CONTEXTOS… Miss Vallarta, entre las pugnas políticas de los Gallardo y los Arreola de Las Juntas

0

Por Gerardo Sandoval Ortiz.- Las fiestas patrias septembrinas hicieron renacer los encontronazos en Las Juntas, exhibidas que rebrotaron la noche del sábado 10 al calor de la pasarela final de la elección de Reina de las Fiestas Patrias. El ex delegado Jorge Gallardo Quintero y su familia se mueven contra el actual delegado, Francisco Arreola quien bajo el control de la organización de las fiestas patrias tuvo la osadía de menospreciar a la invitada especial aquel sábado de la Miss Señorita Puerto Vallarta 2016, solo por el pecado mortal de ser miembro de la familia Gallardo Quintero.

Ya antes hemos dedicado algunos pincelazos de la camorra que se traen estas dos familias, por cierto, adoradores a ciegas del ex alcalde y ahora diputado federal, Ramón Guerrero Martínez. Los Arreola siempre han estado prestos a facilitar cualquiera de sus propiedades para los festines del apodado “Mochilas”. En uno de esos ranchos se celebró inclusive la tornaboda  del ex alcalde. Jorge Gallardo fungió como delegado municipal en ese pasado trienio. Paco Arreola era su jefe inmediato superior pues era coordinador de delegados. Es decir, en Las Juntas hay un pleito de familias naranjas.

Bianca Gallardo es la Miss Vallarta. Debido a ser portadora de la corona que la acredita como representante de Puerto Vallarta para todas cuestiones del destino relacionado hasta con la promoción,  con cierta malicia fue invitada al evento donde se elegiría y coronaría a la Reina de las Fiestas Patrias Las Juntas 2016. Fue ella quien dio los primeros detalles al escribir y publicar después del evento lo siguiente: Me siento desilusionada… Ya que acudí con mucho gusto a la final de las candidatas a reinas de Las Juntas, Jal. Siendo nativa de dicho lugar e invitada especial como Señorita Vallarta 2016 en ningún momento tuvieron la amabilidad de mencionarme, esperé 30 minutos aproximadamente para ver si tenían la cortesía de pedir alguna disculpa ya que se mencionó a todos excepto a mí, y como no lo hicieron, me retire del evento sin nada más hacer ahí. Cabe mencionar que en la primera presentación de dicho evento me invitaron horas antes lo cual también me parece muy descortés y decidí no asistir. Gracias.

Bianca Gallardo, Señorita Puerto Vallarta 2016

Ni duda cabe. La Señorita Puerto Vallarta está en medio de una pugna donde se involucra su familia el ex delegado Jorge Gallardo y el actual delegado municipal, el profesor Paco Arreola.

Se trata de dos familias que han sido antagónicas históricamente en dicha comunidad. A los dos clanes les apasiona y disfrutan construir vínculos con la clase política. Recordemos que uno de los Arreola, Toño fue regidor en el ya lejano trienio 1997-2000, cuando David Cuevas lo invitó a su planilla por el Partido Acción Nacional. Precisamente a eso espiró, a ser regidor, Jorge Gallardo en la anterior elección. Se queja de haber sido traicionado justo por Paco Arreola y el regidor Eduardo Martínez Martínez. De menos espiraba le ofrecieran un cargo de cierta relevancia pero literalmente le ofrecieron basura. Al final  acabó por retirarse del Movimiento Ciudadano y romper todos os vínculos que lo ataban al regidor Lalo Rodríguez y a su enemigo Paco Arreola.

Entonces fue Toño Arreola el pionero y quien incursionó con relativo éxito en la política. Había antes ocupado carteras de importancia en la mesa directiva del ejido, inclusive, una vez al lado de su enemigo Rafael Montes Escopa a quien acabaría por echar del ejido. Miembro de la CNC, a los tradicionales líderes agrarios priistas les pareció una traición la de Toño Arreola ir por el PAN y no por el PRI en aquella elección de 1997. Toño es nuestro amigo personal pero lo citamos porque en Las Juntas ahora se le atribuye a él haber negociado el espacio para Paco Arreola, cuando “El Mochilas” lo nombró coordinador de delegados.

Mucho más discretos los Gallardo Quintero resurgieron con fuerza en el proceso electoral de 2012 cuando apoyaron a Ramón Guerrero Martínez. A pulso se ganaron la delegación y nadie se opuso a la designación de Jorge Gallardo. Curiosamente fue el ahora regidor Lalo Martínez quien promovió e impulsó a Gallardo. Eran tiempos de una buena vecindad entre ellos. Ya en las elecciones de 2015 la situación cambió. “Lalo Croc”, como es conocido el regidor se desentendió de su amigo Jorge Gallardo y se acercó a los Arreola. Para la familia Gallardo Quintero, “Lalo Croc” no les falló, “nos traicionó”, ha dicho la familia.

Eduardo Martínez no es cualquier vecino de Las Juntas. Es eso, un avecindado pues nadie lo considera nativo de dicho poblado, porque precisamente eso es, un arrimado. Sus vecinos, sobre todo los Gallardo le sirvieron para acercarse, primero a los panistas y luego a los emecistas. Lo promovieron para alcanzar la regiduría. Pero, apenas ganó MC la elección del año pasado, “Lalo Croc” los abandonó. Se negó apoyar a Gallardo quien a la deriva le faltaron fuerzas para negociar una posición en la administración de Arturo Dávalos Peña.

