El sermón político de Amlo en Nayarit

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Andrés Manuel López Obrador, en Nayarit.

El presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador llegó a Tepic, dio su mañanera, recorrió por carretera los 133 kilómetros a Tecuala; dio otro mensaje, cruzó el río de Las Cañas y se instaló en Mazatlán para luego, vía aérea, tomar rumbo al norte hasta Culiacán.

¿Que halló y que vio en Nayarit? Si alertó oídos y olfato, seguro pudo percibir el canibalismo político, entre los suyos, el practicado en todas partes y que en tierra cora es donde se adereza el cadáver político con las más diversas especies de chile, con piquín, cola de rata o morrón. La salsa huichol en olla de presión.

El Nayarit de Antonio Echevarría García, a decir de Amlo, es el estado modelo a seguir en materia de seguridad pública. Los delitos bajaron, no hay atropellos a ciudadanos, no hay violaciones, se acabó la corrupción, cero feminicidios; las amenazas, los abusos de poder ya son cosa del pasado, no hay privatización de playas. Coras y huicholes, tepehuanos y mexicaneros, son felices felices. Es decir, como en el Nayarit de Roberto Sandoval y de Edgar Veytia, no pasa nada.

¿Será? Más bien pareciera un cumplido político del ejecutivo federal al mandatario estatal. Los hechos fácilmente refutan el discurso surrealista de López Obrador.

Antonio Echevarría y AMLO.

Para empezar, Nayarit no es una entidad precisamente donde impere el estado de derecho. Tal vez él y su caravana, en su paso por cuatro de las cinco casetas de cobro de Tepic a Tecuala, pudo ver a los civiles que desde hace dos o más años tomaron las casetas y cobran una cuota de 50 pesos a cualquier automovilista. Pero está enterado y debe saber quiénes han estado aplicando la cuota. Ni el estado ni el gobierno de la 4T se atreven a liberar las casetas.

Los asesinatos, levantones y desapariciones, ejecuciones en las calles de la capital, por Bahía de Banderas, campean todos los días. Nada más esta semana un particular cercó el paso carretero al poblado Punta Mita. Ese es el Nayarit seguro.

Tecuala es el municipio símbolo en la agónica lucha de López Obrador. De espalda a su obra magna, la pirámide a mitad del pequeño Parque a la Madre, lo dijo en su discurso. Registró una primera visita hace ya más de 20 años. Sus amigos pioneros de lucha, como Martín “el toldito” Bueno, no estaban con él. La distinción de darle la bienvenida este martes 4 de agosto le correspondió a Heriberto “el titillo” López Rojas, aquel migrante de Atotonilco que en el país gabacho amasó fortuna verde, invirtió y generó más capital con renta y siembra de tierras y ahora como alcalde es acusado de sumar ceros a su cuenta bancaria.

Román Meyer Falcón.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Román Meyer Falcón habló de 33 obras y acciones, de puentes y casi tres mil viviendas “intervenidas y  mejoradas” luego de ser dañadas por el huracán Willa el martes 23 de octubre 2018 y la inmediata inundación en los días posteriores. Quizá esas miles de casas reconstruidas están en Tuxpan, y si no, en El Agua Verde, o Los Sandovales, estos caseríos de la municipalidad de Tecuala. Pero en el resto de las comunidades no será fácil hallar alguna casa afectada reconstruida con recursos federales. Cientos de familias, si no es que miles, a casi dos años de esperar el prometido apoyo de enseres domésticos, perdieron la fe en el gobierno de la 4t. Saben que es la cuarta o quinta visita de López Obrador, pero ya perdieron la cuenta de las veces que ha ido a dejar sus promesas.

Amlo cuida su sana distancia pero expone a sus seguidores. Frente al parque que sirve de atrio a la iglesia, por la calle México, se apostaron perfectamente arrejuntados algunas decenas de sus seguidores. Algunos rostros lucían sin cubreboca.

Por aviesas razones, al presidente le gustó retomar el discurso de la corrupción electoral. Hasta pareció tener como destinatario a su “superdelegado” Manuel Peraza Segovia. Ya consignamos que el antepasado fin de semana, el representante del gobierno federal visitó el municipio donde nació para prometer construir la carretera costera para unir el norte de Nayarit con el sur de Sinaloa por una franja el mar y el estero.

“Que se vayan al carajo los fraudes electorales como el acarreo y la entrega de frijol con gorgojo, el ratón loco, las urnas embarazadas. Tenemos que dejar establecida la democracia. Nada de compra de votos, nada de estar repartiendo, despensas, frijol con gorgojo, nada de estar utilizando el presupuesto que es de todos para apoyar a partidos y candidatos”, lanzó por enésima vez su advertencia.

