CONTEXTOS… El oscuro pasado de “El Pistolas”, su huella en Vallarta y su relación con la clase política

0

Por Gerardo Sandoval Ortiz.- Casi al mismo tiempo que se cometía el “secuestro” la madrugada del lunes 15 en el restaurante La Leche, agentes federales aprehendieron el fin de semana en un exclusivo fraccionamiento de Zapopan a un individuo identificado como Sergio Kurt Smith Sandoval.

Dos datos dados a conocer inicialmente llamaron pronto la atención, la de ser asociado al Cartel Jalisco Nueva Generación y tratarse del supuesto responsable financiero y también el dato uno, ocurrir la detención cuando se liberaba a los “levantados” en el restaurante La Leche.

No son tiempos de buenas noticias para Puerto Vallarta. La imagen del destino sufrió el deterioro de una imagen celosamente vendida de ser un destino amigable y tranquilo. El violento allanamiento en el restaurante del ex presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Puerto Vallarta, también la presencia de sus clientes esa noche de domingo, exhibieron a Puerto Vallarta en todo el mundo como un destino de playa donde se pasean campantes grandes varones de las drogas y a la hora que uno desea, puede cobrar alguna afrenta.

Ya la noche del lunes nos llevó la vista a la pantalla del televisor la imagen de una cámara casera que enfocaba arrinconado al mismo individuo detenido en Zapopan. En la pantalla aparecieron entonces los ex regidores, Humberto Gómez Arévalo y Susana Mendoza Carreño. El primero despareció a principios del 2014… a principios del siguiente año… Susana Carreño, periodista de oficio incursionó en la política y bajo las siglas del Movimiento Ciudadano fue regidora en el trienio 2012-2015. Fue la última quien con su teléfono grabó la escena y todo indica que fue ella quien llamó para recontar la historia registrada en la oficina de Antonio Pinto Rodríguez, el primero de dos secretarios del ayuntamiento presidido por Ramón Guerrero Martínez.

El rostro de quien presentaron con el apodo de “El Pistolas” no nos dice nada pero de él dieron un antiguo dato divulgado en las campañas electorales de los años 2003 y 2006. La información vinculaba a un hermano de Emilio González Márquez con uno de los asaltantes de un banco en la zona de Los Altos de Jalisco. Fue “el asalto del siglo” recordado por haberse llevado los ladrones 83 millones de pesos de las bóvedas del Banco Internacional de San Juan de los Lagos. En aquellos años electorales se soltó el dato para presentar a González Márquez como miembro de una familia de delincuentes. El hermano era Jesús González Márquez, quien a los pocos años murió en circunstancias sospechosas en un accidente vial. El dato ofrecido ahora fue el de otro de los asaltantes de 1983. En la casa de Sergio Kurt Smith Sandoval se repartieron el botín y causó inclusive diferencias entre los autores del “asalto del siglo”. Pero la versión histórica indica que fue el hermano del ex gobernador quien planeó el asalto.

Entonces más allá de la antigua historia del atraco al Banco Internacional, minimizada por atribuirse a golpes de campaña por los adversarios de González Márquez, lo interesante hoy es el encarcelamiento de Sergio Kurt Smith Sandoval, de quien dicen es el responsable financiero del ya famoso Cartel Jalisco Nueva Generación.

El fiscal de Jalisco, Eduardo Almaguer contó que el personaje tiene vínculos con diversos sectores sociales, políticos, empresariales en todo el estado. Que hacía actividades como un publirrelacionista del susodicho grupo; “su detención es muy importante” declaró. Confirmó también que al detenido ya se le investigaba por la desaparición del regidor Humberto Gómez Arévalo. En una de esas y se aclara el destino del combativo estilista del Infonavit CTM.

Bien, no hay constancia acá de ser amigo y tener vínculos con la clase política pero todo indica que la versión es cierta. Cuentan de él que lo mismo hacía presencia en eventos políticos de un Enrique Alfaro que de políticos de otros partidos. Ahora que se hizo público la noche del lunes en un noticiero de alcance nacional, la creencia más aceptada es la cercanía íntima del presunto delincuente con el ex alcalde y ahora diputado local, Ramón Guerrero Martínez, al que apodan “El Mochilas”.

Fue pues aquel agarre en la oficina de Toño Pinto por 6 millones de pesos cuando Susana Carreño conoció al siniestro personaje. En ningún momento vimos a Pinto Rodríguez pero probablemente también estaba presente. La regidora y “El Beto del Infonavit” encaran al desconocido y se escucha claramente. Le recriminan la supuesta amenaza: “dice el señor que nos va a colgar”. Aquel personaje caricaturesco se ve entre sorprendido y aterrorizado frente los dos regidores, los mismos que en su momento hicieron un bloque “antimochilas” y se erigieron en dos formidables críticos de Ramón Guerrero. Humberto Gómez Arévalo ya está muerto y Susana Carreño ha tenido un tímido regreso a los medios de comunicación. Nadie sabe si aquel que les gritó “me la pelan” se salió con la suya.

