CONTEXTOS… El descontento de algunos priistas los orilla irse al MC, de la mano de otros panistas

0

Por Gerardo Sandoval Ortiz.- Apenas se anunció el relevo al frente de la Subdirección de Medio Ambiente y Ecología Municipal y sabido el nombre del relevo de Juan José Navarro Amaral, retomaron fuerza comentarios sobre los hijos del profesor, Juan García Michel, aquel alcalde de Cabo Corrientes en el trienio 2001-2003.

Sucede que desde hace meses, un  sector de militantes del Partido Acción Nacional ya ven a Sergio y a Juan Enrique García Pérez con pie y medio dentro del Movimiento Ciudadano y los dos pies fuera del PAN. El nombre de Sergio García Angarica fue la confusión.

Los hermanos siempre han estado vinculados al panismo en Puerto Vallarta y en Cabo Corrientes desde hace dos décadas. Juan Enrique se dio a conocer en la administración de David Cuevas García. Ha sido administrador del rastro municipal varias veces. Sergio, ingeniero de profesión, se acercó a Juan José Cuevas, hermano menor de David Cuevas, y fue parte de la planilla en calidad de candidato a regidor en la elección de hace un año. Los tres años que el del apodo “El Peri” fue diputado local atendía la oficina de enlace de la avenida Francisco Villa y recibía un cheque quincenal cubriendo una chamba de empleado supernumerario, de asistente o de asesor, que para el caso más práctico da lo mismo. El PAN perdió la elección pero Sergio García no quedó huérfano y “El Peri” Cuevas lo acomodó en una de las tres plazas que negoció con Arturo Dávalos. A Sergio lo confundieron como el sucesor de Navarro en Ecología. En realidad, él trabaja desde el principio de la administración en el área de Reglamentos Municipales, encargado de checar todo lo relacionado a los letreros y anuncios.

El caso de los hermanos García Pérez nos llama la atención porque en algo conocimos a su padre cuando fue presidente municipal en Cabo Corrientes. Con la seriedad que lo caracteriza, conocimos a Juan Enrique acá en Puerto Vallarta y siempre ligado al PAN. También están bien relacionados con amigos de sabida simpatías con el PRI. Es más, amigos comunes nos hablaron esta semana para intercambiar comentarios. Hablan bien de los hermanos e inclusive, algunos analizan saltar del PRI al MC siempre y cuando los inviten los hermanos. Que sepamos, el personal del rastro siempre se ha expresado bien de administrador.

Juan Enrique goza de toda la confianza del alcalde Arturo Dávalos y de su principal operador, Guillermo Salcedo Contreras. En la campaña le asignaron bajo su responsabilidad la zona de la colonia La Floresta y otros asentamientos y para coraje de los priistas, ahí le sacaron más de mil votos de ventaja al PRI. Conste, y lo podemos confirmar a quien tenga dudas. El dato anterior nos lo proporcionan amigos priistas a propósito de nuestro interés de tocar el tema. Los priistas confiaron en ganar los seccionales de esa zona de El Pitillal. “Edelmira es un poco flojona pero nos llevaron a Juan Enrique y nos pusieron una chinga. No te puedo confirmar, pero fueron algo así como mil votos con los que nos ganaron en la Floresta”, nos dijo un operador del equipo de Andrés González Palomera. Precisamente activistas del tricolor en la pasada campaña están en pláticas con García Pérez para irse del PRI y experimentar en el MC.

Juan Enrique salió de El Tuito a estudiar bachillerato en Guadalajara y luego veterinaria y zootecnía. A su regreso fue cuando hizo migas con el grupo que gobierna hoy la ciudad. Dávalos, Memo Salcedo, le tienen respeto y confianza. Sin embargo, su hermano Sergio también es reconocido como un aceptable y popular político y apenas entró a trabajar en la administración (como establecimos arriba, ocupando una de las plazas negociadas con Juan José Cuevas) recibió invitaciones a integrarse al MC, particularmente al grupo político de Dávalos Peña. A principios de marzo pasado, en este espacio adelantamos que Sergio García estaba a un paso de unirse a los naranjas.

Los hermanos García Pérez y su adhesión al MC merecen la atención del PAN pero también de los priistas. Como ejemplo ofrecemos parte de una charla con un amigo priista cuya identidad de momento la omitimos:

-¿Que ya te vas del PRI?

-Así es, amigo

-¿Entonces, si es cierto, a donde te vas?

– Voy a esperar los tiempos de verdad. Es una respuesta de políticos pero es verdad. Estoy en pláticas con Juan Enrique García, jefe del rastro. Es un tipazo y amigo y ya está bien metido en MC.

