CONTEXTOS… La contratación del panista Oscar Castellón y su eventual incorporación al MC

0

Por Gerardo Sandoval Ortiz.- Cuando leí la información del nombramiento de Óscar Fernando Castellón como nuevo director de Obras Públicas Municipales, confieso que fue grande el asombro. Castellón Rodríguez sustituye al arquitecto Óscar Montiel Cervantes (fundador del mochilismo) pero sobre todo, el desconcierto generalizado obedece a su filiación a la corriente doctrinaria del PAN.

Recurrimos al menos a dos fuentes al interior de la administración municipal que nos permitió saber que se trató de una invitación sin compromiso político alguno. Se invitó a Óscar Castellón por su conocimiento en la materia, capacidad y conocimiento. Lo catalogan como una de los profesionistas que más sabe en lo referente a obra pública, experiencia adquirida gracias a sus años en esa misma área en el Seapal, en donde también se desempeñó como director general.

El arquitecto Montiel exigía descanso luego de cuatro años de intenso trabajo en esa misma área. Y nos dicen que el relevo le cayó de perlas. Las tareas asignadas no van más allá a las de priorizar trabajo de campo todos los días de la semana, la mayor necesidad en la administración que se requiere para satisfacer la demanda de los ciudadanos en materia de obra pública.

Es decir, la incorporación de Óscar Castellón es eso, una contratación de un profesionista sin compromiso político. Sin embargo, luego de permitirnos consultar a uno de los asesores y operadores políticos del presidente municipal Arturo Dávalos, nos reconocieron que va implícito en la invitación ofrecerle al ingeniero civil la oportunidad de convencerse de las bondades y generosidad del gobierno del Movimiento Ciudadano y eventualmente se ponga la camiseta naranja.

No es ningún secreto la reiterativa estrategia de reclutar talentos, de preferencia cuadros de los otros partidos implementada por el MC. Son tres grupos que se dedican a la cotidiana pesca de quienes consideran tienen relativo valor político para llevarlo a sus filas. Trabaja por un lado el actual dirigente de dicho partido, Gustavo Fong Patiño y por caminos distintos, el grupo del alcalde y el grupo del diputado federal, Luis Munguía González. Nuestra corazonada nos indica que ese trabajo los enfrentó por anteponer todos el derecho de la disputa de las candidaturas en la carrera de quién recluta más activos.

El nombramiento de Óscar Castellón se explica y se entiende en ese escenario; no asume compromiso político pero tiene trato de un activo político relevante. El MC le coquetea al ingeniero y le pone a disposición una vitrina de cuyos resultados, se beneficia el gobierno naranja y uno de esos gajos se le pondrá enfrente para al final convencerlo de unirse al proyecto naranja.

Hay detalles que no tienen explicación lógica. O al menos dan pie a exponer interrogantes. Eso de anunciar su nombramiento y decir que asume su trabajo el 16 del mes, casi dos semanas después, es raro.

Por lo demás, no es convincente que Óscar Montiel haya pedido su relevo. Se le considera uno de los pilares del movimiento naranja, con orígenes en el Partido Acción Nacional como todos los que gobiernan al lado de Arturo Dávalos. Cierto, semanas atrás nos habían comentado de la posibilidad de que Montiel abandonara el equipo pero se consideró que solo se iba a separar del cargo para reducir sus presiones con menos responsabilidades. Al final, no sabemos qué ocurrió, solo que Montiel ha dado el visto bueno a Óscar Castellón convencido de la alta capacidad del panista ex director del Seapal. En otras palabras, seguro estamos que él está dispuesto a cederle el espacio a Óscar Castellón, sacrificándose en beneficio del MC y del gobierno municipal.

No estamos familiarizados con los planes de los operadores políticos del alcalde pero no es conocido que el primer año se trata de planear y planear pero también de cumplir compromisos laborales a quienes colaboraron en consolidar el proyecto. Lo que viene en el segundo año serán cambios y enroques, algunos despidos que darán de que hablar pero con protagonistas desleales. El segundo año, además de aterrizar proyectos de escritorio y consolidar políticos, se procura abrir espacios y ofrecerlo a nuevos aliados. Todos los alcaldes y su grupo se mueven con esos tiempos y responden a objetivos iguales.

