó un pelotazo por la espalda a un jugador contrincante y lo dejó paralítico.

No, no hay forma de ganarle a López Obrador.  Con sus estrictas reglas, en el beisbol no hay jugador capaz de ganarle a al ampáyer. De ahí lo sabio de la frase “gánale al ampáyer”.

Años atrás circuló profusamente un escrito cuya autoría se atribuyó a un amigo de la infancia de López Obrador. Bastaron unos cuantos minutos ver “la manera” para traer a la mente las andanzas de Amlo relatadas por José Garrido Ruiz, como se identificada el autor de dicha carta.

“Lo recuerdo como dicen los jóvenes, gandalla. Abusaba de todo el que se dejaba. Hacía o mandaba a otros, a hacer desde maldades menores hasta daños graves. A sembradíos, tiendas, casas, personas etc. Era perverso, violento, pendenciero.

“Si en algo no ganaba, se desquitaba hasta a chingadazos. Quería que le dijéramos, “mi comandante”. En el pueblo no era bien aceptado por jóvenes y adultos por malvado y abusador. Entre ellos sus propios hermanos, ya que se decía que mató a uno de ellos. A ellos les exigía dinero y si no le daban los maldecía”.

Es en dicho escrito donde aparece el supuesto incidente ocurrido en Villa Tepatitlán, Macuspana. El equipo de José Ángel León derrotó al equipo de López Obrador, por enojo, le pegó el pelotazo en la espalda. “Huyó cobardemente” se cierra el párrafo.

Revolcadero

La distracción personal en quehaceres, lectores y amigos nos enviaron imágenes de lo que se supone es un escándalo cuya protagonista central es la titular en la Costa de la Secretaría de Turismo del Estado Susana Rodríguez Mejía. Todo empieza con un escrito de la funcionaria estatal: “Acá tenemos una colonia de estos!! Luis, Luis Ernesto Munguía, o no?”. Si tal frase la hilamos a la búsqueda de “El señor de los anillos” de quienes serían actores extras “gente fea para que sean orcos”, entonces poco a poco se entiende el exabrupto de Susana Rodríguez. La funcionaria estatal pareciera orientar a los buscadores del talento feo, ofreciendo el tips de que acá en Puerto Vallarta hay material para el relleno de la afamada. Nosotros no sabemos en donde se halla esa colonia de aspirantes actores feos y peludos, sin dientes, greñudos como se infiere del juego de “la güera”. Pero bueno, el caso es que ya agarraron de bajada a la amiga del “mochilas” y promotora de Luis Munguía.****** El jueves 19, casi al mismo tiempo que allá por La Cruz de Huanacaxtle los alcalde de Bahía de banderas y de Puerto Vallarta, jefes y comandantes de diversas corporaciones daban el arranque del operativo “Blanca Navidad 2019”, del lado norte del puente del Río Ameca se apostaron un grupo de maestros en señal de protesta y exigencia para que el gobierno del estado de Nayarit les pague salarios y aguinaldos. La circulación vial primero de norte a sur y luego en sentido contrario se frenó y a cuentagotas transitaron los vehículos. Se retiraron a eso de las dos de la tarde y amenazaron que de no recibir su pago, repetirían sus acciones este viernes. Tal parece que el gobernador Antonio Echevarría García dobló las manos porque ya no se supo de otro bloqueo de los maestros. ****** Por cierto, el presidente municipal de Puerto Vallarta, Arturo Dávalos Peña fue uno de los que quedaron atorados en medio del tráfico por el bloqueo en el puente del río Ameca. Algunos colaboradores del alcalde debieron desviarse por la carretera a San José del Valle y tomar El Paso del Guayabo para salir en Ixtapa. Justo en esta demarcación tenían en agenda un recorrido del titular de Desarrollo Social, Víctor Bernal Romero. Iban a supervisar los avances de obras en las calles de la colonia San Francisco. Por alguna razón, las calles de esta colonia atraen la inversión pública. ¿Acaso es mucha la gran influencia del amigo Chavarin?

 

Comments are closed.