CONTEXTOS… La reelección de Yerena en la CTM regional y estatal, y la mira puesta en la nacional

0

Por Gerardo Sandoval Ortiz.- Con invitado de lujo en casa, Rafael Yerena Zambrano se reeligió otra vez al frente de los trabajadores cetemistas de la región, la antes Federación de Trabajadores de la Costa Norte, ahora Federación Regional de Trabajadores de la Costa Occidente de Jalisco.

Lo anterior es en viernes porque el sábado inmediato, ya en Guadalajara, el mismo invitado, don Carlos Aceves del Olmo encabezará el Congreso Estatal para ungir en calidad de reelecto al mismo Yerena Zambrano al frente de la Federación de Trabajadores de Jalisco. Es la llamada FTJ que para ser más claro es la CTM-Jalisco.

Entonces, el jerarca obrero vallartense, de orígenes mascotense, se encamina a la perpetuidad como líder de los trabajadores cetemistas. Ese es el destino de un dirigente obrero con una pizca de carisma y algo de inteligencia para manipular masas.

Yerena no desentona del clásico y tradicional perfil del líder sindical. Entrón sin duda, ha sido capaz de superar las peores crisis y salir airoso enfilándose a nuevos retos. Aspiró a abanderar al PRI para ser alcalde, a principios de los 90, fracasó y aceptó ir en la posición dos de la planilla. Fue vicepresidente municipal y aceptó el interinato cuando Rodolfo González Macías se separó para ir por la diputación federal. El desorden final le arrojó algunas horas y una noche encarcelado, un agravio del que no le perdona aun a Fernando González Corona, el que orquestó la denuncia y su persecución. Al final de aquel episodio, Yerena ya había dado su golpe a don Carlos Everardo Robles Herrera y era el flamante dirigente de la Federación Costa Norte.

A Yerena le llevó diez años para catapultarse al frente de la FTJ. Ahí pudo hacer a un lado a su compadre Pancho Ruiz Guerrero, una jugada que muchos decían en Guadalajara en aquellos tiempos, pudo ser posible mediante una traición de compadres. Pero bueno, Ruiz Guerrero había llegado unos años antes por la misma vía, cuando sustituyó a don Catarino Issac Estrada.

De lo anterior nos quedamos con dos lecturas. Una, en  la CTM un dirigente debe estar dispuesto a “sacrificarse” para defender de por vida a sus representados. No hay espacios para “mediocres” pues estos, a lo sumo duran uno o dos años y son removidos. Dos, para ser dirigente, una condicionante a configurarse es la capacidad para conspirar y asestar el golpe inesperado, madruguetes o traiciones, para alcanzar una dirigencia confederacional y perpetuarse al frente.

En lo personal, tenemos una impresión positiva de Rafael Yerena. Pero ha sido por más de dos décadas un cliente en nuestros comentarios políticos. Al cabo de una agria crítica, es de esos políticos en los que se tiene la confianza de intercambiar comentarios adicionales. No es el clásico político arremangado que reclama con el castellano bronco. Nos creyó cuando alguna vez le confiamos que no existía “orden del patrón” para emitir juicios personales en una columna. Eran los tiempos de su tensa relación con el empresario hotelero Fernando González Corona. El líder obrero le había pedido a uno de sus colegas, conseguirle “pistoleros” para su cuidado pues temía un atentado. Yerena se repuso de sus miedos y enfrentó, por la vía legal y personal, al magnate del tiempo compartido. Años después, ambos caminaron por el malecón, codo a codo y hombro con hombro, defendiendo a Chavita González Reséndiz y a su gobierno priista. Los dos Yerena y González Corona, también Eva Contreras Sandoval, defendieron al gobierno municipal ante los opositores al nuevo malecón.

Yerena es un político pragmático y no se esconde para su activismo. Cuando apostó por el arquitecto Arturo Cervantes para ser candidato a alcalde, no trabajó en la campaña de Sergio Arat Sánchez y apenas González Corona protestó como alcalde, él fue uno de los primeros en acudir con su corte al tradicional “besamanos”. Se ganó algunas críticas pero se apostó en la oficina del primer alcalde panista. Que González Corona no le correspondió esas atenciones ya es otra cosa.

Nuestros amigos cetemistas nos hablan maravillas de “Don Rafa”. Algo debe tener el “sacrosanto líder” que le rinden tanta pleitesía. Para ellos es un ser que raya en la deidad. Uno de ellos nos regañó cuando un fin de semana dizque dejamos plantado a su líder. A media semana nos había llamado desde Guadalajara don rafa para invitarnos a tomar “un café con galletitas de animalito”. Tenía interés en intercambiar puntos de vista sobre un tema que algo tenía que ver con José Luis Díaz Borioli. No hubo acuerdo en las agendas. El jerarca obrero quería en la oficina de su edificio de la calle Nicaragua. Tal día y a tal hora. No quiso el viernes ni lunes. Propuso sábado y la pospuso en domingo. “Cabrón, dejaste plantado al patrón”, fue el reclamo de Jorge Luis García Delgado ya el lunes. Es simple y sencillo. Yerena tenía interés y hacia todo para imponer condiciones para la charla. Simplemente no hubo acuerdo para el diálogo y listo.

