CONTEXTOS… Con Chava González en el CDE, se avizora un sombrío panorama para el PRI Vallarta

0

Por Gerardo Sandoval Ortiz.- Se oficializó ya la integración del Comité Directivo  Estatal del PRI y se confirmó la inclusión del ex alcalde Salvador González Reséndiz en la posición 3 del CDE, al frente de la Secretaría de Organización. Antes, presentó el escrito de renuncia a la Subsecretaría de Finanzas del Estado, en cuyo cargo hizo lucrativos “negocios” que le redituaron a él y a Ricardo Villanueva dividendos políticos y económicos.

Pareciera fácil pero no lo es entender los movimientos de las piezas del gobernador Aristóteles Sandoval Díaz. A medio camino deshace todo su aparato en el área de las finanzas estatales. Ricardo Villanueva dejó la secretaría para irse de candidato a la alcaldía, elección de la que salió derrotado por Enrique Alfaro. Casi al mismo tiempo esta misma semana Villanueva pidió licencia a la regiduría para asumir temporalmente la Secretaría General de la Universidad de Guadalajara, mientras su titular, Alfredo Peña Ramos, se atiende de una enfermedad.

La promoción de Salvador González a la posición tres del CDE priista es vista de lejos con mucha atención por la clase política local. Existe un temor razonable del fortalecimiento político del clan creado por Rafael González Pimienta muy propenso a los revanchismos políticos y a la corrupción a la alta escuela.

Ricardo Villanueva y Salvador González hicieron carrera política paralela pero ninguno fue del círculo político íntimo de Aristóteles Sandoval. Pero se aliaron y juntos se apoderaron de la influyente Secretaría de Finanzas. Si se trata de compras, nada pasaba sin la celosa autorización de Chavita y funcionarios de quinta, como el actual director del Conalep, Eliseo Aréchiga daban alguna pellizcada a los diezmos y las comisiones. Hubo dinero hasta para comprar por decenas vehículos nuevos y de lujo para meterlos al servicio de taxis Uber. Los socios iban a lo grande pero los pararon en seco cuando Alfaro los derrotó en junio del año pasado.  Derrotados pero millonarios, González Reséndiz se refugiará en el PRI y Villanueva en la UdeG.

La Secretaría de Organización del CDE del PRI no es cualquier posición del partido. Su titular es el tercer funcionario del partido en importancia y en esa oficina de definen y se decide todo y parte de ese todo son las candidaturas y, no de menor importancia, la renovación de los comités municipales.

Ahora mismo hay luz verde para renovar el Comité Directivo Municipal y con el arribo de Salvador González al CDE prácticamente queda fuera de la jugada Iván Bravo Carbajal. Hace dos o tres meses, todas las condiciones le eran favorables al hermano del ex alcalde Javier Bravo. Andrés González Palomera estaba un tanto receloso pero adquirió valor cuando supo la posición de Chavita y su hermano Rafita. Los González Reséndiz, sobre todo Chavita se opusieron y ahora desde la Secretaría de Organización solo es cuestión de decir no va y no va.

Los González Reséndiz tampoco están del todo de acuerdo en la candidatura de César Abarca Gutiérrez. Pero hábil que son, se le han acercado al director del Seapal cuando se trata de ir a pedir favores. En su momento son los de ese clan los que bloquearon a un Heriberto Sánchez y al mismo Miguel Ángel Yerena Ruiz. Al último nunca le perdonaron haber mantenido sus aspiraciones y contenderle hasta el final en aquel 2009. Ahí aprendieron el arte de manipular sondeos y encuestas políticas, con las que impresionaron a Aristóteles cuando le afirmaron que solo Villanueva era capaz de ganarle a Alfaro. Los números de votos, sobre todo la enorme diferencia, abrieron los ojos a Sandoval Díaz y ahora los quita de su gabinete. En el engaño más grande de la historia política de la entidad participó Alberto Lamas.

Nadie pone en tela de duda que el trio Villanueva-Lamas-González fueron los funcionarios más influyentes en los primeros tres años del gobierno de Aristóteles Sandoval. Ninguna dependencia estatal podía contratar un cachito de publicidad en periódicos sino era bajo la autorización de Lamas y en el caso de Puerto Vallarta, obligado el aval de Chavita. César Abarca estaba maniatado e inclusive, no podía contratar a un trabajador. Lamas también ha sido dado de baja, como Sergio Ramírez “El Cubo”, que se despidió desde la oficina de representación de la UNIRSE. Todo este nefasto grupo engañó a Sandoval y el castigo es el exilio político.

