Encuestas y calificaciones en tiempos de la pandemia

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Ismael del Toro Castro, alcalde de Guadalajara.

Éste último fin de semana se dio a conocer en Guadalajara una encuesta que coloca al alcalde tapatío del Movimiento Ciudadano, Ismael del Toro, con el doble de aceptación que Carlos Lomelí, su potencial y más fuerte aspirante de Morena. El naranja suma 24.7% contra el 12.7 % del médico moreno.

La encuesta no nos llamaría la atención si no es que hace poco menos de un año, casi todas las encuestas colocaban al presidente municipal de Guadalajara como el peor evaluado de los alcaldes de la zona metropolitana de Guadalajara. Además, la capital del estado era percibida por sus ciudadanos entre las más inseguras del país. Hoy, la emergencia sanitaria y las crisis económica, laboral y de salud parece posicionar a los gobernantes naranjas.

El estudio se levantó apenas el pasado 7 de mayo por la encuestadora Massive Caller, una empresa regia especializada en encuestas rápidas, cuyas entrevistas se realizan vía telefónica y no presenciales. Reportó haber encuestado a 600 tapatíos.

La empresa se ha creado fama nacional por aplicar la técnica del “robot”, un sistema de preguntas grabadas enviadas por teléfono y contestadas desde la comodidad de los hogares, elegidos éstos vía aleatoria, con la garantían de ser representativas. Ya en dos ocasiones el autor contestó preguntas por una línea doméstica y en las dos ocasiones se trató de evaluar el trabajo y aceptación ciudadana del alcalde Arturo Dávalos Peña. Ser encuestados por los “robots”, sí que fue en contra de todas las probabilidades.

Aturo Dávalos Peña.

Bien, se puede dudar y hasta descalificar el resultado de Massive Caller. Es la misma encuestadora que el 29 de junio del año pasado reportó haber hecho un estudio y que los ciudadanos calificaron a Ismael del Toro en el lugar 55 de entre 100 municipios del país. En aquella encuesta, Arturo Dávalos Peña se colocó en mejor posición, el número 33 en la tabla de los 100 alcaldes evaluados del país. Esa vez, también fueron 600 entrevistados y Massive Caller fijó en 4.3 % su margen de error.

En julio, también del año pasado, el INEGI di a conocer un estudio levantado en junio sobre la percepción de los tapatíos, Ismael del Toro y Guadalajara fueron los peor evaluados. Al alcalde lo calificaron de incompetente y cuestionaron hasta de ser de muy bajo perfil. La capital es entre las ciudades jaliscienses donde más inseguros se sienten, respondió el 85% de los tapatíos entrevistados. Solo para dar una idea, el 83 % de los acapulqueños con credencial de elector dijeron sentirse inseguros en Acapulco, ciudad y destino turístico que se desgarra por la violencia.

Para ser sincero, el trabajo hecho por Massive Caller el pasado jueves 7 de mayo, nos atrajo el interés por arrojar su estudio porque desmitifica a la creencia que pone en picada al Movimiento Ciudadano y sus alcaldes. Las mediciones dan otros indicativos y la aceptación de los naranjas está muy por encima de la oposición.

Enrique Alfaro Ramírez.

Éste y otros estudios coinciden en establecer con claridad que la crisis de la pandemia del Covid-19 le ha permitido fortalecer la imagen del gobernador Enrique Alfaro Ramírez y los alcaldes. En latitudes más allá de Jalisco ven al gobernador cómo presidenciable. La misma firma, Massive Caller, al declararse la emergencia sanitaria, hizo un estudio en marzo y concluyó que Alfaro, estaba a la par que sus homólogos de Yucatán y Sonora en cuanto a mostrar liderazgo para enfrentar la pandemia del Coviod-19. Fueron ellos, a decir de sus gobernados, quienes mejor reaccionaron con sus decisiones y acciones.

Evaluar y calificar al alcalde de la capital y ciudad más poblada, es representativa para todo el estado. Si consideremos que Ismael del Toro había sido el peor evaluado entre los alcaldes naranjas a mediados del año pasado, puede inferirse la aprobación del resto de los munícipes, los que fueron mejor calificados en la medición del 29 de junio del 2019.

Carlos Lomelí Bolaños.

Habrá que precisar un detalle no menos relevante. El cuestionario grabado aplicado por la línea telefónica le pregunta al entrevistado por quién votaría en la imaginaria elección del 2021, pero en este momento, de entre Ismael del Toro, Carlos Lomelí, el priista Miguel Castro y el panista Diego Monraz. 24.7% dijeron le darían el voto al alcaldía tapatío por su relección y 12.7% a moreno Lomelí. No muy lejos de Lomelí, con el 11.8 % se colocó Miguel Castro, quien fue dos veces alcalde de Tlaquepaque y fue candidato a gobernador por el PRI en el 2018. Miguel Monraz conserva para el PAN con su 7.4%, el voto duro del panismo.

