Hartos de sus pillerías, ejidatarios de Las Palmas van contra “El Canitas”

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

A los habitantes de Las Palmas, ejidatarios o no, no les asombró el panfletillo copia del expediente de José de Jesús Arce Ruezga en Estados Unidos. Inclusive, que Oscar Ávalos Bernal aparezca como el sospechoso autor de la campaña sucia contra miembros de la planilla de Francisco Gutiérrez de León lo ven de lo más normal.

El domingo 8 de septiembre, celebran en aquel ejido sus elecciones para renovar la mesa directiva. Después de 24 años de liderear a su grupo y tres intentos fallidos, los momios se mueven a favor a Pancho Gutiérrez y se augura la derrota del grupo de Oscar “el canitas” Ávalos.

Bien, son dos planillas las que tratan de convencer a los 250 ejidatarios. Gutiérrez de León ganó el volado para representar la planilla roja. José Raúl Meza González, Gamaliel González Canales y Raudel Pérez Nolasco, son los candidatos a secretario, tesorero y presidente del consejo de vigilancia, respectivamente.

Oscar Ávalos Bernal «El Canitas».

Raudel Ponce Velázquez encabeza la planilla verde, conformada por David Morales Meza, Alberto “el pichi” Sánchez Cárdenas y José Manuel Sánchez López, aspirantes a secretario, tesorero y consejo de vigilancia.

Raudel Ponce es un próspero granjero, cuyas aspiraciones responden a la insistencia de Oscar Ávalos Bernal de invitarlo a participar en el proceso. “El Canitas” no participa pero sí indirectamente; los lugareños se refieren como “la planilla del canas”.

Las Palmas es un pueblo chico y de lo que ahí ocurre todos se enteran. Quien ha hecho campaña en favor de la planilla del porcicultor Raudel Ponce es Oscar Ávalos. A éste se le atribuye la autoría de repartir el panfletillo en contra de “Chuy El Porsi”, lo que dio pauta para enlodar el proceso, fenómeno repetido desde la aparición del ex regidor mochilista.

La campaña sucia en contra de Jesús Arce obligó a los ejidatarios de Las Palmas recordar el oscuro pasado de Ávalos Bernal. Como de Arce Ruezga, también existe una ficha criminal de Oscar Ávalos en Estados Unidos. Lo atraparon en el Condado de Los Ángeles y lo condenaron a usar un brazalete para vigilancia permanente y restringiéndole su libertad a determinada zona geográfica. La cárcel privada fue casa de su hermana Zulema en Long Beach. Violó las disposiciones, le quitaron la “cadena” y sus documentos migratorios y lo deportaron a México.

José Manuel Michel es el brazo derecho, leal e incondicional de Ávalos Bernal. Se desempeña como secretario del actual comisariado y es quien hizo punta a media campaña electoral el año pasado, declarándose “morenos” y abandonando la causa naranja. Fue Ramón Guerrero Martínez el que más resintió la traición de su regidor, vencido por la maestra Lorena Jiménez en la contienda por la diputación federal.

Pues bien, resulta que José Manuel Michel también tiene un pasado criminal en el vecino país del norte. Alguna vez lo aprehendieron en San Jacinto, California y acabó siendo deportado.

Los palmeños empiezan a dar muestras de proponer deshacerse de Oscar Ávalos. Su grupo ya registra indicios de fracturarse.

Hace menos de un mes, murió Miguel González Macedo quien fue presidente del ejido años atrás. La familia del finado envió mensajes a Oscar Ávalos y a otros de su grupo que no eran bienvenidos al velorio ni al camposanto. Ejidatarios como “Chico” Flores Jiménez entendieron el dolor y la decisión de la familia pero “el canas” provocó con su presencia en el panteón y Lauro, hijo de don Miguel literalmente lo corrió. “No te quiero ver aquí. ¡Lárgate!. No te bastó tanto que te burlaste”, le gritó.

La familia hizo responsable del fallecimiento a todo Ávalos Bernal por la sistemática burla en cada asamblea mensual las veces que intervenía Miguel González. Un día antes del registro de su muerte lo hicieron enojar en la asamblea ejidal.

