CONTEXTOS… Rumbo a las campañas, José Gómez y Rafa Cervantes se disputan el título al más corrupto en BadeBa

0

Por Gerardo Sandoval Ortiz.- En la recta final del IX Ayuntamiento de Bahía de Banderas, se percibe en sus habitantes un hartazgo a sus políticos y autoridades, un rechazo ganado a pulso por los últimos alcaldes, los cuñados Rafael Cervantes Padilla y José Gómez Pérez.

Así, con un escenario adverso y de animadversión a la clase política, los habitantes del vecino municipio se aprestan para recibir en casa las visitas de los candidatos y a ellos reclamar la grosera corrupción del actual y último alcalde. El charro Rafa Cervantes y su cuñado “El Cheché” Gómez engordaron su patrimonio personal y familiar al cabo de su breve paso por la alcaldía.

A Bahía de Banderas se le augura un futuro inmediato halagador, de jauja y bonanza, ingresos millonarios propios y presupuesto a contar de miles de millones cada año. El primer presidente municipal, Crescenciano Flores Alvarado (1990-1993) administró un presupuesto anual de 20 millones de pesos y a fines de esa década, el cuarto alcalde (considere que el trienio 1993-1996 hubo dos alcaldes, Carlos Valdés Rivera y Julia Elena Palma), Juan Ramón Cervantes Gómez dispuso de un presupuesto 100 millones de pesos. Éste año, el presupuesto de egresos rebasó los mil millones de pesos. Pero casi nadie ve mejoría en la calidad de vida y no se explican en donde se gasta el dinero. Avenidas y calles a oscuras con deterioro y sin mantenimiento. Son los alcaldes y sus funcionarios los que en cambio presumen ser ya de la clase rica, con autos nuevos, grandes residencias y ranchos nuevos.

Los despilfarros y dispendios, el manejo y gasto discrecional impuesto por los dos últimos alcaldes hacen ver a Bahía de Banderas como un municipio cuyos gobernantes pisotean a sus gobernados y les dan trato de ciudadanos sin derecho a lo básico, como a ser informados del manejo de sus impuestos. A base de esos abusos Rafael Cervantes y su cuñado José Gómez ahora poseen bienes de todo tipo, mansiones en las zonas de alta plusvalía y ranchos en la zona serrana atestados de finos caballos para saciar su gusto por los animales.

Más allá de un presupuesto multimillonario algo tiene esa franja llamada Riviera Nayarit que cada tres años atrae a los políticos a coincidir en el reclamo de ser poseedores del derecho a ser alcalde. Chano Flores, Luis Carlos Tapia, Héctor Paniagua, Jaime Cuevas Tello, intentaron sin lograrlo volver a repetir en la presidencia municipal. El actual alcalde José Gómez en ser el primer alcalde en reelegirse pero una reforma de ley en el pasado mes de mayo le cerró la puerta.

El avance político de Bahía de Banderas en sus primeras dos décadas fue sólido y sentó las bases para el desarrollo. Acaso hubo el tropiezo del desastroso primer año de Carlos Valdés que obligó a desaparecer los poderes municipales y a crear un Consejo Municipal, con  Julia Elena Palma al frente. Luis Carlos Tapia en 1999-2002, luego Héctor Paniagua, Jaime Cuevas y otra vez Paniagua en el siguiente trienio, proyectaron al municipio a una economía mixta, la agricultura, ganadería y pesca tradicional pero imprimiendo el sello de un destino turístico de primer mundo. Fueron un profesor, un contador y un doctor los artífices del despegue de la hoy llamada Riviera Nayarit. Pero llegaron los imprevistos con la voracidad del último y el actual alcalde.  Tal parece que los cuñados, Rafa Cervantes y José Gómez compiten entre ellos por ser el peor alcalde en la historia del municipio y también por llegar al final del trienio con más dinero en sus bolsillos.

Cuando visitamos a los amigos y familiares en Bahía de Banderas damos cuenta de viva voz de sus habitantes la generosidad de los discursos y las propuestas bondadosas que cargan entre manos los aspirantes a la alcaldía. Mayormente son aspirantes por el PRI los que recorren todos los días todas las comunidades. Para asombro de nuestros amigos, todos sacan sus varitas mágicas y prometen que como por arte de magia van a solucionar todos, todos los problemas. Empiezan a reaccionar con tibia incredulidad pero en general, les creen a un Héctor Santana, a los Reynoso Gallegos, a cualquier de esas figurillas creadas en la cultura tricolor. Cuando ven incredulidad, batallones de voluntarios operadores regresan y hacen un paciente trabajo de persuasión. Discursos y promesas, aderezadas con regalos diversos, dan resultados. Es así como un tipo con todas las limitaciones, que no sabe honrar, que con decirse “el honesto” intenta borrar su más grande debilidad, se abre camino.

