El Plan de Infraestructura de AMLO y su alianza con la ‘mafia del poder’

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Apenas se asomó la amenaza de la recesión, la elite empresarial se dejó guiar por el presidente Andrés Manuel López Obrador y presentaron un listado de 147 proyectos de obras ambicioso por una suma total de 859 mil millones de pesos. Es el Plan Nacional de Infraestructura, una cartera e instrumento de inversión con el cual se intenta detener y reactivar la caída de la economía nacional.

Lo primero por subrayar es que se trata de grandes obras de infraestructura que sin el financiamiento de la iniciativa privada no sería posible realizar. Es una reacción de López Obrador y empresarios para detener la recesión técnica de la economía nacional. Son ellos los primeros interesados en mover el dinero y la inversión en obra pública es urgente.

En buena medida se trata de proyectos de obras ya avanzadas, algunas con rezagos de varios años atrás como es el caso de la autopista Jala-Puerto Vallarta en su última etapa, Las Varas-Puerto Vallarta.

Más allá de la espontánea algarabía de los seguidores del régimen moreno, que festinaron la alianza de los empresarios de “la mafia del poder” con el presidente de la república, es de nuestro interés apuntar y es destacar si esa inversión trae obras y beneficios a la región.

Aunque en este primer paquete hay obras prioritarias fuera del Plan Nacional de Infraestructura, en la capital del estado ha sido bien recibido el anuncio. Se incluyen ocho grandes proyectos por un monto de casi 50 mil millones de pesos. Las de mayor costo, es la Presa El Zapotillo y su acueducto para llevar agua a Guanajuato, y el Acueducto El Purgatorio. En esas dos obras se va casi la mitad de la inversión total anunciada para la entidad.

Apenas revisamos que en dicho Plan se añaden tres mil 746 millones de pesos a invertir en el aeropuerto de Puerto Vallarta obliga ir más allá de las cifras. Dicha cifra es parte de un plan de inversión que viene de varios años atrás, inversión en remodelar, ampliar, dar mantenimiento a la terminal aérea desde que el Grupo Aeroportuario del Pacífico adquirió el aeropuerto. A finales de septiembre el GAP anunció una inversión de 20 mil millones de pesos en sus aeropuertos, entre los que se incluyen la terminal local y la de Guadalajara. En Guadalajara se invertirán 10.5 mil millones de pesos.

Además de los dos aeropuertos y dos acueductos, se consideran tres autopistas, La Piedad-La Barca, Guadalajara-Manzanillo y Las Varas-Puerto Vallarta. Además, el libramiento de Lagos de Moreno.

El macrolibramiento que tantas veces vino a presumirnos el gobernador Enrique Alfaro no aparece. Ni siquiera una primera etapa y pues no, no creemos que lo incluyan de última hora su ejecución con recursos directos del gobierno federal. La semana pasada se aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación se quedó perfectamente claro que López Obrador vetó etiquetar recursos.

Sin duda alguna la obra más largamente esperada es la autopista Jala-Puerto Vallarta. Ya está en su tercera etapa y cada día los trabajos presentan avances. Incluir en el paquete de obras de este manual llamado PNI suena más bien a presumir una obra que está a punto de concluir. Suena interesante plasmar que en la “autopista Las Varas-Puerto Vallarta se invertirán 7, 216 millones de pesos. Se advierten hasta intenciones de engañar a los mexicanos, de un embuste para recuperar la confianza y credibilidad perdida en el mundo global de las finanzas.

Sin duda, el gobierno lopezobradorista maniobró para sin ningún pudor reunir a la elite empresarial del país y enviar juntos un mensaje para tranquilizar el nerviosismo causado por los indicativos negativos de la economía.

Una revisión somera permite concluir que la mayoría de los grandes proyectos en donde supuestamente se gastarán los 859 mil millones de pesos, son obras a punto de terminar y en algunos casos, ampliaciones de obras ya iniciadas.

Se observa un manotazo para impulsar la economía del país y espantar el fantasma de la recesión técnica ya declarada. Es cierto que habrá dinero en circulación pero es mentira que todo ese dinero anunciado va a salir de las carteras. Mucho de ese dinero ya se empleó inclusive mucho antes de que López Obrador arrancara su gobierno.

Más allá del tramo Las Varas a la Bahía, los habitantes de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas no tienen motivo para nada festejar. Dirán que ahí están los 528 millones de pesos que aporta la federación para mejorar la conectividad entre los dos municipios metropolitanos con el nuevo Puente Federación. Pero hasta esa noticia es vieja. El costo del puente es de 660 millones y la diferencia, 132 mdp, lo aportan los estados.

Fue en la segunda semana del pasado mes de julio cuando finalmente se aprobó la construcción de dicho puente y su respectiva ciclovía con dinero del Fondo Metropolitano Puerto Vallarta-Bahía de Banderas.

