CONTEXTOS… Andrés Ponce, el de Tebelchía, se “calienta” por la dirigencia del PAN Vallarta

0

Por Gerardo Sandoval Ortiz.- El sábado pasado, Andrés Ponce Peña ofreció un comelitón a supuestos líderes del Partido Acción Nacional. Como en los meses anteriores vio el rechazo y desdén de los panistas a su persona, ahora anda en campaña de refrendo. Bajo la sombra de un frondoso árbol ordenó comprar varios kilos de carne para el asado y ahí le dio gusto a los Ricky Ponce, a Miguel González Guerra, a Nazario Arias, Goyo Robles, Cristina Uribe, el profe Luis Michel, José Pablo Ruiz. Idalia González de León, y otros que a la vista del autor no pudieron ser reconocidos.

A juicio de Andrés Ponce esos personajes representan los liderazgos del PAN y agasajando a ellos se revindica con el panismo por el supuesto romance del que lo acusó González Guerra de haber tenido con el Movimiento Ciudadano.

Al asado del sábado, Andrés ni invitó a sus amigos pero antes los había invitado asistir a La Paseada del 26 de julio, diciendo que ese día mataría una vaca para dar carne a todos sus invitados. Esta sería su fiesta popular porque la del sábado fue de carácter elitista.

Entonces, decíamos que Andrés está en abierta campaña para refrendar su convicción partidista. Pero nada es casual. Cuando al interior del PAN se dejó correr la versión de que el oriundo de Tebelchía sostenía ya un romance con los naranjas le lanzaron un anzuelo con un bocado irresistible: Andrés, mejor busca la presidencia del PAN. Y Andrés se comió el anzuelo con semejante bocadón. El mismo anzuelo incluyó un aderezo, la afirmación de que ya Fernando González Corona había aceptado ser candidato a la presidencia municipal en 2018.

Líder indiscutible de la zona rural por el PAN, en cuyas secciones o casillas, el MC les ha repartido al PRI y al PAN sonoras palizas en las últimas elecciones, Andrés es de los últimos pilares que mantiene vivo al PAN. Literalmente se les había ido pero le han ofrecido ser el próximo presidente del Comité Directivo Municipal y ya lo traen bien encuerdado.

Desde la pasada elección, Andrés Ponce se decía decepcionado del PAN. Dijo a sus amigos que Juan José Cuevas García, le ofreció ir otra vez en la planilla pero prefirió no aceptar. Tres años antes, en 2012, Andrés fue parte del paquete de negociaciones entre “El Peri” y Humberto Muñoz Vargas para que éste último compitiera contra Ramón Guerrero Martínez en la elección interna. Fue cuando la ruptura del PAN. La misma planilla compitió ya en las elecciones constitucionales y fueron barridos por “El Mochilas” y el MC.

No es la primera vez que consignamos un dato al que nadie le ha dado importancia. En esa campaña de 2012. Juan José Cuevas sugirió al menos a dos candidatos a regidor del PAN, a no renunciar a sus trabajos y no gastar en la campaña del Beto Muñoz. Naturalmente, el aliado mayor de Muñoz Vargas fue Juan José Cuevas, candidato a diputado local y aunque perdedor, fue legislador gracias a la figura del diputado de repechaje. La decepción que “El Peri” causó en su amigo Andrés fue total  cuando en junio del año pasado perdió la elección por la alcaldía. El orgullo de Tebelchía es de los que coincidían en que Cuevas había caído en un profundo shock con la derrota electoral.  Fue Andrés quien había dado el primer paso, de saltar del PAN al MC, pero cuando “El Peri” se le adelantó, Andrés prefirió dar su reculada. Por lo demás, fue irresistible el ofrecimiento de ser el nuevo “Cande” del PAN. Eso sí, cuando Andrés confió a sus amigos los ofrecimientos para quedarse en el partido, advirtió, “ya les dije, soy presidente del PAN pero quiero ser regidor (en el 2018) y si no, me voy del partido”.