El PRI madura dos proyectos, uno enfrentado al otro que de no unirse al final, arrojará saldo fatal para el priismo. Omar Reynoso ha sido azuzado por el alcalde José Gómez y juntos pretenden arrebatarle la candidatura a Santana. Es pues la rebelión de Gómez y los Reynoso a la línea de aceptar a Héctor Santana como le ordena el gobernador Roberto Sandoval Castañeda.

Con un PRI de dos sopas, queda por saber que esconde el Partido Movimiento Ciudadano. Los dueños de dicha empresa, el ganadero y empresario en la venta de material de construcción, Adrián Guerra Padilla y sus hijos, se proponen jugar en grande y desplazar al PRI de la alcaldía. Tienen en su favor el respaldo del MC y sus operadores vallartenses. En honor a la verdad, y considerando la fama de eterno perdedor de Adrián Guerra, el jerarca del clan, nos resulta impensable testimoniar una victoria del MC las próximas elecciones.

En la última elección, Héctor Paniagua se transformó en una grata propuesta para los electores antipriistas. Pero se quedó corto, a centésimas atrás de José Gómez.

Paniagua Salazar no ha dado visos de sus ganas por repetir al frente de una candidatura de coalición. Al viejo adversario de los priistas se le ve viejo y cansado. Dos veces se postuló por el PRI y dos veces fue derrotado. La vencida en la tercera, impulsado por el PAN y PRD también fracasó. En esa fórmula, al inicio estaba Adrián Guerra pero éste traicionó la unidad opositora al PRI y le abrió camino al tricolor aceptando la postulación por el MC.

En Bahía de Banderas ya tiene años avecindado un viejo amigo personal. Es el notario público número 33, Jorge Armando Bañuelos Ahumada. No le vemos entusiasmo pero le anima saber de sus amigos que lo proponen a considerar como un prospecto a encabezar una coalición de partidos. Hemos cruzado algunos comentarios sobre el tema pero no se compromete a verse vestido de candidato. Nosotros lo asociamos al grupo político del ex gobernador Antonio Echevarría Domínguez. Son compadres y comparten gustos por la charrería. En aquel sexenio nuestro paisano, Bañuelos Ahumada, se desempeñó como procurador de justicia del estado.

En Bahía de Banderas tienen residencia varios amigos y conocidos del autor y de Bañuelos Ahumada. El abogado Genaro Covarrubias, uno del clan de Sayulita que controla el ejido de esa misma comunidad fue un tiempo subsecretario. Lo hemos saludado en algunos encuentros de amigos, sobre todo cuando las reuniones se celebraban en el restaurante El Marlin con Martín Lizárraga para afinar aspectos de las campañas del ya fallecido Ramón Saldaña. Son varios los notarios públicos en la Riviera Nayarit amigos del Antonio Echevarría, como el ex alcalde de Tecuala, Adán Mesa Barajas y su sobrino, Marco Antonio Meza Echevarría, el hijo del general, del mismo nombre no Nazario. (Los Meza Barajas procrearon dos generales). Todavía nos acordamos de aquel escándalo del hijo del general y sobrino del ex gobernador con el agente de seguridad de Rincón del Cielo que intentó impedirle entrar al fraccionamiento.

Semanas atrás nos decían que los Echevarría, a Toñito, le urgía tener una figura como candidato en bahía de Bandera para fortalecer el proyecto del cachorro a gobernador. “Pepe” Castañeda (el locutor de La Patrona) no cuaja y ya perdió una elección para regidor en San José…”. Y bueno, no sabemos si con aceptación o con altos índices de popularidad pero ahora surge la alternativa del notario Bañuelos Ahumada, hijo predilecto de Acaponeta en donde le pelea hasta a las reinas de belleza la popularidad entre los gardeniones. Si prospera su propuesta y una alianza de partidos lo propone, como dice el César del boxeo, habrá tiro y en una campaña sin pobrezas, los electores badebadenses pudieran inclinarse por un proyecto que incluye a Paniagua y otras figuras locales que históricamente han jugado contra el PRI.

