Bruno Blancas, el villano de la película en las tribus morenistas

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Este fin de semana se reanudó la celebración de las asambleas distritales de Morena en varios estados del país, y como en la jornada del sábado 12 en Jalisco, el resultado ha sido violento y catastrófico. Las hordas morenas reventaron el proceso y obligaron la cancelación en varias entidades.

Bien, aquel sábado 12 de este mes de octubre, cuatro sujetos irrumpieron el interior del Club de Leones en la céntrica colonia Emiliano Zapata para exigir la entrega de urnas y equipo de cómputo. Algunos testimonios juraron que iban armados aunque a diferencia de otros distritos, aquí no exhibieron sus fierros. Sin embargo, la asamblea distrital se canceló y ese pareció ser el objetivo.

La violencia en la que está atrapado el Movimiento de Regeneración Nacional en su proceso interno se ha suscitado casi en todos los distritos donde ha llevado a cabo sus asambleas. Al no ser hechos aislados, parece responder a una estrategia de dimensiones como para influir en los 300 distritos electorales del país. Si ese es el caso, como es la sospecha y hay indicios, no hay duda: Morena muestra signos de contraer la enfermedad el virus que en su momento atacó al PRD y sus tribus.

Armando Zazueta Hernández.

A la víspera de las asambleas en los 20 distritos de Jalisco, operadores del senador de la república, Alejandro Peña Villa recibieron en Guadalajara a los “funcionarios” comisionados para encabezar la organización de cada una de las asambleas. El “superdelegado” del gobierno federal, Armando Zazueta Hernández, fue parte de la recepción de los enviados, los que por cierto, casi todos eran provenientes del estado de Michoacán. En Michoacán, y no es casualidad, Gabriel García fue Enlace de Morena.

Dos días después de la elección nos ofrecieron un dato. Por instrucciones del senador Peña Villa y coordinado con el cuestionado Zazueta Hernández, el diputado local Bruno Blancas Mercado encabezó un reducido equipo que dieron la bienvenida a Puerto Vallarta a Marco Antonio Moreno Carmona y su equipo, el responsable de la organización en el distrito 05.

Bruno Blancas y grupo de incondicionales tomaron el control de la organización porque el enviado del partido se lo permitió. Les negaron el uso de computadoras con internet y para enlazarse al sistema de la red o plataforma de Morena impidiendo verificar quiénes tenían derecho a participar. En cambio, les entregaron máquinas sin respaldo para leer los códigos “QR” de la militancia, los aprobados para la elección distrital. Es decir, Bruno Blancas se las ingenió para dejar “incomunicados” a los enviados del partido y acabaron por aceptar las máquinas ofrecidas por el diputado local y utilizar un padrón no oficial.

En las transmisiones en vivo que enfocaron la cámara húngara que se armó en la puerta de acceso al Club de Leones destaca la presencia de Bruno Blancas. En algún momento se trepó a un mueble y lanzó sus arengas. Diseñó su treta de tal forma que la puerta de acceso no escapó de su control y personalmente se encargó de supervisar el trabajo de sus incondicionales.

Hugo Rodríguez Díaz.

En el acceso se colocó personal de perfil agresivo con la consigna de impedir entrada a militantes acreditados, particularmente identificados al dirigente estatal, Hugo Rodríguez Díaz, morenos alineados a Mónico Cervantes Ruiz. Asimismo, bloquearon el acceso a militantes de la asociación civil Creando Lazos de Bienestar a quienes consideraron parte del grupo “los Pacos”. También hicieron lo imposible por cerrar el paso a morenos asociados a la regidora Laurel Carrillo Ventura.

En los momentos que tomaba forma la rebelión de los morenos ya la presión rebasaba el cerco de “los brunos” arribaron los pistoleros. Nos dicen que el propio Bruno se acercó a la camioneta y les abrió la puerta trasera. Grabó escenas de ese momento. Intimidaron a los porteros y en uno o dos minutos regresaron y a toda prisa abandonaron el sitio. “Vamos a volver” dijo al subir a la camioneta.

Todos los indicios apuntan al diputado Blancas como el responsable de las acciones facciosas y criminales para reventar la asamblea distrital de su partido. El diputado es el instrumento del senador Alejandro Peña, asociado éste al superdelegado, Armando Zazueta Hernández.

Bruno Blancas Mercado.

Bruno Blancas, Peña Villa y Zazueta Hernández son los tres puntales del equipo político que intenta apoderarse del partido. Zazueta ocupó el lugar de Carlos Lomelí, y lo nombró Gabriel García Hernández, quien desde la coordinación de delegados federales en los estados trabaja para hacer ganar a Bertha Elena Luján Uranga y destronar a Yeidckol Polevnsky.

La elección en Puerto Vallarta de diez consejeros para ir a votar en la gran elección nacional convocada para el 20 de noviembre pareciera no ser de importancia. Son diez consejeros-votos, 3 mil con la suma de los 300 distritos.

Bertha Luján es pieza clave del engranaje de Andrés Manuel López Obrador, de quien fue su contralora en el gobierno del Distrito Federal del 2000 al 2006. Fue secretaría general del partido y a últimas fechas preside su Consejo Nacional y su atención hoy está en ganar el proceso interno y desplazar a Yeidckol Polevsnky, quien busca la reelección. Desde esos cargos controló el padrón de militantes e inclusive lo ocultó a sus adversarios. Por lo menos de eso se queja Polevsnky y el senador Mario Delgado, otro aspirante a la dirigencia nacional. A ello claman por anular el proceso y renovar la dirigencia a través de encuestas.