Nuestro amigo Andrés también arrastra un eterno romance. Panistas como Miguel González Guerra lo conocen y saben sus debilidades. Le han jurado que el abanderado del PAN será Fernando González Corona. Ahora que “El Peri” ha declarado que a él le dijo Santiago Creel Mirando haber recibido de González Corona su negativa a ser candidato. En su ciega fe por uno o por otro, Andrés no sabía para donde arrancar, si por el mismo camino que “El Peri”, para el MC, o mantenerse en el PAN. Todo parece indicar que medio acabó por aceptar el dicho de tratarse de una estrategia de Juan José Cuevas decir que el dueño de Tribuna ya dijo no tener interés en volver a ser candidato.

El PAN es un partido que verdaderamente está en reconstrucción. Intentan renovarse pero se cierran a la posibilidad de abrirse a la sociedad y sus círculos se cierran a los nuevos rostros. Por lo demás, abundan en su interior  cuadros que ni siquiera responden a los dictados e ideologías del PAN. En otras palabras, intentamos reafirmar que la mitad de la militancia panista ya tiene tatuada la camiseta color naranja. No es uno ni dos. Sabemos de panistas que tienen pactos en lo oscurito con operadores emecistas. Y conste, no es referencia a los panistas enmochilados tradicionales, los que desde hace cuatro o seis años, operan y votan por el MC y no por el PAN al que siguen afiliados.

La reconstrucción del PAN debería empezar por una auténtica limpieza. Pero si no se animan, primero a pedir, y luego a expulsar, a esos panistas enmochilados, no será posible limpiar al partido de malos elementos. Tal parece que el PAN intenta espantar con el petate del muerto, impactar e impresionar a la ciudadanía presumiendo tener casi mil militantes. Pero, se nos antoja pensar que hasta Luis Munguía tiene más seguidores en su comité de bases en Las Juntas que auténticos militantes en el PAN.

Revolcadero

Los que sí nos invitaron, pero ya para el domingo, fueron nuestros amigos de Las Palmas. Se celebró la que suelen llamar PrePaseada, la exclusiva para las familias y amigos de Las Palmas, cuyo anfitrión fue el cura de la iglesia de San isidro Labrador, José Segura. La celebración popular, de gran arraigo católico crece y ya ni al cura le es de mucho agrado pero se fue a celebrar la misa y a convivir con los lugareños y sus familias. Nos reportaron que  hubo mucha gente, más de lo esperado y lamentaron no haber apoyo de ningún operativo policial ni vial, de Cruz Roja, Protección civil, ambulancias para primeros auxilios, nada. Y para el coraje del cura, hubo exceso de consumo de bebidas embriagantes. Amigos que asistieron nos dijeron que pudo haber ocurrido algún accidente, riña de personas ebrias, caídas de caballos, picadura por algún insecto y había muchos niños. Pero por suerte ninguna desgracia se registró. Lo más accidentado fueron esas carreras de voluntarios adultos mayores que organizó el profe Alberto Espinosa y tanto difundió en videos amateurs.****** A principios de la semana pasada comentamos aquí el veto del director del Conalep, Eliseo Aréchiga a la iniciativa de un grupo de graduados de invitar a César Abarca como padrino de generación. El mencionado director buscó y halló salomónica solución, invitó al jerarca de las CTM Rafael Yerena y ofreció a sus egresados de la carrera técnica de informática a Abarca Gutiérrez y conservó la invitación al cheff ejecutivo del hotel Haytt Intercontinental ser padrino de la generación de egresados de Alimentos  Bebidas. Que nomás se le quedaba viendo a César Abarca repartir tarjetas de presentación a estudiantes y padres de familia y eso no fue nada de su agrado. Desde hace algunos meses, de alguna forma se le informó al director del Seapal de la negativa del Cheo Aréchiga a estudiantes que le propusieron a César Abarca ser padrino de generación.******César Abarca es tal vez el político más solicitado para eso de ser padrino de generación. Nuestro amigo Andrés Ponce le hace competencia al ser requerido por los chamacos del kinder de Tebelchía. Pero también nos llama la atención el director del Instituto Tecnológico de Puerto Vallarta, Roberto González Gutiérrez por su dedicación a las clausuras de cursos en todas las escuelas de bachillerato. Los planteles medio superior, surten de alumnos a las universidades locales y el Tec de PV es de los más preferidos.

 

Comments are closed.