Festival del ostión en Tehua, pasarela política reservada para ‘morenos’

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Preguntamos a varios asistentes y es unánime la impresión: el Primer Festival del Ostión en Tehuamixtle fue una pasarela política exclusiva y reservada para los morenos.

El evento se celebró el sábado anterior bajo la organización y celosa tutela del presidente municipal de Cabo Corrientes, Prisciliano Ramírez Gordián. Él seleccionó a cada invitado especial y decidió quien declarar inaugurado el evento.

Susana Rodríguez, Carlos Lomelí, Prisciliano Ramírez y Bruno Blancas.

“El Prisci”, es un alcalde ya reelecto pero no por el Movimiento de Regeneración Nacional, sino por el Partito Revolucionario Institucional. Por eso los más sorprendidos fueron los pocos priistas invitados.

De alguna forma podemos sostener que nuestros amigos priistas se sintieron desplazados y lo más grosero, el desdén a ellos provino de uno de ellos. Identificamos a dos priistas locales que hicieron el recorrido, el ex alcalde y ex diputado local y federal y actual subdelegado del IMSS, Francisco Javier Bravo Carbajal y el ex regidor, Jorge Luis García Delgado. Otro invitado fue el presidente municipal de Talpa de Allende, Martín Eduardo Guzmán Peña. Por ahí se paseó un regidor tricolor de Tomatlán.

Javier Bravo Carbajal.

Javier Bravo y su familia y amigos es un frecuente visitante de Tehua. Lo sabemos porque no es común ver sus publicaciones en redes sociales por esos callejones de Cabo Corrientes. A él como a “el gío” Jorge Luis García los invitó personalmente el alcalde Ramírez Gordián. “El oso”, el apodo del alcalde de Talpa, también fue invitado personal del regordete primer edil de Cabo Corrientes.

A temprana hora del domingo, el Gobierno de Cabo Corrientes difundió un breve escrito en las redes sociales para agradecer a los “más de 2000 personas” al Primer Festival del Ostión de Tehuamixtle.

Entre esos dos mil asistentes se destacaron de sobremanera la crema y nata de Morena. Todos querían lucirse y tanto que hasta entre ellos se picaban las costillas. Fue un codeo físico, no de presunción.

Francisco Sánchez Peña y Carlos Lomelí.

La figura principal sin duda fue el superdelegado Carlos Lomelí Bolaños. Alrededor de la figura del comerciante de medicinas metido a político se registraron momentos bochornosos. La regidora y química, Laurel Carrillo Ventura se esmeró por incomodar y hasta bloquear el acceso de “los pacos” a Carlos Lomelí. Francisco Sánchez Peña no solo se sintió, sino que sufrió el esfuerzo de su ex socia en los taxis por impedirle acercarse al superdelegado.

Ya la mañana del domingo, Carlos Lomelí quien publicó en su nombre diversas fotografías de su visita a Tehuamixtle y playas de esa zona. En una imagen se le aprecia caminando en la arena al lado derecho de Paco Sánchez. Al otro costado un biólogo y a distancia el regidor vallartense, Luis Michel. “Maravilloso el trabajo de conservación realiza el Campamento Tortuguero Mayto en Cabo Corrientes. Atestiguamos la liberación de la tortuga golfina…”.

Más allá del ex regidor independiente y promotor del proyecto de Lomelí vía la Asociación Civil “Creando Lazos de Bienestar”, los morenos no se mostraron interesados en actividades distintas a la degustación del ostión. Entre el regidor Luis Michel y “los pacos” brotaron empatías. Michel viene del PAN y “los pacos” del PRI.

Diversos comentarios recogidos por asistentes a Tehua nos confirmaron que en el tumulto del momento cumbre del festival Laurel Carrillo asumió la pose celosa alrededor de Carlos Lomelí. En ningún momento le permitieron acceso a “los pacos”. Nos dijeron que no hubo nadie a nombre del gobernador Enrique Alfaro pero en un video, la ex regidora y ahora directora regional de Turismo, Susana Rodríguez Mejía fue presentada como su representante en el evento. Obligado a guardar distancia, el ex regidor independiente prefirió incorporarse a Lomelí a su visita al campamento tortuguero.

A Tehuamixtle también hicieron el viaje sabatino el alcalde de Puerto Vallarta, Arturo Dávalos Peña. En las imágenes aparece al lado de su esposa, la señora Candelaria Villanueva. Llegó más de una hora después de la inauguración, la que por ciento se retrasó por lo más de una hora. El equipo anfitrión acomodó en una mesa al alcalde vallartense cuya comitiva fue discreta y ocuparon lugares estratégicos sin darse a notar.

Si alguien se dio a notar fueron precisamente los morenos. Ocuparon al menos las cuatro mesas principales. A las mesas secundarias mandaron a toda “la pedacera”, a nuestros amigos priistas, miembros del Movimiento Ciudadano, que se echaron el ostión y desocuparon el lugar bebiéndose la cerveza para ir a un sitio donde se sintieron cómodos.