Es casi unánime sostener como un pronóstico más o menos acertado que, un, Arturo Dávalos buscará relegirse y, dos, Arturo Dávalos logrará ganar la elección constitucional. Los futuristas también vaticinan que Enrique a Alfaro saltará de la alcaldía de Guadalajara a la candidatura a gobernador y ganará la elección al PRI, el adversario a vencer. Nosotros tenemos profundas dudas en lo segundo pero compartimos la misma sensación en los primeros escenarios. El PRI no está muerto, como tampoco se debe dar por hecho que Dávalos sea siquiera el candidato. Los amigos de “La Mona” se quejan de los mareos del edil, de no dignarse ya ni a contestarle llamadas. Esas deficiencias pesan más que los aplausos de sus vecinos al verlo caminar por las calles, libre de los odiosos guachomas.

Se equivoca quien asuma que el PRI está muerto. El PRI no vive de las herencias como el PAN. El PRI se nutre de un fiel universo de leales militantes. Ha perdido elecciones, cinco veces la alcaldía pero siempre por la misma razón, la división interna, traiciones y deslealtades. Cuando el PRI se une y van juntos a un proceso electoral, generalmente resultan airosos. No observamos un escenario del todo optimista para el ya próximo 2018 pero en una de esas, un César Abarca es capaz de aglutinar al priismo, o bien, un Roberto González Gutiérrez recibe el respaldo unánime y lidera un movimiento fenomenal capaz de despertar conciencias y reclamos al MC.

Quizá pequemos de tercos pero es con César Abarca o con Roberto González la única oportunidad que el PRI tendrá de ganar el 2018. Hay por ahí aspirantes de caricatura, o títeres como el “Cheo” Aréchiga que si se exhiben a la vista pública es porque le jalan los hilos los hermanos González Reséndiz. “El Cheo” trae una cola negra. Caso contrario, no sabemos de escándalos de Abarca ni de Roberto González, quienes poseen un perfil alejado del detestado priista tradicional, el de la imagen dinosaúrica y del viejo y mañoso priista.

Dávalos y compañía, saben que el PRI no está muerto. Por eso intensifican su trabajo de reclutamiento y mejor si se trata de golpes con doble resultado, como es el hecho de alinear a priistas o panistas a su proyecto.

Revolcadero

Por cierto, el peor temor de los políticos con aspiraciones tiene que ver con probables candidatos independientes. Esas candidaturas suelen causar bastantes daños en los partidos políticos tradicionales, y si eso ocurre, es decir, si hay quienes logren su registro, el PRI pudiera ser el más dañado. Por ahí anda Manuel Galindo Nolasco y Máximo Martínez Aguirre gritando a todos sus amigos, compadres y familiares, que  de una vez den los apoyos. ¿Porque afectarían al PRI?  Porque ellos dos fueron militantes del tricolor hasta hace unos meses que anunciaron su total deslinde de su  partido. Falta ver que logren cumplir el caudal de requisitos, juntar firmas de apoyo, otros, lo que no es nada fácil. Ahí está la experiencia del anterior proceso que de cuatro o cinco aspirantes independientes, solo uno, Francisco Sánchez Peña pudo registrarse y competir. ******* Como si se tratase de la gira del hueso, el todavía director del Centro Empresarial Coparmex, o sindicato patronal como se le conoce también, Arnulfo Ortega Contreras se ha dedicado a organizar comelitones, chupes y bailes a sus amigos para anunciar su despido de la dirigencia de dicho membrete. Días atrás presumía que el contador Carlos Hernández sería su sucesor. Para mayores señas, el contador es el esposo de la directora de Comunicación Social del Ayuntamiento, Silvia Álvarez Bustos. Pero algo no le ha salido bien a “Don Chonito” pues entre los empresarios dan como hecho que otra vez será presidente de la Coparmex, Jorge García de Alba Díaz de Sandi, al que también se le conoce como “El Chato”. No habla bien de la persona de Arnulfo Ortega que ahora salga con que no sabe que será su relevo pues eso significa que jamás se preocupó por preparar a su sucesor.****** Vaya jornada de limpieza dominical que el Seapal anuncia a sus redes de agua potable. Serán 83 colonias las que sufrirán falta de agua y baja presión, que traducido a palabras populares significa que los tinacos no se alcanzarán a llenar por falta de presión y pues no habrá agua en casa. Hay aviso general para todo el norte de la ciudad, una parte de Ixtapa, Las Juntas, Mojoneras y todas las colonias y fraccionamientos, incluyendo Los Sauces, Fovissste 100, Infonavit CTM, Fluvial Vallarta. De esa zona hacia el norte. Se avisa para que tomen providencias, llenen tinacos, tambos o cubetas para las mínimas necesidades. Los trabajos de mantenimiento preventivo y desfogue serán en tres puntos de la ciudad. La falta de agua será desde las diez de la noche del sábado hasta las ocho de la noche del domingo. Sobre aviso no hay engaño.

 

Comments are closed.