CONTEXTOS: César Abarca y la “conspiración priista” en su contra

0

Por Gerardo Sandoval Ortiz

A finales del año pasado escuchamos la versión por primera vez. Ya en el estreno de año, nos confirmaron la historia en dos ocasiones: Al interior del Partido Revolucionario Institucional, algunas de sus figuras “conspiran” en contra de César Abarca Gutiérrez e intentan por todos lados torpedearlo para impedirle sea candidato a la alcaldía en el 2018.

Cuando la referencia es a “figuras” del PRI es obligado a pensar en nombres de sus notables, de influyentes y de la elite local. Si uno de nuestros tres lectores piensan en los hermanos González Reséndiz, Rafita y Chavita, o en el jerarca de la CTM, Rafael Yerena Zambrano, está en el camino correcto. Diversas fuentes nos han dado esos nombres de priistas que en lo oscurito juegan en contra del director del Seapal. A ellos se les puede agregar otros nombres, como por ejemplo, el de Andrés González Palomera.

A esa elite local priista pertenecen los ex alcaldes, Gustavo González Villaseñor y Francisco Javier Bravo Carbajal. El nombre del primero, ha sido parte de las menciones y en esos momentos, nuestra iniciativa ha sido pedir todo tipo de argumentaciones. Gustavo ha sido una especie de mentor político de César Abarca en la última fase. Lo impulsó para hacerlo regidor en la administración 2003-2005. Lo acompañó a recorrer los caminos políticos más allá de Puerto Vallarta y de alguna forma le ayudó a relacionarse con el gobernador Aristóteles Sandoval y el grupo del gobernador. Pero hay versiones que suponen un distanciamiento, o más bien, el enfriamiento de las relaciones de ambos.

Si bien, Javier Bravo “adoptó” a César Abarca cuando éste hacía sus pininos en la grilla preparatoriana, ya en este milenio, han corrido por carriles distintos y no pocas veces, enfrentados. De época fue aquella campaña interna de 2005, cuando Bravo enfrentó y derrotó a Andrés González Palomera y a todo el grupo de González Villaseñor. Al lado de los últimos, estaba César Abarca. Sin embargo, Javier Braco ha hecho suyo y se ha tomado en serio el compromiso y obligación estatutaria de su hermano Iván “El Tigre” Bravo Carbajal de, como presidente del CDM, velar por un proceso interno imparcial y equitativo. En otras palabras, Javier Bravo nos ha repetido que él es de los que piensan que el partido, con su hermano al frente, debe sujetarse a las obligaciones de construir condiciones que garanticen en su momento un proceso justo y equitativo para todo aquel que aspire a alguna candidatura.

Obligadamente debemos voltear a ver al director del Instituto Tecnológico de Puerto Vallarta, Roberto González Gutiérrez como uno de esos sospechosos de “la conspiración priista”. Diversos amigos priistas lo colocan al lado de César Abarca cuando se trata de dar nombres de precandidatos a la alcaldía. Días atrás, Roberto González difundió una fotografía al lado de César Abarca. Le consultamos y nos comentó que mantiene la mejor relación con el director del Seapal y consideró oportuno el día para publicar en redes sociales dicha estampa. El académico no cesa en su aspiración personal, trabaja cotidianamente para ello pero sin desentenderse de sus relaciones personales con potenciales contendientes. El perfil de Roberto González se orienta a eludir la confrontación y anteponer a cualquier desencuentro el diálogo para el mejor entendimiento. Por lo demás, en el reciente proceso para elegir al presidente del partido, escuchó el canto de las sirenas, la “invitación” a ser el nuevo dirigente y se unió a la propuesta de unidad en torno a Iván Bravo.

Queremos entender que con sus aspiraciones de crecer políticamente, César Abarca se ha ganado animadversiones al interior del partido y en esto se incluyen notables del partido que reclaman paternidades y derechos sobre el partido y sus militantes. Y aquí consideramos a César Abarca como un militante al que se le niega el derecho de independizarse ante quienes asumen ser su creador.

Los priistas que critican al titular de la paraestatal nos juran que se ha ganado a pulso el rechazo de un sector del priismo debido a privilegiar el trabajo de campo a las relaciones con los notables. No se les acomoda la estrategia del funcionario de trabajar en las colonias, dar tiempo y mayor atención a los usuarios del Seapal pues lo asumen como la pérdida de privilegios al sentir la barrera de la distancia.