Ahora, a “Lalo Croc” le aplican en Las Juntas la ley del hielo. Vive más en Ixtapa que en Las Juntas. Se fue a refugiar a los brazos del motejado como “El Cachis”, Víctor Manuel Aréchiga”, a quien le brinda todo el apoyo en la delegación municipal de Ixtapa. Se desentendió también de cualquier apoyo a la demarcación donde tiene todavía tiene su domicilio.

Los Gallardo Quintero solo rivalizan en el terreno político con los Arreola y no en lo político. Tienen su cocina comunal donde ofrecen alimento gratuito a quien le falta una comida. De ese proyecto echaron a “Lalo Croc” porque ya sentía suyo el comedor y pretendía sacarle raja política. Jorge y la familia hacen activismo social y desde hace algunos años promueven su asociación “solo con voluntad”. Cuando se enfrió la relación con el regidor “Lalo Croc” y éste se “amafió” con los Arreola, la autoridad delegacional empezó a obstruir su labor altruista.

Los Gallardo arrendan algunos locales comerciales y si acaso supimos de un internet propiedad de ellos. Los Arreola tienen cientos de cabezas de ganado, ranchos y parcelas por todos los rincones del municipio. Jorge Gallardo viene el matriarcado de doña Pancha Quintero (por cierto, de reciente fallecimiento) y, además de haber sido delegado en la administración mochilista, fue subdelegado en el trienio de Pedro Ruiz Higuera.

Ahora el pleito de los Gallardo y los Arreola fue por una corona y el reinado patrio. Bianca es la hija mayor de Jorge. Los Arreola, o mejor dicho, los organizadores de las Fiestas Patrias que cumplen a rajatabla instrucciones del delegado, la vetaron para no participar en el concurso local. En las oficinas delegacionales le informaron que no podía participar porque ya había participado anteriormente lo cual la joven niega rotundamente. Sus participaciones en este tipo de certámenes se limitan al pasado Miss Vallarta, el cual conquistó en junio pasado.

Lo que sigue, y de eso nadie tiene duda, será una guerra por ganar las atenciones de la clase política y espacios en una futura planilla del MC. Esa es la debilidad de las dos familias. Pero la guerra puede explotar mucho antes del próximo ciclo electoral. En Las Juntas hay focos rojos para Arturo Dávalos y el MC. Cuando la elección de Ramón Guerrero, el MC se adjudicó el triunfo con una ventaja superior a los 300 votos por encima del PRI. Una diferencia holgada sin duda pues en el resto del municipio, la competencia fue mucho más cerrada. En la elección del año pasado, no pudieron mantener la diferencia y la ventaja se redujo. Eso aparte del error de designar a Susana Rodríguez como responsable de los seccionales de dicha demarcación para dicho proceso.

El problema, es que en ese lugar todos los se sienten generales, los Arreola y los Gallardo. Más o menos actúan y se comportan como en Ixtapa “El Cachis” y David de la Rosa. Sucede que los adversarios del MC están peor, o como el caso del PAN, ya no tienen presencia ni activistas como para desterrar a los naranjas.

Revolcadero

“Y siguen con sus pendejadas” escribió en las redes sociales Carlos Hernández Rodríguez cuando leyó la noticia de la designación de Rafael González Pimienta como nuevo jefe del gabinete del gobernador Aristóteles Sandoval. Quizá no diga mucho el nombre de nuestro amigo Carlitos pero siempre lo hemos identificado como uno de los más apasionados promotores y defensores de Andrés González Palomera. Escribir una crítica contra Andrés era pelearse con Carlitos. Priista de toda la vida. Pero es uno de los que no aceptan nada que venga de los hermanos González Reséndiz y su padre. Está seguro de que ese clan ixtapense es de los que más daño le hacen al PRI y si por él fuera, los jubila a la de ya. Le da coraje leer esas noticias si los dueños del PRI siguen dando todos los espacios, acabará Carlitos por irse del PRI (sino es que al día de hoy ya se fue… y al MC).***** Por cierto, nos platican nuestros amigos del Revolucionario Institucional que su todavía dirigente Gustavo González Villaseñor anda de casa en casa pero no entra a cualquier casa sino a las bien identificadas de ser habitadas por familias priistas de cepa. Es su forma de hacer campaña personal. Su campaña es para reconstruir su imagen personal, ni siquiera la del partido. Eso sí, lo afirmamos a quien sea que muerto ni echado a la hamaca está. Tampoco se esconde. Es cliente de este espacio y contesta más su teléfono que en campaña. Que le marquen a su número y contestará todas las llamadas. Se dice puesto para armar la grilla y actualizar todos los temas. Le vamos agarrar la palabra y a escuchar sus baladas. Ni importa si son cuentos chinos.****** Dice David de la Rosa que no lo comparen con el Víctor Manuel Aréchiga “El Cachis” y menos si se trata de comparar fiestas patrias en Ixtapa. Que mejor vayan y le pregunten a doña Manuela Ramos sobre el inquilino de su hija en San Diego. De lo que se entera uno, hasta de los pecadillos cometidos en el extranjero… y por nuestra autoridad en Ixtapa.

 

Leave A Reply

cinco + 9 =