Revolcadero

Desde que Héctor Santana dio aquella sugerencia pública de haber dinero sucio, dinero de drogas, metido en las precampañas electorales nos llamó la atención la ligereza de las autoridades electorales, o más bien su desdén, a meter orden e imponer la ley y meter en cintura a los acelerados políticos de Nayarit. A leguas se nota que nadie respeta la ley electoral y pisotea todos los días los tiempos de veda electoral. La desvergüenza es tal que el diputado local, Santana “El Honesto”, se olvida de su investidura de legislador y en sus frases promocionales usa la palabra “presidente”. Es Santana quien en la más absoluta de las impunidades se pasea en calidad de candidato por todo el municipio sin respeto a la ley, a los tiempos electorales, sin respeto a su partido y sin respeto a los priistas y menos a sus potenciales adversarios. ****** Por cierto, el contador, Salvador Ruelas Sosa le presume a sus amigos que ya tiene todo listo para echar toda la casa por la ventana y festejar el aniversario 79 de la dotación de tierras a su ejido San Juan de Abajo. En las invitaciones destaca que el invitado especial será Hilario “Layín” Ramírez Villanueva, el oriundo de Huaristemba y alcalde de San Blas y que aspira a ser gobernador de Nayarit por la vía independiente. Hace un año, el “Layín” también fue invitado a la comida celebrada en El Dorado. Desparpajado como es, Chava Ruelas se abrió de capa, y como Hernán Romero de La Higuera Blanca, paseó, placeó, promovió y lo presentó como “mi candidato” a gobernador. Otro promotor en aquella comida del Layín fue Julio Larios García el jefe único del ejido, el que a principios de julio impuso a Chava Ruelas, amigo y compadre de Manuel Galindo, de Chago Flores, Luis Crespo, y otros contadores. La cofradía de contadores ya ven a chava en las grandes ligas de la política; “necesitó menos de dos años de ser ejidatario para ser presidente del ejido y si sabe cultivar, no tierras, padrinos, con Layín o con Cota, de la mano de Larios, llegará lejos”, nos dijo un vecino del ex contador de Fernando González Corona. Eso sí, Julio Larios también le coquetea al senador priista Mauel Cota y dice que apoya a éste y ya no al Layín. Como que el ingeniero dejó de tenerle miedo al contador Héctor Paniagua el que lo hizo una vez candidato al PRI a la alcaldía de Bahía de Banderas y salió derrotado por Rafa Cervantes. ***** Ya, se nos estaba olvidando. Los amigos y padrinos financieros de Hilario Ramírez piensan que en el ejido San Juan hay unos ladrones de primera. Ignoramos si Chava Ruelas se incluya. No se les olvida a la gente del Layín lo de aquel evento en el rancho La Ceiba, allá por semana santa ofrecido a los habitantes de la sierra. Layín pagó la banda y la charreada y baile sería gratis. Ándale que cuando llegan los invitados especiales, Layín y su comitiva, se dan cuenta que estaban cobrando la entrada, 150 pesos por piocha. El boleto y la promoción decía que era gratis. Reclamaron pero el cobro ya estaba hecho. Varios líderes del ejido se embolsaron algunos miles de pesos. Aclaramos que en esas fechas, Chava Ruelas no era presidente del ejido. Pero es su demarcación, la misma por la que compitió para ser regidor en la última elección y le dieron una paliza. De memoria les añadimos que obtuvo una cosa de cinco o seis por ciento de la votación.  Para ganar la elección del ejido no hubo problema pues solo hubo una orden: “Chava es el candidato y por chava vamos a votar”. ¿Quien lo impuso?: Julio Larios.******  Nos aclaran nuestros amigos de San Juan de Abajo, que el Beto Montes Barba no está a ciegas ni se la juega con Héctor Santana en la elección por la alcaldía. Que en algunas cabalgatas y charreadas se le ha arrejuntado Santana y le ha pedido foto pal feis. Saben que “El Honesto”, oportunista como el político tradicional, aprovecha el gusto por los caballos y por ese lado se ha metido a los hombres de a caballo. “Pero todos sabemos que Santana es como cualquier político, que cuando los ocupamos nos mandan a la v… Beto es de los que piensan así; tú lo conoces”. Por si las dudas, al Beto Montes Barba lo vamos a ver, como cada año, en las fiestas patronales de Las Juntas.

 

Comments are closed.