-¿Te distanciaste de Andrés? Ya vez, quiere repetir de candidato…

-Es por eso que me quiero esperar porque yo seré andrecista siempre, ya le dije que si no es él, no apoyaré por nada del mundo al PRI y me dijo que respetaba mi decisión.

Los sucesos ocurridos en los últimos meses se convirtieron en malestar en las bases del priismo vallartense. Los amigos de Andrés González Palomera no confían que se le vuelva a dar la candidatura. Tampoco confían en los grupos de priistas que tradicionalmente han sido “contras” de Andrés y su grupo de amigos. Asumen que en la elección pasada, se perdió por las muchas traiciones de priistas que jugaron en contra de Andrés. No se andan con rodeos y señalan directamente a priistas identificados a la CTM y cercanos a su dirigente, Rafael Yerena Zambrano. También desconfían de los priistas allegados a los hermanos González Reséndiz, los amigos de Rafita y Chavita. Es más, después de la campaña y elección de hace un año, también hubo distanciamiento con César Abarca Gutiérrez y su grupo. Ese es un tema que debe tocarse por separado.

Todo lo anterior, y muchas otras razones, son bandera que se enarbola por priistas que analizan concienzudamente dar un paso impensable antes, vestirse de color naranja. Y los hermanos García Pérez, ya trabajan en esta tarea. Atacan las entrañas del PAN pero también van por las tripas del PRI.

Revolcadero

Dos o tres días atrás leímos a nuestro amigo Rubén Gómez Bernal dar la primicia. Pancho “El Chuletas” se va del PRI. Una semana antes, el martes 3 para ser preciso, nos preguntaron si me había hablado “El Chuletas”. La respuesta fue no. Pues bien, nos decían que Francisco Hernández Ramos, el mismo de apodo  “El Chuletas” quería se publicara que él ya no quería nada con su partido el PRI y que renunciaba. Nos olvidamos del asunto hasta que “El Matanchén” Gómez Bernal lo publicó. Lo curioso es enterarse que los amos y quienes se creen parte de la cofradía de amos del PRI desdeñan una, dos, tres y muchas otras renuncias que se han dado a últimas fechas. Del “Chuletas” nos dijeron que no sirve para nada, que el PRI gana con su renuncia y muchos etcéteras. Más o menos lo mismo que nos dijo un día César Langarica Santana, él popular “Lucas”, un día que le preguntamos sobre la renuncia de Aldo Gómez. De poco en poco el PRI pierde votos y al final pierde hasta elecciones.****** Nuestros paisanos de Nayarit están de moda en Guadalajara. Bueno están dando nota. La noticia de la semana fue la muerte de un hijo de Roberto Mondragón, amo y señor, dueño pues, de la filial de Televisa en Tepic. En un caso tan extraño como raro, lleno de dudas y suspicacias, el heredero del dueño de la televisora murió. No convencen la historia de que hubo un intento de secuestro y que enterados los policías, se agarraron a balazos con los presuntos secuestradores. El cuerpo estaba dentro del vehículo BMW de la víctima pero no se dijo si lo mataron balas disparadas por policías o delincuentes. Eso en una zona residencial de Zapopan, en el mismo municipio donde “El Gallito” Arellano, hijo del diputado federal priista, Efraín Arellano arrolló y mató a un ancianito. ****** El encargado de la delegación municipal de Las Juntas, “Paco” Arreola no atraviesa por buenos tiempos. En menos de dos semanas sufrió la pérdida de sus padres. El domingo 24 de abril murió su madre Adelina y el jueves 5 de mayo, falleció su padre Alejandro. Y si, no hay duda que el profesor tiene una mala primavera.****** Nos platican que es cierto eso de la recaída en el alcohol de Javier “El Pitas” Pelayo Méndez. Que el impacto después de 28 años de no probar cerveza, u otros tipos de vinos y licores llevó a ser recluido en un centro de rehabilitación. Lo que a nosotros y a muchos nos parece raro es que el gobierno municipal no ha emitido ninguna información oficial ni siquiera su posicionamiento. Debe hacerlo pues El Pitillal es la demarcación más importante y populosa del municipio. El personal puede sacar la chamba pero la figura del “delegado” es fundamental en una demarcación donde suelen conciliarse todo tipo de problemas en privado y con el simple arbitraje del jefe de la oficina. Claro, cabe aun que la versión no sea cierta y que hallemos a al “Pitas” despachando sobrio en su delegación.

 

Leave A Reply

ocho − tres =