Manuel Peraza.

Cuando el ejecutivo federal lanzo su arenga anticorrupción, Manuel Peraza debió sentirse aludido. En su vista anterior a Tecuala, el viernes 24 de julio pasado, prometió a los agroproductores de todo el norte de la entidad apoyarlos con 85 toneladas de semilla para la siempre de cacahuate y cacao. “Agricultura por Contrato” es su programa de apoyo al campo. Es aparte la carretera costera en su último tramo en el norte de la entidad.

Cualquier parroquiano de Tecuala sabe que Manuel Peraza trabaja” para lograr alcanzar la candidatura de Morena a gobierno de Nayarit. Lo apoyan. Otros, como a cualquier político, le escuchan con desconfianza. En Tepic, tampoco hay secretos en la aspiración del superdelegado. Escuchan con recelo el discurso de Amlo por ser incapaz de ponerle freno a las aspiraciones del superdelegado por sus fines electorales al crear sus programas Agencia de Cooperación para la Transformación y el Movimiento Todos reactivamos Nayarit.

Revolcadero

Jaime Cuevas Tello.

La siguiente es una historia registrada el pasado miércoles 26 de julio. Un importante empresario de la Bahía transitaba por la principal avenida de ingreso al fraccionamiento Valle Dorado, a media mañana, cuando fue interceptado por un grupo de individuos. Lo amenazaron con armas en la mano. Le advirtieron no gritara. La escena ocurría frente a curiosos y testigos. Le quitaron la llave de su camioneta y lo treparon. No supo a donde lo trasladaron. En algún sitio lo bajaron. En un terreno pedregoso, lo pusieron boca abajo y le ordenaron no levantar la vista hasta no contar hasta cierto número. Cumplió la orden. Cuando se paró y levantó la vista pero ya no vio a sus victimarios. Lo abandonaron en el callejón de Tondoroque que pasa atrás de Altavela y lleva al fraccionamiento Paraíso Vallarta. Acudió a una agencia la de la Fiscalía a levantar denuncia del robo de su camioneta. Los empleados le platicaron que en la última semana han tomado conocimiento por denuncia de seis robos de vehículos de lujo en Valle Dorado. También hay reportes de que en los callejones domésticos donde tiraron al empresario, grupos de delincuentes instalan “retenes” y cometen todo tipo de fechorías. ******* Por cierto, los editores del periódico Primera Plana, que se distribuye desde Tecuala hasta Bahía de Banderas, acusaron al alcalde Jaime Cuevas, en un escrito dirigido a Andrés Manuel López Obrador por bloquear la distribución de sus ejemplares y actitudes represivas a su labor informativa. El escrito contiene sellos de recibido de la Fiscalía General de la Republica, la fiscalía estatal y lo firma el director, José Cecilio Cervantes. Relatan hechos que considera atentan contra la libertad de expresión y acusa al alcalde de Bahía de Banderas, Jaime Cuevas Tello. El lunes 3 de agosto a las 12:34 horas, en una esquina del campo deportivo de San Vicente, dos agentes viales interceptaron la motocicleta donde el subdirector José Arturo Hernández Estrada hacía labores de voceo. Le quitaron la moto y los 580 periódicos. Cuando reclamaron, dos horas después recuperaron la moto sin una placa, pero no los ejemplares. Que varias veces han sido víctimas de acciones de represión y en San Juan dos patrullas bloquearon la motocicleta. Piden cese la represión, les regresen la placa de la moto y no se les coarte el derecho de vender periódicos con sonido en Bahía de Banderas, como lo hacen en Compostela, Santiago, Ruiz, Tuxpan y Tecuala. ****** La tarde de este martes 4, camiones de un convoy militar hicieron alto en la gasolinería Servicios Integral Torres Veinte, localizada más allá de centro carcelario de Ixtapa. Las grandes unidades y el personal estaban distribuidos en casi todo el patio. Apenas se proveyeron de combustible y se enfilaron rumbo a Las Palmas. Ya el miércoles, vecinos de esa comunidad nos reportaron que “cortaron” el servicio telefónico. El servicio telefónico no era disponible ni en aparatos celulares ni en líneas convencionales. Por lo demás, ya antes nos han comentado que cuando pelotones de soldados instalan filtros o retenes en la carretera estatal 544  es común se queden sin servicio telefónico. También les ha llamado la atención continuos recorridos de la Guardia Nacional en las calles del poblado y en la carretera estatal. La presencia de militares es común en el filtro de la carretera estatal que lleva a la sierra pero el convoy por las calles de Las Palmas. Y no, no es común el patrullaje de la Guardia Nacional en las calles del poblado.

Comments are closed.