El revoltillo de Munguía, un informe de embustes

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

El sábado 23 de noviembre del 2019, en la cancha deportiva de Los Tamarindos, un hinchado diputado local Luis Ernesto Munguía González presumía con mucho regocijo haber gestionado más de 100 millones de pesos para la rehabilitación de la carretera 544 y “en equipo” lograr más 500 millones para el “puente federación”.

Hace un año, Munguía daba su seguidilla de informes legislativos de barrio y en su listado de obras de infraestructura también incluyó el “rescate” del Hospital Regional. Se atribuyó como logro suyo los 30 millones de pesos. También los programas sociales, y la reconstrucción de varios planteles escolares, entre ellas la escuela primaria López Cotilla.

Esta sábado 14 de noviembre, Munguía ofrecerá su informe en Las Juntas. Pero su equipo se encargó ya de distribuir  informes y en buena parte se trata de un revoltillo del informe del año pasado.

La dispendiosa promoción del informe legislativo, causa irritación a los vallartenses que no comulgan con las aspiraciones políticas de Munguía, por precisamente su habitual conducta de dilapidar recursos ajenos, a veces públicos, para promover su imagen personal. De ejemplo están aquellos armatostes, biombos, mamparas, tarimas, fabricados por herreros y con material adquirido con recursos municipales, según denunció en su momento la regidora Susana Carreño.

Si apelamos a lo informado el año pasado, lo de Munguía serían mentiras y engaños. Informó haber gestionado más de 500 millones de pesos para construir el “puente federación”. Además de tratarse de una inversión tripartita, Jalisco- Nayarit-federación, un año después ni hay ni puente ni dinero. Ese puente está en la lista del dinero que el gobernador Enrique Alfaro le cobra a Andrés Manuel López Obrador como deuda del gobierno federal a Jalisco.

El sábado 23 de noviembre del año pasado, el diputado Munguía les dijo a los vecinos de Los Tamarindos que él había logrado gestionar “más de 100 millones de pesos”. En el panfletillo distribuido a los asistentes, ese monto se infló hasta 197 millones de pesos. Para aquellos días, la obra ni siquiera había iniciado hace y apenas en la tercera semana de septiembre pasado Alfaro vino personalmente a supervisar el fin del arreglo de la carretera estatal y de la nueva comisaría municipal. La noche anterior a su visita, una cuadrilla realizaba labores nocturnos en el señalamiento en el tramo urbano de la ruta 544.

Las obras del gobierno estatal, son los únicos logros de Luis Munguía. Aquel sábado 19 de septiembre, cuando Alfaro le entregó la comisaría y recorrió la carretera estatal 544, también dio el arranque de la rehabilitación del adoquinado en los carriles laterales de la avenida de ingreso. Son 45 millones de pesos la inversión reportada por el gobierno de Jalisco. Y sí, ese dinero lo asume Munguía como algo propio, recursos que si no es por él, no llegan a Puerto Vallarta. Lo curioso es que ese sábado, su nombre no estaba en la agenda de invitados del gobernador en su gira por el municipio.

De la gacetilla de supuestos logros de Munguía de noviembre del 2019, se tomaron obras para el informe impreso 2020. Es decir, el informe es un refrito, tal vez por la ausencia de logros reales y tangibles. Por ejemplo, hace suyo los 91.2 millones de pesos en la remodelación y equipamiento del Hospital Regional. Los 33.2 millones de pesos, en apoyos a 6 mil 623 padres de familia por la pandemia, también lo reclama como gestión suya. En éste espacio se consignó el testimonio de un vecino que al acudir al Centro de Convenciones para inscribirse en la lista de beneficiarios de esos 5 mil pesos. El amigo iba preparado para argumentar la urgente necesidad de llevar algo de dinero a casa pero se halló en las mesas a los brigadistas de Munguía preguntándole si conocía al diputado, si lo seguían en redes sociales y si respondían un “no”, le sugerían ahí mismo abrir su cuentas y contactar a Munguía.

Bien, amén de haber una antología de embustes, los informes no es en realidad su obra legislativa, sus iniciativas para construir un entarimado legal que arroje y se traduzcan en beneficios para los habitantes del distrito 05 y Puerto Vallarta.

Más bien, hallamos un vacío legislativo en el informe de nuestro diputado. Tiene bien ganada la fama de ser un legislador faltista y de muy pobre producción en eso de crear leyes. Munguía no cumple su trabajo de legislar. Su ocupación es la de un “candidato” a la alcaldía, y si no, regresar otra vez a ser candidato a diputado federal. Lo suyo es nomás acudir y cumplir con las asistencias mínimas obligadas y después, hacer campaña en Puerto Vallarta. Su interés es aquí y no en los otros municipios del Distrito que representa.

Su eslogan “construye tus sueños” está hecho para los vallartenses, no para los habitantes de Mascota de Talpa de Allende, Cabo Corriente o Tomatlán. Para esos municipios no tiene nada que informar pues además, no tiene obra por presumir. No tiene cifras de platillos servidos en “el comelón” o en “la comelona”. Para la sierra y costa del sur, no hubo lonches de Munguía, tampoco pollos quemados.

