CONTEXTOS… Las traiciones de José Gómez dividen a priistas y periodistas en Bahía de Banderas

0

Por Gerardo Sandoval Ortiz.- Las indecisiones e indefiniciones de José Gómez Pérez ante la futura candidatura de su partido, el PRI, a la alcaldía de Bahía de Banderas confundió no solo a los dos aspirantes más aventajados, Héctor Santana y Omar Reynoso, sino a sus allegados e inclusive a la prensa alineada a sus intereses, todos puntuales cobradores en la lista quincenal de raya. Hay periodistas que saltaron a hurtadillas a trabajar con “el honesto” Santana García y le tunden cada vez que pueden a Reynoso. No les ha dicho del refrendo del viejo compromiso de ir juntos en el 2017 y en tanto no existe pacto con Santana, nadie de su nómina tiene permitido rendirle pleitesía a “el honesto”.

Hace dos semanas el autor coincidió con un periodista de Bahía de Banderas, del grupo de privilegiados que cada mes se embolsa sus buenos miles de pesos. Es uno de los que religiosamente cobran su cheque pero que ya se acomodó en el grupo de Héctor Santana. No quiere que eso lo sepa el presidente municipal por estar seguro de que inmediatamente le retira su mesada. Lo curioso es que casi todos los periodistas que corren por su cheque a la Tesorería Municipal ya pactaron con Héctor Santana y se alinearon al nuevo patrón. Bueno, en realidad mantienen a José Gómez como patrón pues Santana hasta el momento solo les ofrece promesas. Al trabajar a espaldas de Gómez incurren en traición a Gómez, algo normal en el gremio al otro lado del río Ameca.

Hace tres años, José Gómez Pérez concretó un pacto con Omar Reynoso Gallegos. Consistía en que el segundo declinaba por el primero y ya en el 2017, Gómez apoyará con todo a Reynoso. Como las semanas y meses previo a dicho pacto “El Cheché” Gómez había soltado a su jauría contra Omar Reynoso, varios periodistas fueron exhibidos al ser obligados ir y arrodillarse ante Reynoso. A regañadientes hicieron una chamba en donde describían al monstruo de ayer como un galante príncipe del reino de la región de las banderolas.

Gómez fue presidente municipal y Reynoso diputado local. El primero aspiró a reelegirse pero modificaciones imprevistas a la ley le cerraron el paso. Gómez había cometido el error de cerrar la puerta a todos los de su equipo de tal forma que al quedar impedido, lastimosamente no halló a ninguno de los suyos entre los “presidenciables”. Después de Reynoso y Santana no hay nadie con trabajo ni capital político y social capaz de enfrentar al legislador local y al director de la Universidad Tecnológica de Bahía de Banderas. Esa es la triste realidad a la que se enfrenta Gómez Pérez y que lo llevó, primero a pedirle el perdón a Reynoso, y segundo, abrir rondas de pláticas y negociaciones con Santana.

El problema de José Gómez tiene que ver con su creencia de ser un “emperador” con poderes absolutos de gobernar a su antojo. A sus colaboradores los trata con desdén y en ninguno de ellos confió como para depositarle la herencia de una futura candidatura. Inclusive ni de sus amigos los periodistas se refiere con respeto. Tampoco habla bien de los periodistas de Puerto Vallarta. En particular nos acordamos cuando de su boca salieron algunas frases contra una periodista local. Como dice mi amigo el médico veterinario “El Chopas”, es cabrón el alcalde.

Entonces, sin candidato propio, enfrentado con Héctor Santana, José Gómez debió ir corriendo y arrodillarse con el ex de la ex diputada Paty Sandoval. De lo que en privado acordaron no se sabe nada sino es especulación tras especulación. Una de ellas, es la de que juntos trabajaran con dos planes, el primero ganarle la candidatura a Santana y segundo, de perder, hacer todo para que Santana y el PRI pierdan otra vez la elección por la alcaldía.

Apenas supo Santana de dicho encuentro, y empezó a trabajar en una estrategia en donde lo primero es buscar a Gómez e intentar dialogar para obtener un compromiso favorable a sus aspiraciones.

