CONTEXTOS… Las perversas intrigas de Hugo Lynn, el asesor del “Peri” Cuevas

0

Por Gerardo Sandoval Ortiz / Del equipo compacto de Juan José Cuevas García, nadie como Hugo Lynn Almada buscó una de las plazas que el motejado “Peri” negoció con el alcalde Arturo Dávalos Peña. Pero, acostumbrado a los grandes salarios de las nóminas públicas, el experiodista no calentaba el sillón de asistente del regidor cuando dio rienda suelta a sus instintos y soltó el rumor de estar en la antesala de la titularidad de la Dirección de Comunicación Social, una versión que apenas en los escenarios de la ignorancia se puede tomar como verosímil.

Hugo Lynn, al lado de Gonzalo Guzmán Delgado, Idalia González de León, Miguel González Guerra, representaban el ala fiel y leal a Cuevas, de tal forma que uno de ellos, Gonzalo Guzmán, ya es regidor aunque a las primeras de cambio se quitó la camiseta azul para vestirse de naranja. La maestra Idalia, Miguel González no se mostraron interesados en cobrar por una chamba y en el caso de que así haya sido, dieron marcha atrás al saber que no eran bienvenidos en una administración de ex panistas. Fue Hugo Lynn el que insistió en ser colocado en la nómina y apeló a su relación personal, buena en el pasado, viva a secas en el presente, y le rogó a Juan José Cuevas abogar por él.

Es cierto, Lynn Almada y Arturo Dávalos sobrellevan una relación personal añeja y de respeto; pero esos vínculos fueron más intensos en el pasado, cuando hasta compartieron techo una temporada que los dos fueron llamados al empleo federal de la mano de David Cuevas García, el hermano mayor del apodado “Peri”. Esa relación de hoy, es la de adversarios políticos y enemigos de campaña. Fue Hugo Lynn el orquestador de la campaña, negra y blanca, de la que Dávalos fue objetivo cotidiano en la última campaña electoral. Con ese último antecedente no hay lógica política, tampoco civilidad de amigos, como para siquiera suponer y creer en un rumor puesto a circular para causar intrigas en un equipo de trabajo que apenas está en su fase de arranque.

Sin embargo, contrario a cualquier versión, no siempre hubo armonía ni coincidencias entre un Dávalos y Hugo Lynn que inclusive compitieron por jerarquías de un proyecto, el de David Cuevas y luego el del hermano menor, proyecto que parece el mismo, quizá lo es, pero son distintos. En la última etapa de la nómina federal, en la Sagarpa (porque primero cobraron en la Semarnat) el chino Lynn se quedó en las oficinas centrales, en el Distrito Federal, y Dávalos se fue a Nayarit en calidad de Subdelegado Agropecuario. Dávalos y el subdelegado administrativo, Arturo Gradilla Ulloa, a la postre, asesor en materia financiera en la actual administración municipal, se desesperaban porque el enlace con la oficina central, Hugo Lynn, los hacía a un lado y los trataba con desdén, privilegiando siempre al delegado, Carlos Carrillo Santana. Éste último, había sido priista, legislador dos veces, ex alcalde de su natal Jala, y era el chiqueado de Hugo Lynn. Hoy, Carlos Carrillo regresó al PRI.

Ya de regreso todos a Puerto Vallarta, retomaron el proyecto del “Peri” Cuevas y de la diputación local intentaban posicionarlo para abanderar al PAN en la competencia por la alcaldía. Pero el producto no sirvió y no se pudo vender. Al final, todos se rindieron. Ramón Guerrero y Cuevas eran diputados, el primero local y el segundo federal. “El Peri” se asustó cuando supo que “El Mochilas” había cambiado de domicilio y tramitó en el IFE su nueva credencial de elector. Entendieron que Ramón Guerrero estorbaba a sus planes y Hugo Lynn se encargó de la campaña negra. Pero los planes fracasaron por razones de peso, peso en moneda y peso político.

