Jaime Cuevas y el canto de las sirenas de Morena por la gubernatura

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Carlos Lomelí Bolaños.

Cuando al alcalde de Bahía de Banderas, Jaime Cuevas Tello lo propuso un enviado de Carlos Lomelí Bolaños no lo pensó dos veces y hasta apuró el encuentro pactado allá por julio en el restaurante La Dulce Vita de Nuevo Vallarta. El tema propuesto era la candidatura de Morena al gobierno de Nayarit en 2021.

El senador Miguel Ángel Navarro Quintero es por unanimidad el candidato natural de Movimiento de Regeneración Nacional pero a Jaime Cuevas lo han  convencido que el médico Navarro está impedido para pedir licencia y él tiene posibilidad de ocupar el vacío.

En Nayarit se da por hecho el debate de la inelegibilidad del médico Navarro Quintero lo cual ha provocado una anticipada lucha entre los grupos por la candidatura. Los seguidores del senador son parte de las camorras. En Guadalajara, sobre todo en el equipo de Carlos Lomelí, ven viable intentar conciliar a la militancia cora y al mismo tiempo influir en la designación del abanderado para el 2021.

Jaime Cuevas Tello.

Jaime Cuevas ha intentado abrirse camino a la candidatura por el carril del Partido Acción Nacional pero desconfía de los dueños del blanquiazul. Tiene confianza en el Partido del Trabajo pero éste por si solo carece de fuerza para competir y ganar la gubernatura.

Cuevas Tello es presidente de Bahía de Banderas gracias a la coalición electoral encabezada por el PAN y respaldada por el Partido de la Revolución Democrática. Sin embargo, fue propuesto y registrado por el PT, partido que al día lo considera un activo y militante de primer nivel y lo coloca como su primera opción para la candidatura al gobierno del estado. Las simpatías de Cuevas, después de eclipsado su amor por el PRI, se inclinan más al PAN que a otro partido, incluyendo el PT.

Cuevas no esperaba la invitación de los morenos, en este caso de Carlos Lomelí, y lo han hecho cascabelear. Aceptó gustoso la invitación a dialogar y no pudo ocultar su entusiasmo por las consideraciones de Lomelí a su persona.

Tan ha tomado en serio la invitación Jaime Cuevas, que ya le dijeron al químico José Aguirre Aguirre que se vaya preparando para que a fines del próximo año, a más tardar en abril del 2021, esté en condiciones de irse a despachar al viejo edificio de la calle Morelos de Valle de Banderas. El químico Aguirre tiene su laboratorio en Bucerías, allá por la salida norte.

Andrés Manuel López Obrador.

Entre Morena y el PT hay enorme diferencia. Morena es el partido de moda, es el partido de AMLO y en Nayarit no hay encuesta que no coloque al partido de Andrés Manuel López Obrador muy por arriba en las preferencias electorales para las siguientes elecciones. Ser candidato de Morena es tal como ser considerado desde ya, “como por decreto”, el futuro gobernador.

La charla de Cuevas con Lomelí prácticamente coincidió en tiempo con el pronunciamiento del dirigente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza que lo situaba al lado del presidente del Congreso local y ex alcalde de Tepic, Leopoldo Domínguez, como aspirante a relevar al actual gobernador Antonio Echevarría García. En los últimos meses, Jaime Cuevas ha gastado una millonada en la promoción de su imagen personal en la capital del estado y el sur de la entidad.

Antonio Echevarría García.

Cuevas sabe que por el PAN sus posibilidades son nulas. La familia Echevarría son los dueños de la franquicia y como tal, tienen mano en proponer y en la designación al candidato. Por lo demás, el derecho de antigüedad corre en favor de Polo Domínguez, que por si fuera poco, es miembro de la acaudalada familia. El patriarca Antonio Echevarría Domínguez gobernó la entidad el primer sexenio del milenio y en la línea sucesoria, después de su hijo, está la esposa Martha Elena García, y el sobrino Polo.

En el PAN, hasta la presidente municipal con licencia de Compostela, Gloria Elizabeth Núñez Sánchez le lleva ventaja al galeno de Bahía de Banderas.

Tener la gubernatura a la vista ha enloquecido a los morenos de Nayarit pero también a sus asociados los petistas. Cuevas Tello parece haber olvidado que los dueños del PT proponen inicialmente a la profesora Cora Cecilia Pinedo Alonso, que como muchos morenos tiene amplia trayectoria en el PRI, regidora, diputada, senadora y por un periodo corto alcaldesa de Tepic.

Navarro Quintero cumple a cabalidad el requisito de haber sido priista para ser un Dios de Morena. Salió del PRI cuando en el 2005 pretendió ser candidato a gobernador pero Ney González Sánchez le ganó la carrera. Brincó al PRD y de ahí saltó a Morena.