Acumular tanto poder le ha traído enemistades y repudio a Oscar Ávalos. Ahora mismo es también presidente de la Unidad de Riego, control que se alterna él y sus amigos desde aquel golpe dado hace ocho años al grupo Antonio Santana Benítez y Guadalupe “el titán” González Rodríguez. Como presidente del ejido y regidor, Ávalos Bernal se mostró despiadado acusándolos del robo de papelería, un escritorio, una computadora, algún lapicero de la oficina de la Unidad de Riego anexo al salón ejidal. Movieron la papelería, una computadora, a una oficina contigua, para habilitar oficina alterna pues Oscar Ávalos tomó la oficina, los corrió, cambió cerradura y cobró cuotas. Es simple la historia, Ávalos era el tesorero y se deshizo del resto de la mesa directiva y con la influencia de ser regidor, dos años después los metió al bote. De ahí se desprendió la denuncia promovida por Oscar Ávalos que, pidió encarcelar también a Marco Antonio Santana Contreras, hijo de Toño Santana, a Joaquín González Pérez y a Oscar Sánchez Becerra, por ayudar al acarreo de muebles.

Ávalos Bernal es presidente de la Unidad de Riego gracias a que halló un “juanito”. José Luis Pérez Dávalos no quería pero lo convenció para postularse con la condición de renunciar y dejarle el cargo al sheriff “Canitas”. Y así se hizo. El acuerdo consistió en separarse del cargo a los dos meses pero “el Juanito” de Las Palmas, como aquel de Iztapalapa, se la hizo cardiaca, se arrepintió aunque renunció a los ocho meses.

La trayectoria y empoderamiento ejidal y político del dirigente ejidal ha sido relampagueante. Entre 2006 y 2007 se instaló en Las Palmas cargando con la cruz negra en Estados Unidos y de ahí puro amasar fortuna mediante cuestionables métodos. Un buen vecino le regaló un predio, lo vendió y compró una retroexcavadora y el dinero se multiplicó.

La buena fortuna inició cuando el tío Adolfo Ávalos Salcedo, alias “el chile seco”, se “suicidó” y le dejó una parcela. La imagen del señor con las rodillas dobladas en el suelo, se grabaron en la mente de muchos lugareños. Cuando fue presidente del ejido por primera vez, con apoyo de Ramiro Uribe de prestanombres, le compró a Jacobo Carrillo un predio de 8 hectáreas. De inmediato, el predio se vendió obteniendo una ganancia de dos millones.

Acusan al ex regidor mochilista de tolerar y participar en actividades de tala de grandes árboles en tierras de uso común. Hay testimonios que presumen haber visto un camión volteo y maquinaria pesada de su propiedad en actividades.

Hemos sostenido algunas pláticas con amigos ejidatarios y vecinos de Las Palmas y es perceptible cierto hastío y cansancio respecto a Oscar Ávalos. Las apuestas y pronósticos apuntan a una alta probabilidad del fin de su era. Son muchos muertos los de su closet y los ejidatarios parecen reaccionar, convencidos de que se ha servido del cargo y ha atropellado a quien se le ha opuesto a sus intenciones.

Revolcadero

El profe Filemón Lepe Fischer alborotó la gallera con una publicación que jaló la atención con una frase de dos letras: “contratación bomba”. Y no, no se refería a que Neymar se viene al América o que el chicharito regresa al chiverío. No. La exclusiva del profe dice que el alcalde de Cabo Corrientes, Prisciliano Ramírez abandona al PRI y se incorpora al Movimiento Ciudadano. Supone que el headhunter sería el alcalde vallartense Arturo Dávalos Peña. La nota no ha sido confirmada pero tampoco negada. Más allá de ser o no un chistorete del profe para divertir a sus fans, a nosotros nos llamó la atención que causó ciertas reacciones en algunos observadores atentos a todo lo que les suene a grilla. Los amigos de Morena tienen otros datos y dan por reclutado por ellos al alcalde reelegido en el vecino municipio.*******A propósito de los cañonazos achacados al senador Ricardo Monreal por el también senador moreno, Martí Batres, éste debería animarse a dar detalles, montos de los cañonazos y nombres de los senadores beneficiarios de los supuestos cañonazos disparados por el zacatecano Monreal. La que no se anduvo por las ramas fue la diputada federal, Inés Parra Juárez, que acusó al presidente de la Comisión de Cultura, el teibolerín Sergio Mayer, de pedir moches, el 30% por ciento del costo de los proyectos culturales. Y bueno, pues ya que entre los morenos se cruzan acusaciones, si de veras el gobierno lopezobradorista combate a la corrupción, pues que empiecen los legisladores morenos y le entren al tema. Pueden iniciar con denunciar esos moches, cañonazos, o comisiones.******* Para despedirnos: En el Seapal existe preocupación por la situación de grave deterioro y envejecimiento de la infraestructura que provee de agua a la ciudad. El sistema, sus ductos, tubería, plantas de tratamiento y hasta pozos, pueden colapsar en cualquier momento. Es más, hay advertencia de que a mediano plazo la crisis del agua puede alcanzarnos.

 

Comments are closed.