CONTEXTOS: Va Toño Arreola por el control del ejido Las Juntas ya casi extinto

0

Por Gerardo Sandoval Ortiz.- La tarde del jueves, Toño Arreola ofreció un asado a ejidatarios de Las Juntas y otros amigos en su rancho, allá contiguo a El Zancudo. Fue su “cierre de campaña”, el último esfuerzo para amarrar los votos suficientes y ganar la elección a celebrarse este domingo 18. Sus simpatizantes sostienen que el triunfo contra el profesor jubilado, José Luis Castro está “cantado” y pasarán por encima del actual presidente, Jorge Mendoza Bernal.

Las elecciones para renovar la mesa directiva de los comisariados ejidales se convierte en un apasionado proceso de campaña en todos los ejidos del municipio. Y el ejido que proveyó de 195 hectáreas para construir el aeropuerto internacional (en 1980 se expropiaron otras 40 hectáreas) no podía ser la excepción.

Antonio Arreola Pérez encabeza una planilla en donde destaca también la presencia de la doctora Dora María Muñoz Vargas, y de ganar será la tesorera. Ángeles Mendoza también aparece en dicha panilla que entre otros ejidatarios influyentes, tiene el respaldo de Ludgerio López Amaral, un ex presidente del ejido. De impactante es el número de socios con derechos para votar: ¡63!

José Luis Castro tiene el respaldo absoluto de Jorge Mendoza e inclusive, uno de sus hermanos, Fernando Mendoza Torres se registró en la planilla. Martín Candelario Venegas, también familia de influyente presencia en la comunidad, apoyan la planilla.

Nos invitaron al cierre de campaña de Toño Arreola, buen amigo personal como Jorge Mendoza, pero por otros compromisos no pudimos hacer acto de presencia, allá carretera rumbo a Las Palmas. Nos reportaron de la asistencia de funcionarios y profesionistas del ramo lo cual nos confirma de las buenas relaciones que ha cultivado el vecino de las Juntas. En efecto, Toño Arreola no es ningún improvisado en el activismo agrario. Ya desde la década de los 80 era visto al lado de Rafael Montes Escopa (dos veces comisariado de dicha comunidad en esa época) defendiendo causas ejidales. De aquel legendario grupo formó parte Ernesto Amadeos “El Neto” Espinosa, Fernando Mendoza y sus hermanos los que hoy, por azares del destino buscarán impedirle –a Toño Arreola- ganar la elección del domingo.

Toño Arreola nunca ha presidido el ejido Las Juntas pero por muchos es identificado como el principal líder del grupo que ha controlado a los ejidatarios en las últimas tres décadas. Prueba de ello fue la invitación que en 1997 le extendió David Cuevas García para, en calidad de “externo” al PAN,  ser parte de la planilla que ganó una elección dos veces, primero al interior del PAN y luego la elección constitucional. Es decir, Toño Arreola fue regidor en el trienio 1997-1999. Fue cuando causó un fuerte enojo a Fernando González Corona pues el diputado federal en ese entonces consideró que como regidor hizo uso de información privilegiada.  Al saber del interés de inversionistas texanos de construir los campos de golf Vista Vallarta negoció la compra de decenas de hectáreas que luego vendió multiplicando el costo y en dólares. Cuando González Corona intentó comprar tierras y hacer negocio con la reventa, ya se le habían adelantado.

Los amigos de Toño Arreola nos presumen que visitó y habló hasta en tres veces con los ejidatarios para convencerlos de ser la mejor opción. Él en lo personal no está confrontado con los Mendoza ni con el maestro jubilado y para sustituir sus debilidades armó una planilla con la invitación a la doctora Muñoz Vargas, ella sí, de profunda militancia en el PAN. Si hace falta tiene el incondicional respaldo, el voto y asesoría legal del abogado y ex presidente del ejido, Ludgerio López Amaral. Contraria lo que parezca, Ángeles Mendoza, nada tiene que ver con los Mendoza Torres; ella fue tesorera en la mesa directiva de Ludgerio López. Ella opuso distancia del actual presidente porque en las dos gestiones del actual comisario, llegó y despidió a la secretaria en turno para colocar  a una de sus hijas. Los críticos de Jorge Mendoza creen que los despidos de las secretarias han sido para protegerse.

El ejido Las Juntas es uno de esos ejemplos de comunidades con alta tendencia a desparecer. También es de los ejidos ricos, de socios millonarios, pero sin tierras. Eso explica por qué apenas quedan 63 socios del ejido. Si no hay tierras, lo natural es que también se extinguen los ejidatarios. Hace siete años un grupo de 30 ejidatarios vendieron la franja más fértil, casi todas las parcelas que se ubican entre el rio Ameca, su desembocadura, la carretera 200 y los límites del aeropuerto. Los dos compradores que representaban a los compradores los engañaron diciéndoles que compraban para cultivos tecnificados y negaron lo que ya se empezaba saber, que a orillas del río se le daría forma a un megadesarrollo turístico-hotelero que arrasaría con todo.

Ya citamos que a ese núcleo ejidal le expropiaron más de 200 hectáreas para el aeropuerto y la 41 zona militar y que cuando Billy Sitton desarrolló el campo de golf Vista Vallarta, también se vendieron decenas de hectáreas en la zona de San Nicolás, la parte de arriba de El Pitillal y El Coapinole. Son muchas las colonias y asentamientos irregulares nacidos en tierras del ejido Las Juntas. Palma Real, 12 de octubre, Palmar y Lomas del Progreso, toda esa franja son lotes urbanos que, en caso de no tener cuenta de pagos predial, que se trate pues de un lote irregular, acuden a Las Juntas a pagar su cuota anual por la posesión del predio.

