CONTEXTOS… Un pleito entre alumnas del CBTis viralizado en redes sociales, va a dar a la Fiscalía

0

Por Gerardo Sandoval Ortiz.- El jueves 16, en horario de clases pero en un receso, una de las gemelas Casillas Martínez se le plantó a Gaby Almaguer, que sentada, escuchó una andanada de chismes en un abierto reclamo, a ella y a todo el grupo. Aquel momento terminó con un jalón de cabellos a Gaby, quien permaneció en silencio sin poder asimilar la enésima humillación.

Como es la tradición escolar, lo bueno ocurrió a la hora de salida, en los pastos y estacionamiento del CBTis 68. Los detalles los contiene una serie de dos videos, los dos editados aparentemente por decisión y autoría de la señora que en público se presenta con el nombre de Kary Conigliaro. Esta dama, cuyo nombre en castellano se debe leer “Cari” pero sus razones tendrá para extranjerizarlo, es la madre de las dos gemelas que responden al nombre de Wendy Jatziry y Diana Casillas Martínez. Ellas dos son la parte protagonizante de los videos que ya dieron la vuelta en todo Puerto Vallarta y más allá de la Bahía de Banderas.

Supimos del sainete de los estudiantes del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios 68 el mismo jueves que ocurrió el suceso. Ya luego nos enteramos que avisaron a la madre de la contraparte de las mellizas, Mónica Chávez, cuando ella estaba en una carretera de Nayarit, en Acaponeta lo cual le imposibilitó atender personalmente el problema.

Entonces, para entender, en la camorra estudiantil del CBTis 68 participaron dos mellizas, estudiantes del segundo año. Ellas pelearon contra las cuatas Almaguer Chávez, Gaby estudiante del mismo plantel y su hermana. Hubo otras participantes, una amiga de las Almaguer Chávez y amigas de las mellizas.

En el transcurso de esta semana medio Puerto Vallarta ha podido ver el corto de dos videos que parecen el mismo. En realidad, se trata del mismo video pero editado, de tal forma que se pueden apreciar escenas que satisfacen el interés de una parte, de la madre de las gemelas. Fue ella, Kary Conigliaro quien empezó a difundir el video en las redes sociales donde aparecen sus hijas como principales protagonistas en la gresca estudiantil.

Bien, como antecedente referencial debemos indicar que las mellizas hijas de Kary Conigliaro acuden cotidianamente a un gimnasio establecido en un centro comercial frente al fraccionamiento Aramara. Ahí se han dado a conocer suficiente con otros asistentes por su recio carácter. Allá las conocen precisamente por sus ambiciones de adquirir músculo, fuerza. “Pelean como hombres” nos contó un cliente del “gym”. En el video, a las dos güeras se les ve bastante robustas. Un segundo comentario presume gustos o tendencias opuestas al femenismo. En la escuela se chismea la supuesta atracción que la señorita Almaguer despierta en una gemela.

Los dos principales directivos del CBTis 68, Joel Armando Reyes Sánchez y Olivia Rojas Alegría son actores protagonistas conscientes o inconscientes. El primero es el director y de lo menos que se le acusa es por su indolencia cuando se trata de solucionar problemas del plantel. El caso del video de las gemelas y Gaby Almaguer se puso en manos de la subdirectora que primero recibió a Kary Conigliaro y después a Mónica Chávez. Olivia Rojas, de quien debemos decir que la conocemos desde que llegada del Distrito Federal se estableció en Puerto Vallarta, fue la primera sorprendida al cabo de hablar con las dos mamás. La del apellido italiano tiene un lenguaje que va del llano al barrio, bastante agresividad en su contenido. Entendió porque se presentó con ella y en público, como la víctima, pues acudió a pedir justicia, a decirse doblemente agraviada, primero en la pelea callejera y luego, por la decisión de las autoridades de la expulsión temporal de sus dos hijas. Olivia Rojas les aclaró que no se trata de una expulsión definitiva sino temporal. De este viernes 23, ni una semana más, les informará al resolutivo adoptado por las autoridades del plantel. En estos días revisarán minuciosamente el contenido del video y considerando otros testimonios, se les notificará la decisión final.

