Andrés González Palomera resucita con ‘Unidad Vallartense’

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Causa extrañeza atestiguar a últimas fechas el resurgimiento del Hola Vallarta, y/o Unidad Vallartense, por el encerrar un único significado: Resucita Andrés González Palomera.

Entre los amigos de Andrés, bastó solo ver las imágenes donde aparece indistintamente Andrés y si fiel escudero, Chabelo repartir paquetes de despensa para asumir que el amigo de Gustavo González Villaseñor renace otra vez.

Aquel “Hola Vallarta” mutó de membrete y la asociación civil se presenta ahora como “Unidad Vallartense”. Es decir, la submarca Andrés González Palomera es la misma y solo se renovó el membrete.

Andrés González Palomera.

Otra observación. Cuando en 2005 nació el “Hola Vallarta”, los seguidores de Andrés se contaban por miles. Pero no le fueron suficientes para ganar un proceso interno de su partido el Revolucionario Institucional. El ahora subdelegado administrativo del IMSS, Francisco Javier Bravo Carbajal derrotó a todo el grupo en la última elección interna del tricolor.

Tres lustros después, González Palomera carece de grupo. El grupo que lo arropó ya no existe. Algunos se quedaron en el PRI y tal vez son los menos. De sus amigos, los que viven y se dedican a la política, que son los más, se diseminaron en el Movimiento Ciudadano, en donde se han apoderado del proyecto de Luis Munguía.

El comportamiento de Andrés lo llevó a alejarse del PRI y abiertamente le ha sido desleal al abrazar la causa naranja. Dista mucho de ser un militante convencido. No. Diríamos que se le defina como un simpatizante de un proyecto que a él lo convenció cuando le cumplieron a cabalidad ofrecimientos. El ex candidato del PRI a la alcaldía en 2015 ni siquiera adquiere estatus de simpatizante por no compartir, ideales del MC, si es que los tiene, y también está lejos de hacer suyos principios ni doctrinas, los postulados naranjas.

Entre los amigos de Andrés hay muchos nostálgicos y tratan de persuadirnos del resurgimiento de un revitalizado Andrés, con más punch, con mayor fuerza y seguidores por montones, capaz ahora sí de ganar la justa electoral del 2021 y cumplir el mayor de sus sueños: ser presidente municipal de su pueblo.

Hay demasiadas dudas en el entorno que envuelve a González Palomera. Hasta en duda está si realmente se mueve con independencia y autonomía. Los hilos de sus acciones llevan hasta Casa Jalisco. En el pasado reciente construyó determinados acuerdos políticos con el gobernador Enrique Alfaro que lo atan a responderle con decencia política. Él y sus amigos trabajan activamente en el proyecto. 

Ignoramos a ciencia cierta el tamaño del capital político del amigo Andrés. Sin embargo, en el pasado inmediato fue de mayor peso, más influencia, grande en seguidores. Se redujo al dispersarse. Alguna vez el propio Andrés Manuel López Obrador le lanzó el anzuelo. Intentó reclutarlo. Como ofrecimiento le daban la candidatura a la alcaldía. Todo lo rechazó y algún amigo suyo nos dijo que por varios años se ha lamentado.

Verlo reaparecer, y repartiendo despensas, naturalmente que provoca suspicacias. Pudo repartir los cartones de despensas desde finales de marzo, o principios de abril, con el inicio de la pandemia. Llama la atención, por ser él, un desvivido político, pero más por coincidir con la voz de “arranque” de las hostilidades electorales.

Debidamente asesorado, con tretas y estrategias corregidas y afinadas, el diputado local, Luis Ernesto Munguía González ha dado luz verde a su equipo para lograr ahora sí descarrilar la maquinaria de sus adversarios, el grupo del alcalde Arturo Dávalos Peña.