Alejandro Peña es senador por obra y gracia de su jefe Gabriel García. Éste prefirió pedir licencia al Senado y le dejó el espacio a su suplente Peña Villa. El senador con licencia se desempeñó como director de Adquisiciones de la Oficialía Mayor del DF con López Obrador y en 2005 se separó para dedicarse de tiempo completo a la AC Honestidad Valiente en calidad de Apoderado Legal. Iba de avanzada a la primera de tres candidaturas presidenciales de AMLO.

Gabriel García fue quien mandó a Jalisco en calidad de Enlace del CEN de Morena previo al proceso electoral de 2015. Desde el partido, Peña Villa recurrió a maniobras facciosas y criminales y aplicó sus métodos cuando Salvador Cosío Gaona, entre 2016 y 2017, incursionó en Morena. Cosío trabajó en los distritos pero fue parado en seco por Peña y entre quienes cerraron filas hasta echar a Cosío de Morena fue Bruno Blancas. Cosío pretendía la dirigencia del partido y representaba una amenaza para Peña y Blancas, el “Enlace” en el distrito 05.

Peña y Blancas, los dos piezas de Gabriel García, la base fuerte de Bertha Luján, son apenas dos alfiles de una red nacional que tienen a Morena, a Yeidkcol y Mario Delgado, en jaque.

No es ocurrencia, tampoco una argucia ni treta que la Polevnsky diga que el padrón del partido que dirige es un cochinero e implore cancelar el proceso nacional. Gabriel García es el único que conoce y tiene bajo candado el padrón nacional de militantes. El control lo tiene desde que fue Secretario General de Organización y luego secretario técnico del Consejo Nacional. También fue Enlace de Morena en Michoacán, de cuya entidad vinieron de los responsables de la elección en los 20 distritos de Jalisco.

“El padrón sirena”, como se le conoce entre los morenos, es la pesadilla de los morenos, por lo menos, la razón y motivación que los enfrenta.

Revolcadero

Hace dos semanas tomamos algunos datos de la información titulada: “Crea superdelegación una red de nepotismo” publicada por la revista Proceso. Son los enredos y las marañas que echan raíz desde la llegada del delegado de Programas Sociales del gobierno federal, Armando Zazueta Hernández apenas relevó a Carlos Lomelí Bolaños el 15 de agosto. En el cuerpo de la nota se consigna que el nuevo superdelegado incrustó en la nómina a su pareja Ivón Guadalupe Mercado Baena. Servidores de la Nación son operadores de programas en campo voluntarios para reforzar la imagen del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador. En menos de dos meses, Zazueta pasó a controlar la estructura Servidores de la Nación incorporando a los promotores a la nómina y empezó por su pareja, quien cobra en la subdelegación de Tonalá. Ahí, también metió a la nómina a María Baena Torres, madre de Ivón, como dicen en el rancho, “suegra” del superdelegado. El “primo” político, Carlos Alberto Baena Muñoz también cobra un salario neto de 8 mil 173 pesos. En Tonalá, trabajan las hermanas Antonia y Angélica Araujo Jasso, las dos Servidoras de la Nación. María Elizabeth Flores Vázquez es la encargada en Tonalá y es la cónyuge de Marco Tulio Rosas Romero quien tiene el mismo cargo pero en Autlán. Marco Tulio tiene entre sus subordinadas a las hermanas de su pareja, Elucinda y María Isabel Flores González. Pero no es todo pues también cobran sus primas de sangre, María del Rosario Ríos Rosas y Silvia Karina Romero Torres, todas “Servidores de la Nación”. Total, por sus hechos, los morenos no son diferentes a los de antes, a los priistas ni panistas, mucho menos a los perredistas.****** Pues que las aguas de la depresión tropical, primero y después tormenta y huracán, puso en predicamento a decenas de comunidades desde Colima hasta Nayarit. Otra vez el temporal nos sorprendió en tierra cora y en fin de semana. El agua se desbordó en casi todos los poblados del corredor urbano que va de San Juan de bajo hasta Mezcales. Más al norte, hubo problemas de deslaves y derrumbes en la carretera 200. La carretera “costera” de Las Varas a San Blas se inundó en un tramo poca antes de llegar a Zacualpan. Con rumbo a Cabo Corrientes, gigantescas piedras cayeron del cerro y bloquearon la carretera por ahí antes de llegar a Mismaloya. Lodos y piedras tapizaron la vía. El arroyo del Nogalito y Palo María también causaron imprevistos. Debe preocupar tanta avalancha de piedras que caen de los cerros a la carretera. También la frecuencia con la que ríos y arroyuelos se desborden de su cauce natural. Es visible que la mancha urbana taponea las salidas naturales del agua. También es previsible suponer que los ataques a la montaña, la desmedida tala de árboles, cobra su precio. Al caer la tarde, el gobierno estatal decidió suspender clases en un los municipios costeros y la sierra colindante. Luego lo secundó el gobierno de Nayarit en Bahía de Banderas, Compostela, San Blas y Xalisco.******* No recordamos qué día pero ya pasaron varias semanas, casi tres meses, que nos confiaron de ciertas pláticas que el presidente municipal de Bahía de Banderas, Jaime Cuevas Tello sostuvo con personajes de primer nivel de Morena. Ni la haremos larga ahorita pero prometemos construir su historia. La invitación ya la tiene. Sospechamos que el químico José Aguirre Aguirre también tiene información. La invitación al médico Cuevas es tentadora. Morena lo está considerando para la grande, para candidato a gobernador de Nayarit y en una y de esas, se lo piratea al PAN. Y si, nos habían aclarado lo que este lunes dijo Corina Naranjo: Jaime Cuevas es del PT.

 

Comments are closed.