Miguel Ángel Navarro Quintero.

Como candidato, no ha sido exitosa la participación de Navarro Quintero. Digamos que en fórmula con la maestra Cora Cecilia Pinedo, pudieron ganar la senaduría arrastrados por el fenómeno AMLO en julio del año pasado. En 1997 compitió por la alcaldía de Tepic y perdió contra Justino Ávila Arce del PRD. En el PRI perdió una interna pero hace dos años, por Morena fue otra vez derrotado por el actual gobernador Antonio Echevarría García.

En la elección de 2017, Navarro Quintero se puso necio hasta registrar el pastor cristiano Daniel Sepúlveda Árcega. Pese a que un proceso electoral antes, se declaró la inelegibilidad del ministro de culto, en el pecado llevó su penitencia; el PAN lo impugnó y en todas las instancias electorales se resolvió dejar sin suplente al Senador. Sin suplente, por ley estaba impedido pedir licencia y fue cuando promovió un juicio para su protección de derechos político-electorales.

El senador se perfilaba para ser el superdelegado del gobierno federal en Nayarit pero impedido por ley, López Obrador nombró a su amigo Manuel Peraza Segovia. Ha pretendido en el Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal, e inclusive en el INE le “asignen” un suplente. En tanto ninguna autoridad se pronuncie también estará impedido de ser candidato a gobernador.

Al desgaste interno al que se han sometido los morenos en Nayarit ha desgastado su imagen personal. Al superdelegado Manuel Peraza, todos lo atacan. Los diputados federales, Pavel Jarero Velázquez, la Miss Geraldine Ponce, la de Bucerías, Mirtha Iliana Villalvazo Amaya, no tienen nivel ni estatura.

Quedan las “pluris”, Carmina Yadira Regalado Mardueño y Miriam Citlaly Pérez Mackintosh, las dos con aspiraciones a otros horizontes. La maestra Carmina es de San Juan de Abajo y apunta a Bahía de Banderas. Ya en 2017 hizo campaña para diputada local en el distrito 18 pero la venció Ismael “el maylo” Duñalds Ventura. Pérez Mackintosh igual que Carmina, salió en la tómbola, pero tiene larga trayectoria como activista del proyecto de Morena y de López Obrador.

Jaime Cuevas compite contra todos ellos y contra todos los pronósticos existen mediciones que lo colocan por encima de todos ellos de esa lista. Quienes le susurran en los oídos le han dicho a Cuevas que no es mala idea voltear a Morena.

Revolcadero

La militancia de Morena es asidua cliente del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal y precisamente este miércoles resolvió anular todo el proceso de elección de sus dirigentes. ¿Por qué? Pues porque el TEPJF concluyó que el padrón de militantes “carece de confiabilidad, certeza y certidumbre”. Es como para no creer. ¿Pues luego qué carajos ha hecho su presidente Yeidckol Polevsnky? Todo indica que nada, que solo echando grilla pero nunca cuidando los intereses de su partido. Con la convocatoria para el proceso, sus asambleas distritales y su gran consejo nacional para elegir a su presidente nacional, se violaron los estatutos del propio partido, particularmente el artículo 24 al impedir la participación a militantes afiliados hasta el 20 de julio pasado. El Tribunal Electoral les dejó abierta la opción de ir por las encuestas o si prefieren reponer el procedimiento de las asambleas distritales. Total, que se declaró invalidó el padrón de militantes, se revocó la asamblea, y se anularon todos los actos llevados a cabo en el procedimiento de la elección de dirigentes. ******* Vaya en donde también llevan al grado de cochinero sus elecciones de consejeros es en el Centro Universitario de la Costa. El fenómeno es global, pues ocurre en todos y cada uno de los centros regionales de la Universidad de Guadalajara. El villano más señalado ayer fue el diputado local del Movimiento Ciudadano, Luis Ernesto Munguía González, de gris pasado en las aulas del CUC. En otros tiempos fueron políticos priistas vallartenses, luego panistas, los que metieron mano a uno de los pocos procesos democráticos que ejercen los universitarios.****** Platiquemos una de mercados. Ahora que anda Luis Munguía armando la grilla en contra de la administración municipal, nos reportaron que por ahí vino al mercadito de Ixtapa, se presentó en el local donde funciona una estética pero más tardó en entrar que en salir echo la mocha. Resulta que nomás le dijeron que pelara gallo porque si no le echarían a “la maña”. Todavía le gritaron que la pensara dos veces en regresar. Aquí, cuando no es Munguía es el Jr Calderón Ibarría el que azuza a los locatarios. Es el último, el que tiene una línea con los malosos y tanto, que ya hasta el padrino “el mochilas” tiene miedo.

 

Comments are closed.