Nadie nos pudo dar noticias de las notorias ausencias de la diputada federal, Lorena Jiménez y del diputado local Luis Munguía. Bruno Blancas es como la caca del perico, que como no huele, nadie repara en su presencia. En esa región de la costa, hay quienes todavía buscan a Munguía. Todavía esperan vaya y les cumpla promesas de apoyo cuando fue legislador federal y en sus respectivas campañas. Ya el domingo, Carlos Lomelí hizo mención de la diputada morena Lorena Jiménez como parte de su equipo de trabajo que lo acompañó a la asamblea de Comunidad Indígena Santa Cruz, allá por el caserío de Paulo.

Nosotros nos quedamos con la idea de haberse concretado la fractura de los morenos vallartenses. Cada grupo hace suyo el proyecto Carlos Lomelí en un determinado entorno. En donde se siente cómoda, Laurel Carrillo hace tronar sus chicharrones. Ella es la matriarca en Tehua y como no puede caminar en las arenas, el playón de Mayto fue territorio de “Los Pacos”. Unos diez minutos después de que Arturo Dávalos abandonó el banquete de los ostiones, lo hizo Lomelí y fue para irse a soltar tortuguitas escoltado por “los pacos”. Solo el regidor Luis Michel se acomidió a ir a tomar sol y hacerle sombra a “los pacos” en la playa de las tortuguitas.

El equipo que Lomelí se construye alrededor de su proyecto personal dividió a los morenos de Puerto Vallarta pero también a los de Cabo Corrientes. No dominamos el tema de la política del vecino municipio pero nos han dado algunos nombres, como el del restaurantero Mario Humberto Rodríguez Romero como uno de esos morenos indignado por la apertura de Morena a priistas. Ya este señor nos podrá aclarar, negar o aceptar la versión. El malestar es mayor porque allá se rumora fuerte que su alcalde Prisciliano Ramírez ya con descaro opera para Morena. Y también lo confirmaron al convertir “el Prisci” el Festival del Ostión en plataforma de los morenos.

Revolcadero

A manera de conclusión y como para convencer de que el momento festivo se acompañó de sabor agridulce y de paisajes tensos, nos atrevemos a hacer pública algunas frases dichas por notables invitados y seleccionados por el autor. “Puro moreno croquero, mascotas que así les dice el peje, Pero no me imagine que estuviera tan morenizado”.Otro testimonio: “Yo no me pegué al Prisci pero si me jalaron un ratito pero en cuanto pude me fui con mis cuates. Yo iba de cotorreo”. Un tercero: “de Laurel? Es un celo normal. Pero a la vez pendejo por falta de oficio”. Nos guardamos la identidad de cada autor porque pues se trata de frases pesadas, que rayan en el insulto. Pero sí, las expresaron al calor del consumo de ostiones, de una cerveza Corona y de un vino blanco, allá en Tehua.****** Entre las fotos que procuramos obtener y conseguimos de todas las actividades realizadas por Carlos Lomelí Bolaños en su gira política por Cabo Corrientes, en Tehuamixtle y en Mayto debemos destacar las imágenes en donde aparece un joven del que nos dicen es el secretario particular del superdelegado. Se trata de Rafael Soltero Razo, hijo de Oscar Soltero, aquel político iniciado en el PRI y de fugaz paso por el PRD, un notario público ya fallecido, que supo hacer buenos amigos acá en Puerto Vallarta. Uno de esos amigos es el médico Francisco Sánchez Peña y esos vínculos fraternos se han seguido cultivando con el heredero Rafael Soltero. Nos dicen que es Paco hijo, quien realiza el activismo por todos los rincones del estado y no tanto su padre el ex regidor independiente que tanta tempestad causa entre los morenos vallartenses. ****** Con inusitado entusiasmo, Juan Carlos Fortanel González presume su nueva chamba como subdirector del Cecytej plantel Ixtapa. Ahí la directora es Tamara Peralta, quien a diferencia de Fortanel, logró su cargo por la vía de la aprobación académica, el estricto “Concurso por Oposición”. Nos confiaron que dicha subdirección administrativa lo logró gracias a Ramón Guerrero Martínez. Pero que previo, ocurrió un “detallito”. Resulta que Fortanel supuestamente se reunió con el dirigente estatal de Morena, Hugo Rodríguez Díaz a quien habría ofrecido un paquete de mochilistas que renunciarían al Movimiento Ciudadano para irse a abrazar la causa de “los petros”, de Laurel Carrillo, del Mónico Cervantes. Que el dirigente moreno no se mostró interesado. Luego, aquel secretario de gobierno de José Gómez en Bahía de Banderas se encontró con Ramón Guerrero y el motejado “mochilas” se adelantó a conseguirle una chamba a Fortanel y solo pudo acomodarlo en una chamba de segunda en el Cecytej de Verde Vallarta. Vaya que se las sabe arreglar Fortanel para conseguir chamba.

 

Comments are closed.