Gómez tiene sobrada experiencia en hacer contracampaña al PRI. Cuando su cuñado Rafael Cervantes Padilla se fue del tricolor para ser candidato del PAN, primero a la diputación local y luego a la alcaldía, no tuvo empacho en traicionar al PRI y por partida doble. La versión más socorrida al cabo de su encuentro con Reynoso es la de ir otra vez en contra del candidato de su partido si se nomina a Santana. Prefieren la derrota del PRI con Reynoso a una victoria con Santana de abanderado. Esa estrategia aplicaron juntos los dos, Gómez y Reynoso, cuando le ganaron al PRI de Héctor Paniagua que desde la alcaldía impuso a su incondicional Julio Larios García. Si ya antes le salió la estrategia, no hallan razones como para que ahora les falle.

Sin embargo, las circunstancias cambian con el paso de uno, tres o seis años. El gobernador de hoy, Roberto Sandoval Castañeda está empeñado en sacar adelante la candidatura de su amigo Héctor Santana. Hace seis años, Ney González intentó imponer a Omar Reynoso. No pudo porque el ex diputado arrastraba ya la negra fama de haber saqueado la Secretaría de Salud. Paniagua  era alcalde, no aceptó a Reynoso y el PRI llegó dividido a la elección. José Gómez fue uno de los traidores pues apoyó a su cuñado Rafa Cervantes. Reynoso pidió el voto para ser diputado pero a su grupo ordenó votar por Rafa Cervantes y el PAN.

No le será fácil a José Gómez irse por la libre y volver a traicionar al PRI. Roberto “El sasasá” Sandoval lo trae ya de la cola y está decidido a darle sus pellizcones si no se alinea y abraza a Santana. Apenas fuimos a Nayarit el fin de semana y allá nos comentaron, tal vez chismes, cierto o falso, que ya Edgar Veytia se puso a trabajar para ver con qué pecadillos obligan a Gómez dejarse de niñerías. Que en Tepic están molestos con Gómez y con sus periodistas y si la prensa alineada a Gómez no hace suyo el proyecto Santana, a ellos también les pueden revivir sus muertitos escondidos en el closet. Nos aseguraron que en el gremio reporteril de Bahía de Banderas hay auténticas joyitas.

Revolcadero

Todo está listo para que este sábado Gustavo Fong Patiño y todo el comité directivo del Movimiento Ciudadano tome su protesta. Nos adelantan que habrá algunas sorpresas. También nos dan algunos nombres de quienes ya aceptaron trabajar en las docenas de carteras. La presidenta de la Canaco, Teresita Marmolejo había ya dado el “sí” pero a estas alturas nosotros no hemos recibido confirmación plena. Que la regidora Elisa Ramírez Ruelas y Leticia Baca tendrán su espacio. De quienes confirmaron venir de Guadalajara está el ex alcalde de Tlajomulco y líder de la bancada naranja en el Congreso del Estado, Ismael del Toro. Por supuesto, viene Clemente Castañeda, coordinador de diputados federales del MC y el nuevo dirigente estatal, Guillermo Medrano.****** El sábado, hasta allá por un rancho a orillas del Río de Las Cañas retumbaron los gritos de desilusión, de coraje, de decepción. Aficionados de siempre al beisbol, recién atrapados por el fenómeno del futbol soccer se apostaron frente a una pantalla con  antena hechiza y al final de un juego de 90 minutos juraron ya jamás ver un partido de fut. Al final dijeron sentir lástima por los aficionados al soccer pues saben que en cada competencia internacional, en cada mundial, clubes y selección defraudan a todo el país. Lo del sábado fue un fracaso de grandes proporciones, la derrota más descomunal del futbol mexicano. Los beisbolistas ya no quieren pasar esos corajes por un deporte que no es el suyo.****** Otra noticia del fin de semana fueron los trágicos sucesos registrados en Oaxaca. Corrió la sangre al cabo de desocupar casi medio centenar de bloqueos carreteros. Los hechos dividen opiniones, unos a favor de ir con todo contra los maestros y quienes se unen a los bloqueos. Hay muchos otros que asumen posiciones en favor de los bloqueadores. Eso con el entendido de que se trata de maestros quienes bloquean las carreteras. Sin embargo, también ha sido demostrado que no son solo maestros quienes bloquearon las carreteras en Oaxaca. En otras entidades, como en Chiapas, las acciones del magisterio son fortalecidas con activistas profesionales. Normal es que unos apoyen a los buenos y otros apoyen a los malos. El punto de quiebre aquí es que, de lejos no sabemos bien a bien quiénes son los buenos y quiénes son los malos.

Gustavo Fong-Enrique Alfaro

Leave A Reply