El hermetismo del profe Michel en la designación de su equipo de trabajo

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Luis Michel Rodríguez.

El proceso de seleccionar al equipo de trabajo es un entuerto que se le complicó a Luis Michel Rodríguez de tal forma que por enésima vez debió posponer su anuncio que tiene en ascuas a los interesados en colocarse en la nómina municipal. Ya en el ocaso dominical, María Roa sacó otra vez la cara al dar el aviso que de nuevo se pospone la rueda de prensa hasta fecha por definir.

Para justificar el último atraso, la oficina del alcalde electo alegó que no sabían del Día del Servidor Público y que por ser día no laboral para los empleados municipales no se pudo reunir la comisión de entrega-recepción. Cuando María Roa informó a los periodistas que el anuncio fijado para el sábado 25 se posponía para lunes 27, remarcó que Michel atendería a los reporteros después de la reunión de trabajo de la comisión coordinada por Salvador Llamas.

Por lo menos dos amigos personales perfilados a ocupar posiciones de primer nivel en la administración 2021-2024, nos llamaron a media semana y hablaron de imprevisibles de agenda porque “el lunes cierran las oficinas de la presidencia”. Si miembros del equipo de Michel sabían que el lunes había cierre de oficinas no es creíble que Michel y Llamas desconocieran la fecha.

En el discurso de campaña, Michel se vendió al electorado como un dechado de honestidad. En los hechos, y aun sin tomar posesión de su responsabilidad, despilfarra el capital que en él ha depositado el vallartense. Cuando advertimos el descontento que germinaba entre los simpatizantes del proyecto del “profe de los dieces”, fuego acicalado por quienes se creen traicionados por sentirse fuera del reparto de empleos, auguramos que Michel iba a posponer hasta el mismo día de su toma de posesión para anunciar los nombres de su equipo.

Salvador Llamas Urbina.

En el equipo de Michel nadie se pone de acuerdo entre potenciales directores y el manoseo surgió desde fines de junio, cuando trascendió nombres de la Comisión de entrega-recepción y muchos seguidores dieron por buena la lista de futuros “directores”. Tres meses después, los prospectos a ocupar los cargos de primer nivel se mantienen y dominan los nombres de aquella lista de “comisionados” coordinados por Llamas Urbina.

Los jaloneos han sido intensos dentro y fuera del grupo compacto de tal forma que en más de alguna vez hasta Llamas ha salido raspado. Una corriente de morenos ha tenido el atrevimiento de sugerirle “respetuosamente”, el estilo lopezobradoriano que prive el criterio de privilegiar orígenes patasaladas en el nombramiento de los directores.

Desde fuera del entorno íntimo, en donde debemos colocar a la regidora electa, Carla Esparza Quintero, no ha cesado las presiones. Para ganar la elección, Luis Michel hizo pactos con el diablo y comprometió varias veces cada una de la docena de direcciones, subdirecciones y jefaturas. Los espacios no le alcanzarán para mantener las simpatías de quienes en campaña lo enaltecieron y corre riesgos de ser apedreado y vituperado por sus propios seguidores antes de investirse de alcalde.

Es poco probable que este martes 28 de septiembre se reúna la comisión de entrega-recepción y Michel aparezca frente a la prensa y lea su lista. Puede ser crucificado por su contingente que lo emplaza a cumplir pactos y compromisos. Son las consecuencias de ofrecer más de lo que hay, la fórmula socorrida por quienes ambicionan escalar en la política sin reparar en los costos.

Por lo demás, hasta el fin de semana había en la agenda pública aparecía la visita del gobernador Enrique Alfaro para hacer la entrega de cheques a comerciantes y vecinos afectados por las inundaciones de los ríos Cuale y Pitillal. Sin embargo, en la agenda de actividades Alfaro, también en la del secretario general de gobierno, Enrique Ibarra Pedroza, no se contemplan actividades en Puerto Vallarta. Afecto a hacer presencia en los grandes actos políticos, Luis Michel optaría por construir puentes encima de las propias ruinas del mercado de artesanías Cuale para granjearse las simpatías del gobernador Alfaro.

La agenda pública del miércoles contempla la que podría ser la última sesión del pleno del Ayuntamiento. Se antoja como para convertir la jornada en la última excusa y posponer hasta el jueves la lista que tan celosamente se guarda el profe Michel. Si se entregan cheques y menajes y el Ayuntamiento que se va sesiona por última vez, ahí estará Michel, con su presencia física o a distancia, como él atraerá las atenciones desde su primera acción y convocatoria a reunir a los regidores que lo acompañan.