A Jorge Mendoza lo acusan de ser parte del proceso de extinción del ejido. Arrastra una fama de tener problemas para justificar gastos del orden del millón y medio de pesos, solo en esta última parte de su segunda gestión al frente del ejido. Se estima que perdió ya todo el apoyo de los ejidatarios. A las asambleas suelen presentarse más de 100 supuestos ejidatarios pero generalmente se trata de hijos de ex ejidatarios, de quienes han vendido sus parcelas o de ejidatarios en edad ya avanzada pero que carecen de derechos para votar.

Los que decidieron dar la espalda a Jorge Mendoza ya antes le han reclamado en su cara, en asambleas, sus excesos. En otras ocasiones han alentado demandas y demás recursos de impugnación para evitar sus abusos, el saqueo al ejido y la aceleración a su desaparición. Así le impidieron vender los caminos sacacosechas pegados al río que en teoría habían quedado libres por la venta de parcelas que en el futuro se destinarán a otro campo de golf del Grupo Vidanta. Se recurrió a la autoridad en la materia y el acuerdo es venderse, con el acuerdo de la asamblea pero ya en la siguiente directiva.

También por la vía legal se le impidió salirse con la suya y vender el lienzo charro y una parcela escolar. Para evitar la venta se cambió la escritura a nombre de un ejidatario. Hace dos o tres años también se lanzó la voz de alerta al circular la versión de que Jorge Mendoza se proponía vender la unidad deportiva del ejido. Se le achacó también haberle puesto el ojo a un predio pegado al edificio delegacional, frente a la plaza, en donde existen juegos infantiles.

Entonces, y ya para concluir, nos quedamos con la idea de haber un grupo importante de ejidatarios indignados con el presidente del ejido Jorge Mendoza, de quien dudan hasta de su honestidad. Si está atrás de la candidatura del profesor José Luis Castro, vemos normal que alrededor de Toño Arreola se concentren la mayor parte de los votos de ejidatarios. Si es así, no habrá problemas para que el domingo triunfe la planilla del ex regidor.

Revolcadero

Pero, que no festejen por adelantado nuestros amigos panistas. Toño Arreola está hoy más cercas del Movimiento Ciudadano que del partido que lo invitó a ser regidor. Ayer tuvo de invitados en su rancho de El Zancudo a los hermanos García, los hijos del ex alcalde de Cabo Corrientes, que del PAN ya saltaron al MC. También invitó a funcionarios municipales del primer círculo del alcalde Arturo Dávalos Peña.  Algunos de ellos no atendieron la invitación por estar atareados en la organización de la posada de los empleados municipales. Al menos con eso se justificaron y es cierto.******Picadillos que son dos o tres de nuestros escasos lectores con temas que tienen que ver con muertos y ejecutados ligados a los malosos. Nos exigen más datos de la muerte de “El Junior”. Es el jovencito muerto a una cuadra del mercadito municipal de Ixtapa, una manzanita adentro de Los Tamarindos, la noche del pasado jueves. Solo les podemos añadir que hasta en los servicios funerales, velatorios y sepulcro, preocupó a sus padres. Todo hicieron lejos del hogar en la colonia La Esperanza y de La Higuera Blanca, concluyeron que lo mejor era llevarlo a sepultar a Mascota. Les debemos la acción de la quema del rancho de Miguel Ochoa, ahí frente a La Esperanza y la propiedad a espaldas de la cancha La Preciosa, por la carretera a Las Palmas.****** Oficialmente estamos en el periodo vacacional y retoma fuerza eso del aguinaldo y bonos para nuestros legisladores federales. Cierto, tienen derecho pero los mexicanos lo ven como un insulto por su alto monto y cuando abundan empresas que pagan un aguinaldo de una quincena y con el salario mínimo, ese que ya aumentó a 80 pesos. Se embolsarán 140.5 mil pesos de aguinaldo y 67.5 mil pesos, un bono maquillado dizque “por atender a la ciudadanía”. Eso sí, dignos como se dicen, los diputados federales del MC y Morena, lo rechazaron y pues, ni modo, Luis Munguía ya no tendrá bono extra que pellizcar este fin de año. ****** En la sesión con la que se da por cerrado las actividades del 2016, el pleno de la sesión del Ayuntamiento guardó un minuto silencio en memoria de Lorenzo “El Viejo” León Zazueta y otro minuto por don Ismael Macías Garibay. El domingo pasado murió “El viejo León” y una semana antes, Don Isma. El primero fue un periodista de toda la vida, que se nos adelantó apenas un mes después de festejar sus 88 años de edad. Y don Isma, acaso el político más polémico y de recio carácter que en una trayectoria de no más de diez años, supo ganarse el respeto de los vallartenses. Hubo otro tercer minuto de silencio, en memoria de Julio Flores. Este caso es doloroso, pues se trata de un leal empleado municipal. Dedicó la mayor parte de su vida a recibir y atender a ciudadanos que acudían a ventanilla en la Oficialía Mayor de Padrón y Licencias. Semanas atrás lo saludamos personalmente en su ventanilla. Siempre se ganó el respeto de su jefe en turno. Murió de forma injusta, víctima de dengue hemorrágico. ****** Entre tersas opiniones y comentarios de elogios mutuos, duelos e intercambios de buenos deseos de fin de año, nos reportaron desde el recinto del Ayuntamiento, la aprobación del Presupuesto de Egresos Municipales para el 2017. El abultado documento puesto a discusión y aprobación de los regidores se consideró un gasto que en números redondos anda en  los mil 488 millones de pesos. Ya sabíamos que la recaudación va en montos más o menos iguales, más cercanos a los mil 500 millones de pesos. Es decir, para el próximo año el incremento se notará más en los ingresos que en los egresos lo cual habla de un esfuerzo por controlar los sobregastos.

 

Comments are closed.