El rompimiento ocurrió y sería en plena campaña interna del PAN. En Tomatlán, cada diputado traía a su “candidato”, Guerrero Martínez a la profesora Ana María Tello Mora y Cuevas a otro panista, del grupo del médico Martín Ramírez. La maestra Tello es la madre del profesor Nestor Tello, que hace dos años compitió por la presidencia del CDM panista local pero negoció con el grupo de panistas enmochilados y en enero del 2014 empezó a cobrar en la nómina municipal. El choque ocurrió en Las Cruz de Loreto en donde Hugo Lynn solo agachó la cabeza ante el regaño de Ramón Guerrero a todos. Fue en un evento de cierre de campaña, cuando “El Peri” sacó la cartera y le daba mil pesos a Guerrero para cubrir juntos el evento. “No quiero migajas” le dijo “El Mochilas” y Cuevas la reviró, “tú has hecho campaña en mis eventos”. Total, los corrió y en la carretera, el panista casi se mata por manejar en curvas a más de 160 kilómetros por hora. Ahí quedó claro que Arturo Dávalos, el hombre fuerte de la campaña del “Mochilas” estaba en un equipo adversario al de Hugo Lynn. Se vino después la lucha interna y Juan José Cuevas, azuzado siempre por Hugo Lynn, se fue a brazos de Humberto Muñoz Vargas. Fue a principios del 2012. Todos los recursos, humanos y materiales, los alquimistas del PAN, estaban con Ramón Guerrero. Previo a la convención municipal, los que saben ganar elecciones se fueron al lado de Guerrero, uno de los últimos, Arturo Dávalos. Simplemente no vio futuro ni le brindaban la atención en el equipo de Cuevas. Con dinero y apoyos políticos al más alto nivel, lograron dejar solo al “Peri”. Bueno, se quedaron los charales, a la cabeza de ellos el chino Lynn. En la elección hubo empate. Antes de resolver la impugnación, el PAN quedó en nada con la desbandada al Movimiento Ciudadano. En la elección constitucional, para “El Mochilas” ganar la elección fue como quitarle un dulce a un  chiquillo. En los últimos tres años, el posicionamiento de Dávalos se reflejó al refrendar el triunfo en las urnas, él al frente, y repetirle la dosis a Juan José Cuevas.

Ni duda tenemos que las vacas sagradas color naranja vetaron a Hugo Lynn. Pero es el operador más leal y en el que más confía Cuevas y éste le insistió a Dávalos lo aceptara como asistente en la nómina. Ni en sueños de ninguno de esos tres personajes pasó la idea de proponerlo, menos convencer a Dávalos, de que tomara las riendas de Comunicación Social y desplazar a Silvia Álvarez Bustos, quien es una pieza clave en el engranaje naranja. A todo el equipo naranja les quedó muy claro cuando luego de la elección de junio, dejaron correr el rumor de que Silvia Álvarez se iba al Congreso del estado de la mano de Ramón Guerrero. Dávalos fue tajante: Silvia se queda en Puerto Vallarta. Días después de eso, confirmó al autor que sería su directora de Comunicación. La tesis se repitió, ahora sin palabras pero con hechos: Hugo Lynn no cabe en el equipo naranja, no al menos antes de que Juan José Cuevas se vista de naranja. Eso va más allá de una condición, esperar los tiempos para soltar carcajadas de verlos, al “Peri” y a Hugo Lynn otra vez abrazados del “Mochilas”.