Desde fuera se ve a Michel como un alcalde acorralado por sus seguidores y rehén de sus propios pactos. De antemano sabe que no podrá cumplir a todos sus aliados que en campaña les ofreció espacios en su gobierno y que nadie entenderá sus razones y menos escucharán sus explicaciones.

Sucede que Michel tampoco ha hecho lo correcto y por sus desaseos padece una fuga de información que exhibe sus debilidades. El hermetismo que rige la trayectoria de Michel, de las elecciones al día hoy, registra un preocupante culebreo y debería saber que ya se le pandean algunos de sus aliados. Connotados priistas, panistas y hasta emecistas, dominan los espacios en el equipo de Michel y ello le ha creado  profundos disgustos en el ala doctrinaria de Morena, que asumen para sí el derecho de gobernar la ciudad y son condenados a ser meros observadores de la integración del equipo de su alcalde.

Si no corrige el rumbo, “el profe de los dieces” corre el riesgo de ser avasallado por esa guerra soterrada que ve de reojo y desdeña posibles consecuencias. Y no pasará mucho tiempo para atestiguar en la primera sesión del Ayuntamiento si Michel mantuvo su desprecio a regidores, morenos y opositores, y a sus aliados de campaña.

Revolcadero

La tarde de este domingo 26, Luis Alberto Michel Rodríguez difundió varias fotografías en donde aparece acompañado de su esposa a paso lento en una iglesia. Acompaña el siguiente texto: “Les comparto que hoy estamos en Zacualpan. Venimos a la Iglesia del Divino Niño por invitación del cura José López Jauregui, quien ofició una misa en nombre de nuestro próximo gobierno y al mismo tiempo nos bendijo para que nos vaya bien a todos. Estas actividades nos llenan el espíritu y el alma, nos dan energía para comenzar nuestra semana con amor, paz y llenos de bendiciones”. Ese viaje a dicha comunidad ha dado mucho que hablar pues Michel incluyó a regidores que de regreso dieron algunos pormenores de la importancia de dicho viaje al recinto del Niño Jesús de Zacualpan. Lo de la invitación del padre Chepe por ser dizque amigo del alcalde electo fue un buen ardid pues Michel quería tener a sus regidores para atestiguar el futuro del hermanamiento con la señorial Compostela. Lo que no sabemos es si desde allá se originaron los rumores de que Luis Michel ya tiene en mente concesionar el servicio de recolección de la basura y que no descarta inclusive entregar el negocio a Juan Carlos Castro Almaguer, el coordinador de la campaña de Luis Munguía. Pero bueno, creemos que no pasa de ser un rumor pero de los políticos vallartenses de hoy todo se puede esperar y todo son capaces.****** Por cierto, uno de nuestros lectores en El Pitillal nos regañó por limitar sus opciones a delegado municipal a solo Simitrio “el chimi” Gutiérrez Villaseñor y omitimos. Que debemos considerar al Chón Topete y también a un antiguo mochilista, Sergio Rodríguez Zavala, motejado como “el  rayo”. Estos traen consigo escándalos en la política local. El Chon es un viejo discípulo del padre Agustín Ibarría Parra, ya fue delegado en la era de los gobiernos panistas cuando el pueblo literalmente le recetó una excomulgada política. En diciembre, “alguien” lo atacó con un puñal casi lo mata en los oscuros rincones del río Pitillal muy concurrida por personas con tendencias, no políticas, afines al Chon. “El rayo” adquirió notoriedad cuando quiso correr en dos carriles al mismo tiempo, ser delegado, ser regidor suplente, y si renunciar a su empleado en la CFE. Al final, agradeció la gentileza de su amigo “el mochilas” y prefirió la certidumbre del empleado de “la Comisión” y “el lonia”, su apodo en la CFE, prefirió su cheque seguro.****** Por cierto, otro de los rumores sueltos en esta temporada apunta a que el ex alcalde de Ayutla y de Puerto Vallarta, Ramón Guerrero Martínez alista su regreso político. Ya se sabe que mantiene su residencia en Marina Vallarta, que frecuenta a sus amigos en Las Juntas y registra visitas a su familia política en Las Palmas. El afamado “mochilas” mantiene también su chamba en a Secretaria de Finanzas y Administración del gobierno del estado en donde tiene a su leal Oscar Pérez quien por su lado también muestra constancia en su activismo por esos rumbos. Si viene, lo cual no se confirma, tendría la bendición del gobernador Enrique Alfaro y cumpliría la misión de borrar al grupo del todavía alcalde con licencia, Arturo Dávalos Peña. Lo bueno es que esto a duras penas llega a rumor y en el mundillo de la política, eso abunda.

Comments are closed.