Ambas partes, o más bien dicho, las dos madres de las damitas suspendidas tienen quejas contra los directivos de la institución. Del director Reyes Sánchez dicen que se desentiende de sus responsabilidades y en general, sostienen que la disciplina se ha relajado a tal grado que afecta la calidad académica. Es imposible que una policía privada se haga cargo de la vigilancia de los adolescentes. En el video se observa a una impotente mujer vestida de policía intentando separar a las rijosas. Es ella la que todos los días vigila desde una silla en la puerta de ingreso. Abundan las quejas contra personal distinto que no sabe dar la debida atención a los alumnos.

Al principio consignamos que ese jueves 16 ocurrió dentro de un aula una agresión  menor de una de las gemelas contra Gaby Almaguer. Ese había sido el trato recurrente de las gemelas a Gaby y a otras estudiantes. Sin embargo, por no confiar en los directivos del plantel omitieron interponer una queja. Ese puede ser error decisivo que afecta la escolaridad de Gaby Almaguer.

Ignoramos qué información tiene ya en su poder Olivia Rojas Alegría. Cuando llamó a una de las mellizas le preguntó si participó en la riña y le dijo que no. Pese a saber de la existencia del video, mintió. Con intenciones de ocultar la participación de las mellizas se manipuló el video original.

Gabriela Almaguer no mintió; “si, yo le pegué primero” contestó a la misma pregunta. Ya luego relató la historia, el incidente del mismo jueves en el aula, y el cotidiano trato agresivo y grosero de las hermanas Casillas Martínez a su persona y a otras compañeritas. En resumen, aquellas jovencitas obsesionadas por adquirir fuerza muscular en el Lake Fitness Gym de Plaza Centrocity se habían convertido en el terror del Cebetis y tenían en Gaby Almaguer a una de sus víctimas favoritas del bulling.

Revolcadero

Nos resulta casi imposible intentar saber qué ocurrió en la salida del CBTis. En la escena se aprecia una doble riña, o dos bolitas diferentes con niñas diversas lanzando golpes, patadas y jalones de greña de todos calibres. En el salón una de las mellizas Casillas Martínez insultó y le dio un jaloncito de greñas. Algo pensó que le llamó a una de sus hermanas ir por ella a la hora de la salida. Pero llegaron a la escuela dos hermanas y una amiga. Involuntariamente participaron en la riña y se les ve prácticamente defendiéndose de la agresión de las mellizas Casillas a las cuatas Almaguer y otras estudiantes. Una de las Almaguer y su amiga ya rondan los 20 años por eso intervinieron con cierta tibieza pues las mellizas y sus amigas son chamacas que a duras paneas se acercan a las quince primaveras. ****** La que anda que no la caliente ni el sol fue la señora de nombre italiano, Kary Conigliaro, a quien sus amigas le llaman “Cari” y que nos dicen se entretiene a esos asuntos de belleza de la mujer. Acudió primero a los directivos del plantel pero cuando le hicieron ver de reportes y quejas contra sus hijas las mellizas se disgustó pues no quiso aceptar que sus hijas no son de esas alumnas que tienen diez en comportamiento ni en disciplina ni en nada que sea educación. Ya luego se fue a las oficinas de la Fiscalía Regional de Justicia para presentar una denuncia. La atendieron pero tampoco regresó a casa del todo satisfecha. Quiere justicia pero no admite que sus hijas tienen su fichita negra. Se enojó cuando le notificaron que acuda este jueves a qua audiencia conciliatoria en donde deberá estar la contraparte.****** También le debemos a la señora Kary Conigliaro habernos enterado del bochornoso incidente en las afueras del plantel. Acompañó al video un texto del cual destacamos la siguiente línea:… aún no se por qué cuando “Gabriela Almaguer Sánchez”  (el entrecomillado al nombre es de la autoría de la señora Conigliaro) pateó a mi hija en el aula en horas de clases no había ningún representante de la institución. Sí, con una patada en el vientre Gabriela Almaguer se quitó de encima a la melliza. También es cierto que las mellizas salieron peor libradas de la riña pues con la ofensa en mente, Gaby fue la primera en lanzar el golpe afuera del plantel.

Pleito-estudiantes-CBTis 68-PV

Leave A Reply

3 × cuatro =