Se preguntarán nuestros dos o tres electores por qué el total de porcentajes anteriores no suman el cien por ciento. Sencillo. La misma encuesta le asigna el restante 34.4%, la mayoría de los tapatíos con credencial de elector, como el universo de ciudadanos indecisos, los que hasta el jueves pasado no han decidido su intención de voto. Es un importante número de tapatíos que no saben por quién votarían en las elecciones que habrán de celebrarse dentro de un año y dos meses.

La pregunta que más interesa a los vallartenses apunta a la aceptación ciudadana del alcalde Dávalos Peña. Acá también se han hecho mediciones y ya decíamos de dos encuestas del “sistema robot” han incluido evaluaciones y calificaciones al alcalde y a su trabajo.

Por el momento no entremos en el juego de números y gráficas pero en todas las encuestas, por lo menos de mediana seriedad, ofrecen resultados aprobatorios del gobierno y el alcalde Dávalos. La aprobación va del 65 % hacia arriba. Cuando se le confronta con otros actores de la política local en grupo o cara a cara, siempre está muy por encima de cualquier otro político de Puerto Vallarta. Se acaba de concluir un estudio para medir precisamente el trabajo en plena crisis sanitaria y posiblemente, por lo menos para consumo interno, se conozca el resultado. Podemos adelantar que la evaluación es positiva y alentadora para el equipo de gobierno.

Revolcadero

La Suprema Corte de Justicia de la Nación aprobó por unanimidad echar abajo la “Ley Bonilla” y “por inconstitucional”, paró en seco el sueño del gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, de ampliar de dos a cinco años su periodo de gobierno. La SCJN resolvió en sesión virtual aprobar el proyecto de resolución que el ministro Fernando Franco González Salas ya había hecho público justo una semana antes que proponía declarar inválida la llamada “Ley Bonilla” por ser contraria a la constitución federal y atentar contra los principios democráticos. Así se le pone fin al telenovelón que arrancó la misma noche del domingo 2 de en junio del año pasado, cuando Bonilla ganó la elección para gobernador y se propuso prolongar de dos a cinco años para los que fue elegido. El 8 de julio, el Congreso local conoció la iniciativa y pronto la aprobó con el voto de la oposición. Los municipios de Tijuana y Mexicali presentaron las primeras controversias constitucionales y se desecharon porque la ley no había sido publicada en el Diario Oficial de aquella entidad. En la cuarta semana de octubre el PAN, MC, PRI, la CNDH y un partido local promovieron las acciones constitucionales que para el mediodía de este lunes 11 de mayo, se resolvieron en contra del gobernador de Morena.****** En plenos días de la contingencia sanitaria no deja de fluir la información. El gobernador Enrique Alfaro, informó a través del titular de la Secretaría de Educación, Juan Carlos Flores Miramontes que el ciclo escolar terminará a distancia, bajo mecanismos de calificación aprobados por maestros y será hasta el 24 de agosto el regreso a las aulas. La información se dio a conocer en rueda de prensa y ahí Alfaro dijo que con el aislamiento de alumnos se reduce en un 36% la movilidad y en consecuencia, el riesgo de contraer el Covid-19. El titular de la SEJ explicó que los alumnos sin acceso a internet para clases a distancia tienen la opción de recibir los contenidos en papel lo cual determina cada plantel.****** Que el obligado confinamiento por la pandemia sanitaria, la del coronavirus, incrementó en un 30% el consumo de agua potable. También subió en esa proporción el servicio del drenaje. Eso informa el Seapal. Y que en el mismo promedio se elevó en todo el país, también debido al decretado aislamiento en casa. De acuerdo a lo dicho por el director operativo del organismo, Oscar Castellón Rodríguez se ha redoblado el esfuerzo para garantizar el abasto y calidad del vital líquido. ¿Será por eso el incremento del cobro bimestral por consumo de agua del último recibo del Seapal? Tenemos en la mano dos recibos de fechas similares y el último pago requerido es por 526 pesos. Tiene fecha de emisión el 05 de mayo y fecha de vencimiento el 20 de mayo. Un año atrás, un recibo expedido el 24 de abril y con fecha a pagar para el 9 de mayo fue por 423 pesos. Son 103 pesos más. Como dice el profe Fischer, ¿será que nos la está dejando caer el Centenario? Puede ser que se aplique la infalible de “mientras más agua consume, cuesta es más cara”. Quién sabe. Le dejamos la pregunta al director de la paramunicipal Santiago Centeno pero como que anda en las nubes, tal vez arriba de un ladrillo.

 

Comments are closed.