Se califica conforme a las inversiones estatales y no por su producción de leyes. Cada mochila, zapatos, útiles escolares, es compromiso cumplido para Munguía. Así lo afirma en su gacetilla informativa. Hace un año habló del rellenado de garrafones de agua en los aguamágicos y como perdió el control, los espacios vacíos en su panfletillo 2020, sin iniciativas de ley, rellenó sus vacíos con refritos de su viejo informe.

En plena pandemia, en la plaza de Las Juntas, Munguía tendrá su fiesta este sábado 14. Se siente cómodo en la plaza remodelada por Don Carmelo García, el constructor ya fallecido que financió a Ramón Guerrero Martínez y ahora lo refacciona a él. “Carmelo Junior” es parte del staff del diputado.

Revolcadero

En la anterior colaboración consignamos la apasionada defensa legal del contador Héctor Gallegos al derecho de Luis Munguía de promover en los medios masivos de información su informe. Ante la andanada de críticas por el derroche de gasto en el informe del diputado Munguía, Gallegos apeló a la máxima del derecho “lo que no está prohibido está permitido”. “(…) he visto comentarios en las redes sociales a suspirantes, especulando campañas adelantadas por el informe del diputado Luis Munguía y con esto solo dejan ver la falta de conocimiento en la ley, y la incapacidad de gobernar una ciudad como Puerto Vallarta”, escribió Gallegos de Santiago. Luego citó el artículo 134 Constitucional y el 243 de la Ley Electoral. Pretendía plasmar la legalidad de la campaña emprendida desde el sábado 7 de  noviembre para invitar e informar del informe del diputado. La ley le otorga 7 días antes y siete días después del informe, concluyó. Las únicas condicionantes es circunscribir los canales informativos a la geografía del informante y limpiar de tintes electorales la campañita del informe. Sin embargo, la defensa de Gallegos elude incluir datos complementarios, montos, artículos propagandísticos, gastos, tiempos de retiro de la propaganda por contaminación visual, etc. ******* Lo de Gallegos nos llevó a un momento ocurrido hace casi dos décadas con un abogado y presidente municipal. Para los efectos aludidos por Gallegos habrá permisividad discrecional pero uno de los principios fundamentales de legalidad establece que es solo el ciudadano, no el servidor público, por elección o por designación, puede hacer lo que no le está prohibido por la ley. Es decir, el funcionario, electo o designado, a pesar de contar con la facultad discrecional, solo puede realizar lo que le está permitido por la Constitución, ley o reglamento que de ella emanen. Pongamos el ejemplo de Pedro Ruiz Higuera, alcalde en el trienio 2000-2003. Pedrito no le pediría a un funcionario el uso del vehículo oficial para cierto fin particular. El alcalde reparó a dicho principio y acabó por aceptar que en efecto, las prohibiciones a un particular, no necesariamente se ampliarán a un servidor público.****** A manera de conclusión: La defensa de Gallegos cae en el campo del insidioso abuso de lo que indistintamente suele llamarse recovecos o vacíos jurídicos o lagunas legales en las leyes aplicables según sea el caso. Nos recuerdan por ejemplo aquella frase de “ya sabes por quien votar”. Ni modo de disociar la frase con una imagen del lado. Los morenos vendieron por dos décadas el “ya sabes por quien votar” con el rostro al lado de Andrés Manuel López Obrador. En la última campaña electoral hubo casos similares. Los modernos alquimistas, operadores electorales, se califican según su capacidad para hallar esos vacíos de la ley para promover la imagen de su candidato.*****Como que los amigos morenos reaccionan para extirparse esa imagen que se consolida entre los vallartenses, de ser tipos que se desviven por las reyertas entre hermanos. La mañana de este viernes 13 se reunieron Otoniel Barragán, Rocky Santana, Enrique Márquez Hernández, Juan Ramón Mora, Pedro Canales, Damián Bernal, entre otros, para hablar sobre las coincidencias y explorar la posibilidad de unirse. Que van bien y que volverán a reunirse. El Mónico Cervantes y José Luis Pelayo les hicieron el fuchi y no asistieron. Pero los volverán a invitar.****** La clase política en Nayarit se conmocionó al trascender la noticia de haber ya orden de aprehensión contra el ex gobernador Roberto Sandoval Castañeda. Que ya lo busca la interpol en el mundo. El gobierno gabacho ya lo tiene en la mira desde hace rato dizque por delincuencia organizada y le congeló cuentas bancarias. En fin. Dicen haberlo hallado en el municipio más rico del país, pegadito a Monterrey, en San Pedro Garza García. Sabido es que  ese es el feudo donde gobierna el independiente Jaime Rodríguez “el bronco”, alguna vez financiado por Edgar Veytia, el fiscal de Sandoval.

Comments are closed.