No tratamos de restarle méritos a ese animal político que es Yerena. De que es una chucha cuerera para esa actividad lo es sin duda alguna. Que nadie se diga asombrado si mañana o pasado se erige como un moderno y progresista Fidel Velázquez, desplaza a don Carlos Aceves del Olmo a uno de sus siguientes sucesores, y se encumbra al frente de la CTM.  No es un chiquillo Don Rafa pero comparado a sus colegas cetemistas a lo sumo alcanza a ser un enjundioso jovenzuelo.

Contaba en el tono más divertido posible el ya desaparecido ex alcalde, Aurelio Rodríguez Garza que una vez llegó un señor ya muy entrado en canas a su oficina. Rondaba ya la tercera edad. Se presentó como dirigente nacional de los jóvenes cetemistas. Decía Aurelio que no podía contener su risa. Y sí, no sabemos la edad de un Rafael Yerena –solo por ponerlo de ejemplo- pero al lado de cualquier vaca sagrada del sindicalismo mexicano, es un precoz chamaco al que le faltaría más experiencia para alcanzar a plenitud su liderazgo.

Entonces, Yerena tiene por delante un futuro halagador. Cumple a cabalidad el perfil del líder obrero. Su capacidad y talento para conspirar en un universo de cavernícolas es superior a sus eventuales enemigos. Fue paciente para zopilotear a don Carlos Everardo Robles y esperó el fallecimiento de su tutor, don Helidoro Hernández Loza. No le tembló para deshacerse de su compadre Pancho. Hoy, está en edad de sumar más experiencia para alcanzar su meta última. Su invitado especial, don Carlos Aceves del Olmo y la corte de la CTM nacional están a la vista.

Pero esa asamblea regional, por el congreso estatal, por su doble relección, nosotros no le regateamos un ¡felicidades señor diputado federal!

Revolcadero

Caray, nuestros amigos y vecinos, acá en Ixtapa, nos dicen que las fiestas patronales están de época. No, nadie reprueba eso de ser la plaza delegacional una cantinota. El pueblo quiere pan y circo y desde el arranque, el colorido desfile, las bandas, torneos deportivos, eventos culturales, son del gusto popular. Nos invitaron a la llamada Reina del Plátano y la Sandía cuya ganadora se conocerá este mismo fin de semana y será quien tenga en su foto más likes. Quién sabe si por sandía o por banana madura, pero no esperen candidatas piernudas ni guapas. Es pura diversión. Por ahí saludamos en la calle al delegado Víctor Manuel Aréchiga, al que apodan “El Cachis”, estaba de buen humor, le mandó decir a David de la Rosa que estas sí son fiestas, no como las que él organizaba”. ****** Nomás por ver a varios amigos involucrados en la campaña electoral de Sinaloa nos atrajo la atención. Juan Manuel Ochoa, coordinador general de la campaña de Fernando Pucheta es el candidato del PRI a alcalde de Mazatlán. A él lo acusan de promover la guerra sucia, de orquestar a grupos de ‘drogos’ que de los albergues de rehabilitación se capacitan para reventar el proceso el día de la elección. Francisco Chiquete está a cargo de las hostilidades en el área de prensa pero con Quirino Ordaz Coppel el heredero del arquitecto Quirino Ordaz Luna, un ex alcalde en Mazatlán ya fallecido. Chiquite es aquel jefe de información en el periódico El Sol del Pacífico, donde publicaba la Columba ‘Asoleadero’, en los tiempos de don José Ángel Sánchez. Al Chiquete se le atravesó Fernando Zepeda, otro periodista mazatleco, pero de El Debate, incondicional del Quirino. Zepeda y Chiquete mueven sus hilos pero en su personal lucha de egos de vez en vez cruzan sus hilos y ponen en predicamento a su candidato. Ellos tres, viejos conocidos en el puerto mazatleco, son actores del primer reparto en la sucia arena de la campaña. No son principiantes en esto pero no saben cuidar sus hilos y todos los días los pillan en sus jugadas porque el Neto Kelly Coppel ya se enojó y no les va a soltar dinero para el último jalón, el día de la elección.****** El ex titular de la Delegación Regional de Servicios Educativos, Roberto Palomera Preciado mantiene la idea de lanzar una candidatura independiente a la alcaldía. Ahora que vergonzosamente fue echado de la oficina de la DRSE pensábamos que el talpeño había abandonado tales intenciones. Sin recordar la fecha, pero hace muchos meses en este espacio citamos que era uno de los priistas que desde una oficina de gobierno trabajaban para una futura candidatura independiente. No era mentira. No sabemos si por eso Gustavo González Villaseñor movió sus hilos para despedirle y poner a su hija Teresita. El señor y otros que se han ido del PRI platican para ir por sus propios proyectos y si les es posible ponerse de acuerdo para repartirse candidaturas independientes, así sean regidurías e inclusive, diputaciones.

COMUNICADO 782 (7) COMUNICADO 782 (4)

Leave A Reply