En Ixtapa, la tierra de origen de los González todos están de acuerdo que los hermanos González Reséndiz salieron buenos para los negocios. Engañaron hasta a sus familiares, como al tío José “Pepo Ortiz Camba cuando dizque le ayudaron a fraccionar varias parcelas y construir algunos fraccionamientos, como el Costa de Oro, justo en donde se halla la tienda Bodega Aurrera. La avenida Federación se construyó pensando en ganancias y una de estas fue la fracción de una parcela en donde en estos días Rafita construye un fraccionamiento en coto privado para clientes adinerados. Ahí tiene de empleado al mismísimo Gustavo González Villaseñor que carga su portafolio promos de las viviendas aun en diseño.

Ricardo Villanueva y Rafita dejan la administración municipal sin preocupaciones. Ganaron dinero hasta con la empresa  Heurística, empresa de la que se presume es socio el propio Villanueva y en donde tuvo participación Alberto Lamas. De los millones que el gobierno estatal gastó en publicidad también Chavita dio sus mordiscos. Heurística se dividió para “gastar” el dinero de la campaña de Aristóteles para la alcaldía y Chavita entró al negocio cuando fue el responsable del gasto electoral en la campaña del mismo Sandoval pero para gobernador. Fue en esos tiempos que nació Euzen pero solo para engañar también a Enrique Alfaro a quien convencieron de contratarlos para una campaña.

Con el clan González Reséndiz engrandecido, el panorama para el PRI Vallarta se ve más negro de lo normal. En una de esas son capaces de imponer al Cheo Aréchiga solo para enviar sus mensajes a los Yerena, a los Abarca, Heribertos o Titos Yerena de que en el PRI nomás sus chicharrones truenan. La ceguera de los hermanos les impide abrir los ojos y ver la realidad. Perdieron toda la humildad para saber que el pueblo los rechaza y no quiere saber nada de ellos.

Revolcadero

Influyente que es el jerarca obrero Rafael Yerena Zambrano la pidió al “Coco” del PRI, José Socorro Velázquez, que firmara el nombramiento de Juanito Huerta Pérez como titular en una de las secretarías adjuntas de la presidencia del partido. Nadie como Yerena sabe de la capacidad y talento de Juanito para desenvolverse como secretario particular pues desde que a finales de 1994, cuando el líder cetemista fue alcalde interino de Puerto Vallarta, Juanito fue su secretario particular.  Juanito le ayudó para apoderarse de la Federación de Trabajadores de Jalisco, la CTM pues, y en poco más de una década, Juanito ya tienen hasta hoteles entre sus propiedades. Y claro, también tiene varios sindicatos.*******  “El Coco” Velázquez quiere apoyarse en los juniors pues en su comité aparecen auténticos herederos de antiguas figuras del PRI. Algo deben decir los nombres de Guillermo Cosío Gaona o el de Roberto Carlos Rivera Miramontes. Los dos vienen de familias de ex gobernadores. En ese listado de casi un centenar de funcionarios del partido hay otros juniors y el propio Salvador González Reséndiz es parte de ellos.***** Nuestros amigos de la zona rural, nos pidieron mandarle un recordatorio a Gilberto Lorenzo Rodríguez. Para mayores señas es regidor por el Movimiento Ciudadano, además de ser dirigente del sindicato de los empleados municipales. Cuando la campaña, nadie entendió por qué lo mandaron a la zona rural a hacerse cargo de la operación electoral. Una de sus promesas fue que los iba a apoyar con todo cuando llegara a ser regidor. Pero nomás ganó y empezó a cobrar su jugosa quincena y jamás ha regresado a recorrer las rancherías y menos ha pasado a saludar a los campesinos. La llamada de atención también es válida para el MC pues un amigo nos dijo que pedirán al MC que abra espacio en la planilla a un auténtico representante del sector campesino, alguien que cumpla el perfil de estar identificado con los habitantes de las rancherías, con arraigo y comprometido. De preferencia, que el partido naranja salga a los ranchos a pedirles opiniones y que no imponga a un candidato dizque “campesino”.****** Caray, de lo que uno se entera. Ahora en la semana visitamos a familiares en Valle de Banderas, justo dos días después de una fiesta en donde el invitado estrella había sido Hilario Ramírez, el famoso “Layín” de San Blas. “¿Layín es narco?” nos preguntaron. Y luego vinieron más comentarios. Sus anfitriones fueron miembros de una familia del poblado donde desde siempre arrastran una fama de estar ligados con los negocios ilícitos. Fueron ellos quienes lo invitaron a un cumpleaños con invitación abierta a todo los vecinos. Respecto al beso a una dama, nos platicaron que la dama del apasionado beso de Layín en la unidad deportiva del Valle fue una empleada de un lupanar, de una cantina pues. En pocas palabras, que nada de honorabilidad reclamará la dama, sino todo lo contrario, que la víctima fue Layín.

 

Comments are closed.