Revolcadero

Dejamos el tema central arriba por una información, o más bien un encuentro que nos dicen ocurrió el fin de semana. Mis tres lectores pueden tomarla, si así lo desean, con ciertas reservas. Los panistas, y se incluye por supuesto Juan José Cuevas, están convencidos de que los siguientes nueve años Jalisco y Puerto Vallarta será color naranja. También están convencidos los jefes políticos del “Peri”, los que poco a poco emigran al Movimiento Ciudadano. De tal forma que el reclutamiento que se cuaja es precisamente el de Juan José Cuevas García. No podemos afirmar por no haber sido testigo pero de tierras lejanas nos informaron que el fin de semana en San Sebastián del Oeste Arturo Dávalos Peña saludó a Fermín Gómez. De acuerdo a la misma versión, el alcalde vallartense le habría dicho que para el 2018 “El Peri” Cuevas podría ser candidato del MC en Puerto Vallarta. Es más, el alcalde le adelantó a Fermín que “El Peri”, como el también regidor panista Gonzalo Delgado, se vestirá de naranja en pocos meses. Eso sí, Fermín Gómez ni otros emecistas creen que “El Peri” sea candidato del MC a la alcaldía. A lo sumo le ven agallas para mandarlo a hacer campaña al distrito que es allá en donde puede engañar a la gente. Si alguien quiere preguntarle a los Nacho Guzmán, a los Centeno, a Luis Munguía, a los Carlos Murguía, a los Memo Salcedo, puede hacerlo pero casi por unanimidad dirán que rechazan al “Peri”. Por nuestra parte, confesamos que no buscamos la opinión de esas chuchas cuereras porque sabemos cuál será su respuesta.****** En una de nuestras consultas, intentando saber de dónde surgió el rumor de que Hugo Lynn Almada tomaría por asalto Comunicación Social del Ayuntamiento, nos enteramos que fue él mismo quien comentó a sus allegados y conocidos que entraría a Comunicación Social. Es más, nos aseguran que hasta fijó fecha: el lunes. En sus comentarios decía que no podía ser asistente porque esa era poco para él pues ya había sido director y sería un retroceso para su carrera de burócrata. Lo dicho, “el hijo de la Lynn May” (aclaramos: el autor ha llamado a Hugo Lynn desde que se conocen) se acostumbró a los sueldos de ligas mayores. Solo podemos añadir que a estas alturas del juego, en su posición de perdedor, solo le alcanza para cobrar como asistente y si no, pues que le abra campo a Julio Tamales, otro fiel seguidor del “Peri”.****** Para quien nos pregunte quién diablos es Fermín Gómez, dudas razonables de quien no lo conoce, les podemos decir que hace nueve o doce años fue candidato del PAN a la alcaldía de San Sebastián del Oeste. En ese Pueblo Mágico, Dávalos habló con él el fin de semana. Aquella vez le faltó poco para ganar la elección pues perdió ante un médico veterinario postulado por el PRD. Ya luego apoyó al PAN y más más reciente respaldó a candidatos del PRI. Eso sí, nos dicen que Fermín batea para las dos bandas igual batea y corre para primera que para la tercera o lo que es igual, le da lo mismo apoyar al PRI que al PAN. Es nativo del pie del cerro la Bufadora, de San Sebas, pues aunque un tiempo se fue “pal otro lado” y vivió en Desmoines, Iowa. Inquieto el Fermín, estaba en El Pitillal y ahí hacía grilla. Fermín, alguna vez dijo que  apoyaría a Gustavo Jiménez Hernández para ser delegado municipal de El Pitillal y desde ahí, “El Peri” no lo mascó. Quería todo, que nadie se metiera a lo que considera su feudo, y pues hasta el saludo le retiró a Fermín. Trascendió más cuando se incrustó en el grupo del finado Chema Ibarría. Desconocido para la clase política local no lo es y no lo es que los naranjas ya le coquetean.***** La siguiente es como  una anécdota pero de profundo matiz político. Cuando la última campaña de Juan José Cuevas, los panistas del grupo de los Tello, puros profesores, Ana Luz, Ana María y Nestor, no repartían la propaganda de Cuevas. Esto se agravó cuando “El Peri” con esos finos modales que dicen sus allegados sabe propagar, les reclamó. Desde esos tiempos no toleran a Cuevas. Por eso, cuando Nestor Tello se apuntó para competir en la elección por la dirigencia local del PAN, desde la DERSE se inscribió para torpedear a doña Olivia González, candidata en ese entonces abrazada a la causa perista. Como los Tello y el ala doctrinaria del PAN perdieron con Ricardo Ponce, Nestor Tello, en abierta rebeldía a un PAN controlado por Cuevas y su grupo, prefirió irse del PAN y vestirse de naranja. En Tomatlán, al “Peri” lo conocen de arrebatado, intolerante e impositivo. En aquel proceso interno, el del 2012, aprovechó una reunión para levantarle la mano a su gallo. Su acción molestó al panismo que ya en la elección interna le dio la espalda al “candidato” del “Peri”. Ya luego, dividido el panismo por causa de Cuevas, el PAN perdió la elección constitucional.****** La última y nos vamos. Nos comentan en Nayarit que toda la izquierda y la derecha  se van a unir. Que ya hay acuerdo, para apoyar al médico Leopoldo Domínguez. Que esa es la única forma y vía para derrotar al independiente y dos veces alcalde de San Blas, Hilario “Layín” Ramírez, el cacique de Huaristemba. Son los priistas los únicos que no aceptan esa realidad pero que un buen sector de priistas acabarán por apoyar y votar por Polo Domínguez, el alcalde actual de Tepic, para mejores señas sobrino de otro cacique, el ex gobernador Antonio Echevarría Domínguez. Cuando se consigna aquí que “toda la izquierda” se debe entender que en esa gran coalición también irá el Movimiento Ciudadano. No fue fortuita ni casual que el alcalde vallartense, Arturo Dávalos Peña haya sido uno de los invitados especiales de Polo Domínguez en su informe de gobierno.

 

Leave A Reply

uno × cinco =