CONTEXTOS… Mientras tanto en el PAN Vallarta, “grillas” y rebeliones en la disputa por el CDM

0

Por Gerardo Sandoval Ortiz.- En la impaciente espera de ver este mismo fin de semana, a más tardar el lunes, la militancia del Partido Acción Nacional se sorprendió cuando en el transcurso del jueves dieron lectura y vieron fotografías de un grupo de panistas apostados frente a la puerta del edificio.

Es decir, el panismo vallartense está a días, sino es que a horas, de abrir un nuevo proceso interno y a la víspera les explota una nueva guerra intestina. Es una “grilla” dicen que dijo el dirigente emergente, José Pablo Ruiz Bernal y que por eso, un día antes ordenó cerrar las puertas de la sede.

Estamos hablando del PAN que gobernó la ciudad entre 1995 y el año 2000, el partido primero en hacer a un lado al priismo y derrotarlo en las urnas.

Son las ruinas del PAN dirán otros. Pero es el PAN, el partido que muchos pensaron había llegado a la presidencia municipal para jamás irse, el mismo cuyos militantes todavía le guardan luto a Gregorio Robles, el designado “delegado”, fallecido un mes y días después de su nombramiento.

La nueva rebelión de panistas se le atribuye al dirigente del sector juvenil, Juan Vázquez. Su nombre llevó a suponer que atrás del movimiento está el abogado Daniel Canales González que se sintió obligado a aclarar a otros militantes que él solo acudió a una invitación de un grupo de militantes que antes dialogaron con el dirigente, propusieron y acordaron una charla a celebrarle el jueves. Para el jueves las oficinas del partido estaban cerradas. La secretaria, que usualmente despacha de lunes a viernes en horario de oficina, no se presentó. Atribuyen a José Pablo Ruiz haberle ordenado a la secretaria ausentarse ese día. El mismo grupo le atribuyó al cachorro del abogado Jesús Ruiz Higuera haber dicho que cerraron la oficina porque “me quieren grillar”.

A juicio personal, eso de las rebeliones e insurgencias internas parece ser la marca del panismo vallartense. Atrás quedaron los tiempos de la disciplina y la institucionalidad. El canibalismo está a la orden del día. Hace ya muchos años que se les olvidó las convicciones, valores y doctrinas que tanto distinguieron a los militantes de dicho instituto político.

“Esa puerta de atrás, completamente CERRADA, describe de cuerpo entero al actual Presidente de la delegación municipal del PAN Puerto Vallarta. Así tengamos que trabajar en la banqueta, no vamos a permitir que se mantenga ANESTESIADA a esta gran institución. ¡Un sólo PAN!!” escribió el abogado en Facebook. Con eso da razón a quienes lo señalan de orquestar ese movimiento insurrecto.

En casos como éste, nadie tiene la razón, o en su defecto, podemos reconsiderar anotando que todos tienen la razón. Si la chiquillada que comanda Juan Vázquez asume que una o dos veces le pidieron al dirigente  del partido la urgencia de salir a la calle a trabajar de la mano con los ciudadanos para mañana ir con la frente en alto a pedirles el voto en campaña, y que jamás José Pablo Ruiz hizo algo, hay bases para ir a reclamarle. Es más, deberían sacarlo de su sillón y llevarlo a las colonias. Quien le diga a cualquier dirigente del partido que sea, que el voto se gana en la calle y no en la oficina, tiene razón. Hasta donde hemos podido averiguar, ese es el reclamo al dirigente del PAN.

Pero todo coincide con la eminente emisión de la convocatoria en donde se establecerán las bases para una asamblea municipal y elegir al próximo presidente del ya formal Comité Directivo Municipal. Quizá sea casualidad o coincidencia pero los seguidores de José Pablo creen que hay gato encerrado. Están seguros de que si hay grilla y por una razón, porque el joven José Pablo es acaso el principal prospecto a postularse a la presidencia del CDM panista.