Ni con inversión semilla, ha sido generoso el gobierno federal con los habitantes de la Bahía. No parece tener interés en apurar el denominado “Boulevard Turístico Riviera-Nayarit”, que desde su primera etapa destacó una “moderna vía panorámica” desde Las Varas hasta Punta Mita, y más al norte, San Blas-Islitas. Si se trata de impulsar la infraestructura de esta pujante zona turística el gobierno federal debe destinar dinero para los 61.6 kilómetros.

En la cartera de proyectos de inversión para este año 2019, el gobierno de Nayarit incluyó 1, 343 millones de pesos para esta obra en una primera etapa. Pero, como lo decíamos, no se trata de una obra nueva pues se incluyó en el Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018. El único avance palpable es en el tramo San Blas-Islitas.

La segunda etapa del citado boulevard turístico no pasó de su “etapa de gestión” en Bahía de Bandera sin Compostela pero hay avances de Las Islitas a Aticama. La inversión estimada es de 1, 298 millones de pesos.

También ha sido menospreciado el proyecto de la modernización de la carretera federal 200. El registro del proyecto se quedó en la Secretaría de Hacienda, en cuya dependencia no parece haber interés en apuntalar la inversión en la infraestructura carretera en esa zona turística que incluye Bahía de Banderas y Puerto Vallarta. Lo único concreto es el puente Federación, proyecto pospuesto desde hace una década.

Del lado de Nayarit y también de Jalisco, han sido pospuestos diversos proyectos estratégicos y si se toma en cuenta la llamada “austeridad republicana” impulsada por López Obrador, toma forma la incertidumbre.

Por ahí está el proyecto del acueducto de Bahía de Banderas, obra que se propone asegurar el abasto de agua y adelantarse al crecimiento demográfico a un costo de 1, 136 millones de pesos. Es una toma de agua de un pozo radial, 62 kilómetros de línea de conducción, planta de bombeo y tanque de entrega.

De este lado del río Ameca, pueblo y autoridades se han acostumbrado desde siempre al desdén del gobierno federal y también del gobernador del estado en turno. La inversión única en el PNI federal es netamente privada, de los dueños del aeropuerto. La autopista beneficia pero también es dinero privado, de Carlos Slim y asociados.

Revolcadero

Por cierto, en el portafolio de proyectos estratégicos elaborados por el gobierno de Nayarit nos llama la atención el proyecto de Generación de Energía Eléctrica a base de Geotermia. Se estimó un costo de 2 mil 800 millones de pesos. Se propone construir plantas generadoras de energía eléctrica en las zonas aledañas al volcán el Ceboruco, ahí entre los municipios de Ahuacatlán, Jala, Ixtlán del Río y Santa María del Oro. Suena interesante el proyecto pero por ahora la austeridad no alcanza ni para costear estudios de factibilidad.******Este pasado lunes arrancó en Las Palmas y en El Ranchito  el calendario de posadas que funcionarios del gobierno municipal ofrecen a las familias habitantes de todos los rincones del municipio. El martes se realizaron Boca de Tomatlán y colonia Emiliano Zapata. De acuerdo al calendario, se programó llevar la fiesta este miércoles a la colonia Getsemaní y en Los Tamarindos. Nos enteramos que para estas dos últimas posadas “la madrina” fue la directora de Comunicación Social, Sara María Chávez. Es decir, la dama fue la responsable de organizar y también de financiar con recursos propios no públicos, la posada, regalos, piñatas, música, y otros. Tenemos el calendario, lugar, horarios, pero ignoramos nombres de “padrinos” o “madrinas”. Este viernes habrá en el domo de Ixtapa, el sábado en Los Llanitos y el martes 3 de diciembre en Las Juntas y en Mojoneras. ******Como parte de la “Jornada de Ingenierías 2019” en el Centro Universitario de la Costa, el ingeniero Roberto Paz Gutiérrez ofreció una conferencia y frente a estudiantes arquitectura, ingeniería civil y de computación, advirtió el crecimiento de los “hackers” en México. El hacker no es solo corromper y violar sistemas de seguridad, hacer cosas dañinas sino hacer cosas de bien aclaró. Sugirió proveerse de herramientas para solucionar el problema. Dijo que una computadora bien protegida en base al sistema operativo Windows dará mejor funcionamiento y mayor vida al equipo de cómputo. En su disertación recordó los poderosos virus “el satán”, “el natas” y “nirvana” de la década de los 90s que atacaron hasta al sistema del gobierno federal. Al final recomendó a los estudiantes no conformarse con las clases de aula sino leer libros sobre el tema pero eludir “meterse” al Youtube por carecer de contenido útil para su carrera.

 

Comments are closed.