Nosotros estamos seguros que a César Abarca se le cobra su osadía de restar tiempo personal destinado a los notables y ese tiempo ganado, destinarlo a las colonias donde los vecinos le demandan servicio de agua. En buena medida, el posicionamiento popular del funcionario estatal obedece a su presencia en las colonias. Es más, el trabajo del área de prensa del Seapal destaca acciones y obras y la presencia de Abarca en las colonias de la ciudad.

Ahora, claro que a César Abarca le deben recomendar cuidar para mantener sus relaciones con los notables del PRI. Esos señores son celosos y vengativos, tienen memoria y cobran caro los desdenes. Al dejar Abarca de lado a esos personajes creen que se ha creído que sin ellos puede ser candidato y ganar una elección. La historia dice que Rafael Yerena no acepta a nadie que sin su visto bueno pretenda ser alcalde. Gustavo González no canta mal las rancheras y es de los que se creen insustituibles en el PRI. Los hermanos González Reséndiz se creen amos y señores, dueños, por lo menos socios de la empresa PRI-SA y así como se opusieron al nombramiento de Iván Bravo ahora están empeñados en torpedear a César Abarca y tener mano para la nominación del candidato. Su error fue elegir al Cheo Aréchiga como  una mona que nomás no tiene nivel ni altura para semejante responsabilidad.

Revolcadero

Sin duda la noticia tiene que ver con las balaceras y matanzas en Tepic y otros puntos del vecino estado. Mataron a dos jefes, al H2 y al H9. Del primero, dijeron se llamaba, Juan Francisco Patrón Sánchez y el segundo, Daniel Isaac Silva Gárate. Que lo cazaron por varios meses y aplicando inteligencia y todo, dieron con los “aches” en Tepic y en la colonia Lindavista, mataron al H2 y lo mataron junto a otros 7 pistoleros. Esa misma madrugada mataron a otros cuatro rumbo a Pantanal, en las inmediaciones del aeropuerto, y ya en la mañana del viernes, hallaron tres cadáveres abandonados en una brecha poco antes de llegar a Camichín de Jauja. Un día antes reportaron desde los municipios del norte de la entidad cinco ejecutados. Aparentemente eran narcomenudistas. A todos los dejaron la cartulina donde se atribuían “los mazatlecos” la autoría. Con ese antecedente, apenas vimos el video del helicóptero tirando fuego en la Lindavista y soltamos el pronóstico “mataron al H2”. En los siguientes minutos, un noticiero nacional daba ese apodo.****** Leímos que rastrearon por varios meses a Patrón Sánchez. También lo señalaron de ser el responsable de la no menos cruenta guerra que libran los malosos en Mazatlán. Pero que le pusieron marcaje cuando marinos y militares concluyeron que él era el responsable de haber ordenado la matanza de militares en Culiacán. Esto fue a finales de septiembre. Las redes de la inteligencia del estado rayan en la exageración y acaso, en la mentira. En Nayarit era del dominio público que los Patrón de San Marcos estaban aposentados desde hace años. Ellos heredaron el emporio que construyó Santiago Lizárraga “El Chaguín” a su muerte en abril del 2010. Aquellas matanzas los muertos y colgados en el puente “los lobos”, fueron obra de los hermanos Patrón, sus primos y pistoleros. Tenían gente hasta para “exportar” y periódicamente incursionaban en los municipios del sur de Sinaloa, Escuinapa y El Rosario. Esos de La Chapalota, Potrerillos, San Marcos, El Guamuchil, Juantillos, se movían a sus anchas en la sierra y echaron a los enemigos de todo el sur sinaloense. ¿Trabajo de inteligencia? ¿Equipo georeferencial y geolocalizador? Hummm. Más bien suena a traiciones y rompimientos, traiciones de esas sociedades que suelen constituir agentes del gobierno con los malosos.****** Al que se le juntan las críticas es al regidor Juan José Cuevas García. Que no pierde oportunidad y tantas veces va a algún evento saca sus calcas de periquitos anaranjados y los pega en cualquier vehículo. Nadie entiende por qué ese afán. Bueno, todos creen que el regidor panista vestido ahora de naranja, tiene más pretensiones políticas y ha retomado su campaña permanente. Y como que piensa en una diputación pues desde Mascota y Talpa de Allende nos han hecho llegar la queja contra el periquillo naranja.***** Por cierto, el entusiasta promotor y “DT” de equipos de volleybol      y futbol, Luis Arrizon aceptó incorporarse al Comité Directivo Municipal del PRI y apoyar a Iván “El Tigre” Bravo Carbajal al frente de la secretaria de deportes. Y también apareció Esmeralda Pulido al frente de la Secretaría de Registro Partidario, además de Ramiro Daniel Briones, responsable de la cartera de cultura.

Comments are closed.