Los tiempos, tal vez ese movimiento grillo de Juan Vázquez, hagan la parte que se proponen la chiquillada. En espera del contenido de la convocatoria, un aspirante como José Pablo Ruiz deberá de renunciar a la de ya a su cargo partidista. Desde las oficinas estatales del partido han deslizado una fecha probable para celebrar la asamblea electiva. La información disponible indica que tal elección podría ser el domingo 4 de diciembre. Lo reiteramos, se debe esperar la fecha indicada en la convocatoria, la cual, todos la esperaban conocerla este fin de semana, quizá el lunes.

Entendemos la coexistencia en el interior del PAN de grupos con pretensiones de cerrarle el paso José Pablo Ruiz. Siempre será así, dos o más grupos se disputan en una lucha fraternal, democrática y en iguales condiciones, el derecho de dirigir al partido. Es ese el modo justo y democrático que debe regir la vida interna y en el PAN se ha nublado en los últimos años.

El panista tiene enfrente otra oportunidad de resurgir de sus cenizas y plantarse como el gran partido que fue en los 90. El último proceso interno concluyó con la pérdida del CDM, degradado a “delegación” la decisión salomónica para resolver el conflicto interno que paralizó al partido.

Por razones que apenas la elite de Acción Nacional las sabe, nadie ha tomado iniciativa de aplicar una limpieza de su membresía. Ahí está un PAN que en el municipio nos presume tener casi un millar de militantes. Eso de activos, no de adherentes. Si se depura el padrón, deberán quedar la mitad de esos mil militantes. En cada proceso interno, surgen los reclamos por esa doble militancia atribuida a muchos, sobre todo cuando ven actuar y grillas a quienes en teoría los colocan de doble militancia. Ahí está el caso da la familia del regidor, Juan José “El Peri” Cuevas García. O familia del mismo presidente municipal Arturo Dávalos, del tesorero Ricardo René Rodríguez Ramírez y de muchos funcionarios de la administración municipal actual, todos del Movimiento Ciudadano.

En tanto nadie en el PAN se atreve a limpiar al partido, la sociedad será parte del estilo de vivir de sus militantes. Que entiendan la urgencia y necesidad de salir a la calle a trabajar para ganar el voto será otro paso distinto.

Revolcadero

El pasado fin de semana, José Pablo Ruiz Bernal habló en una entrevista sobre el tema de la convocatoria. Dijo que el primer fin de semana de diciembre habría de elegirse al nuevo presidente del Comité Directivo Municipal y que primero, en días, estaría lista la convocatoria que emite al CDE. El mismo día se votará por las propuestas del PAN Vallarta para ir a participar en la asamblea estatal y elegir allá a los consejeros estatales del partido. “Por lo pronto seguimos trabajando en miras de tener un proceso tranquilo, de crear las condiciones; qué mejor que se pudiera dar, por qué no, un gran consenso entre los panistas para poder elegir al próximo Comité Directivo Municipal y salir unidos, y es lo principal” dijo. Pero tal parece que nadie le entiende sus formas de trabajar por el partido.****** Ahora que están de moda los gobernadores dizque corruptos y ladrones, poco eco ha tenido aquella grabación en donde supuestamente pillaron al mero mero del Poder Judicial del Estado. Nos referimos al rumbero, Luis Carlos Vega Pámanes, el mismo que trabaja de presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado. La grabación permite escucharlo hablar para pedir liberar a detenidos por la policía municipal de Guadalajara. La petición la hizo al comisario de la policía, Salvador Caro y fue éste quien difundió el video. Vega Pámanes se defiende como otros lo hacen, que se sacó de contexto la grabación, que abusaron de la confianza, que es dialogo de la segunda de dos llamadas telefónicas. Total, que el ex director de la policía de Puerto Vallarta hace diez años, con Javier Bravo Carbajal se exhibió como un defensor de dos delincuentes.******* No le gustó a Andrés Manuel López Obrador la comparación con Trump. Sin embargo, en el discurso ya son como dos gotas de agua. Solo falta escuchar al empresario mandar al diablo a las instituciones. Si los gabachos se reían de nosotros los mexicanos por tener a Obrador, ellos ya tienen a su Trump.

 

Comments are closed.