La historia de los seis millones de pesos concluyó con la amenaza a los dos regidores por abortar el acuerdo preexistente de darle cumplimiento a la entrega de un monto etiquetado en el presupuesto federal. Dicho monto era parte de seis millones que Rafael González Reséndiz, diputado federal en ese momento, gestionó en el presupuesto etiquetado en el proyecto Fandango del Teatro Vallarta. Esta parte de la historia ha sido negada por González Reséndiz. Lo curioso es que debió haber ocurrido el encarcelamiento del llamado “Pistolas” y hacerse pública la historia para salir y negar conocer al personaje. En su momento, trascendió la feroz oposición de los regidores a dar el millonario apoyo a una empresa privada como lo es el Teatro Vallarta. Lo supo Rafita González pero jamás salió a decir que era mentira la versión de ser él quien etiquetó el dinero para apoyar el proyecto Fandango. Si es cierto la afirmación del fiscal Almaguer, que Sergio Kurt Smith Sandoval se rodeaba de la clase política local y de todos los sectores de la sociedad jalisciense, nada de raro hay que algún día se saludaron.

Si es cierto que el señor, o “El Patrón” como se refiere de él Susana Carreño, se paseaba como “Juan por su casa” en oficinas del gobierno local, se va a saber. Lo sabido ahora es que, si es cierto, eso debió haber ocurrido en la administración pasada, la de Ramón Guerrero. Todavía está a tiempo para que ese funcionario descuelgue la foto de algún muro en donde aparezca abrazado de ese que dicen es capo de capos. Aplica la recomendación también para Nacho Cadena. Que borre viejos videos y fotos de su archivo antiguo de sus antiguas exposiciones en la planta alta de La Leche, la que hoy llama La Nata que ahí puede tener a su lado al de apodo “Pistolas”.

Revolcadero

Por ser de la autoría de un viejo amigo, compañero de escuela, director de Ríodoce, Ismael Bojórquez, hacemos nuestra su historia y a ciegas la creemos. Que el fin de semana regresaron sanos y salvos los secuestrados acá en Puerto Vallarta en al restaurante La Leche. Y confirma también que no solo fue Jesús Alfredo sino también su hermano mayor, Iván Archivaldo Guzmán Salazar el levantado en el grupo. Presume que el negociador para liberar a los secuestrados fue Ismael “El Mayo” Zambada. El caso estaría finiquitado desde el viernes pasado pero a la fecha, cuatro días después, la autoridad ni confirma ni niega la versión. ******* Los hermanos González Reséndiz, Rafita y Chavita para los amigos, tienen una trayectoria política que apenas rebasa la década pero ya se han dado a conocer aquí en Puerto Vallarta y en el estado su debilidad por construir relaciones peligrosas. Chava González y Jennifer Serur contrajeron matrimonio en la playa del Condominio Icon. Eso permitió saber que la familia había sido uno de los primeros clientes del desarrollo Icon. Ya para 2012 se informó que Rafael González Pimienta, padre de Rafita y Chavita había sido el comprador, un departamento de casi diez millones de pesos. Hubo otro vecino distinguido, el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz. Jesús Gallegos Álvarez, secretario de turismo y compañero de gabinete de Chava, fue ejecutado a 8 días su nombramiento. El empresario fue vinculado como dueño de Icon. Cometido el homicidio atribuido al mismo grupo que supuestamente actuó en La Leche, los González y hasta el gobernador desconocieron a Gallegos. El gobernador dijo que se lo recomendaron. Jamás han negado haber comprado el condominio.****** Los paisanos, también quien transita por las carreteras de Nayarit  nos platican que es exagerada la reacción del gobierno de Roberto Sandoval. En aras de detener lo que llaman “efecto cucaracha” el gobernador ordenó instalar retenes por todas las carreteras estatales y también las vías federales, libre y de cuota, de norte a sur y de sur a norte. Apenas abandona el caserío de La Concha, Sinaloa, y se pisa territorio cora, cientos de agentes estatales ordenan alto a todo automovilista. A la altura de Las varas también instalaron un retén, complementario al operativo pasando el río Ameca. Tanto gendarme lleva a creer que la intención fue más allá de poner alto a cucarachas.

 

Leave A Reply

diez + 2 =