Parte de la logística electoral de Munguía es cooptar todos los espacios y acorralar a los demás. Los medios de comunicación, las redes sociales, son parte de ello y si es necesario, fundará un portal, una página digital, cada día. También lo es construir células de apoyo y ahí el “Hola Vallarta” o el “Unidad Vallartense”, encaja perfectamente.

Los mejores tiempos de Andrés quedaron en el pasado. Pero el gusanillo político que encarna no muere sin duda algo tiene por aportar y si no es proyecto propio, será parte del equipo de Munguía.

A sus amigos, Andrés los ha impresionado por primera vez. Halló acomodo en un equipo político, el creado por Ramón Guerrero Martínez con el que alguna vez estuvo a un tris de liarse a golpes. Como alcalde “el mochilas”, le reclamó al “representante del gobernador”, el cargo de Andrés por hacer suyas obras ejecutadas con recursos del estado. En ese recorrido por la avenida a Rancho El Pirulí, el político de Ayutla por poco logra sacarlo de control y protagonizar un escándalo.

Con el PRI en el piso y sin prontos signos de recuperación, muchos priistas como Andrés migraron al MC, partido dividido en dos grandes facciones, la del grupo del alcalde Arturo Dávalos y la de Ramón Guerrero, representado este por Luis Munguía. Bien cotizado, pidió espacios para su grupo en la administración municipal y eso retardó el cierre del preacuerdo.

Luego apareció él gobernador Alfaro, lanzó su ofrecimiento y aceptó abrazar la causa de Munguía. Debió pensar, “total, al fin y al cabo ya me enfrenté a Dávalos en una elección”. El reparto de las 120 despensas es apenas un entrenamiento para lo que viene, un cansado maratón de seis meses, porque será hasta diciembre cuando el MC defina la candidatura y ésta será para Arturo Dávalos y su grupo, o en su defecto, para Ramón “el mochilas” Guerrero y su parigual Luis Munguía. Con estos irá alineado Andrés.

Revolcadero

Por cierto, así como surgen y desaparecen páginas digitales, también brotan encuestas de dudosa autoría y fantasmal orígenes. Bueno, hay encuestas que hasta se le atribuye al INE meter mano, una argumentación que desacredita la versión por automático. El Instituto Nacional Electoral es una autoridad seria y por nada del mundo pondrá en riesgo su imagen por un sondeo como el de medir índices de popularidad de aspirantes. Es de lo más fácil advertir la presencia de información falsa, que por cierto abunda en las redes sociales, y entretenerse en ello es perder tiempo. Sin embargo, y esto debemos reconocerlo, no faltará quien o quienes intenten sorprender a usuarios del feis, impactarlos y persuadirlos para tal o cuales fines. Eso hay, existe, y quienes dispongan de tiempo podrán hasta participar y unirse al juego del entretenimiento.****** Por cierto, en donde las cosas se ponen color de hormiga es entre los morenos. Los del ala dura, los morenos ultraconservadores, empiezan a reaccionar al darse cuenta que otros avanzan y ganan terreno. Ya amenazan con denuncias y quejas para detener a quienes salieron a las calles y ganan simpatías. Estos alucinados parecieran perder privilegios cuando en realidad nada tienen. Pero bueno, es prometedor que reaccionen los adormilados y son un preámbulo que avisa el interés ya despertado.*******La madrugada de este miércoles primero de julio falleció doña Balbina Peña López, madre de nuestro amigo Andrés Ponce Peña. Se le sometió a una cirugía para padecimientos en las vías respiratorias y hubo algunas complicaciones que parecieron corregirse cuando hace dos semanas repitieron la operación para drenar. Sin embargo, a los 79 años, doña Balbina no pudo resistir y a eso de las tres de la mañana, personalmente Andrés hizo público el deceso de su madre. Porque la conocimos y la tratamos, podemos decir que fue una extraordinaria persona, que como nadie abría las puertas de su casa y ofrecía todo lo suyo. Nos unimos a las expresiones de tristeza y pesar por tan dolorosa pérdida de toda la familia y amigos de Tebelchía.

Comments are closed.