La alianza Alfaro-Yerena y sus acuerdos políticos en lo oscurito

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Juan Huerta Pérez.

Codo a codo con el dueño de la CTM en Jalisco, Rafael Yerena a su derecha, y a su izquierda el “sustituto” de éste, Juan Huerta Pérez, el gobernador Enrique Alfaro selló su pacto con los cetemistas. Con su compromiso de echar de Puerto Vallarta a Uber pues “hay buen servicio de taxis” se granjeó el aplauso y el apoyo de los amarillos.

La reaparición de Juanito Huerta en Puerto Vallarta es reveladora. El jerarca de la CTM en la entidad y enlistado entre los tres sustitutos a dirigir a la CTM nacional, Yerena Zambrano ha hecho de su mano derecha su punta para abrazar una alianza política con el gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

Hace dos semanas Juanito Huerta sorprendió a muchos al hacer pública su renuncia al Partido Revolucionario Institucional. Pero antes se soltó un rumor que en su momento consideramos poco creíble. Nos decían que el sustituto en la Federación de Trabajadores de Jalisco, era otro de los priistas en pláticas con operadores políticos del Movimiento Ciudadano.

En el más completo silencio se agendó el acto de la entrega simbólica de 50 nuevas placas de taxis amarillos, un primer paquete de casi 300 unidades de ese ya saturado servicio público. El acto se celebró en los patios del Centro Internacional de Convenciones, un mueble del gobierno del estado.

Enrique Alfaro dio instrucciones precisas de simular una tardía invitación al alcalde Arturo Dávalos Peña. Personalmente Alfaro se encargó de supervisar que Dávalos no acudiera al evento y como tal así ocurrió. Fue a minutos de iniciar el acto cuando el gobernador autorizó llamar a la oficina del alcalde y dejarle la invitación. Naturalmente, Dávalos no pudo asistir. No hubo tiempo para asistir.

Sin embargo, Alfaro fue elocuente con su “invitado especial”. Era el diputado local, Luis Ernesto Munguía González. A éste se le considera el nuevo instrumento político que en Puerto Vallarta tiene para sus fines personales. Es la herencia de Ramón Guerrero Martínez y de la mano de éste, Alfaro se propone competirle al alcalde Arturo Dávalos y su grupo el poder popular que solo es posible ganarlo por la vía del voto.

Anrique Alfaro Ramírez.

Con la mano en la cintura, Enrique Alfaro soltó una mentira que retumbó en las oficinas del palacio municipal. Dijo que Arturo Dávalos no pudo estar presente en la entrega de las placas de taxis por estar éste en las mesas de trabajo para la conurbación.

Es una mentira descarada la de Alfaro por una simple razón. Su avanzada había confirmado que Alfaro estaría previo a la firma del acuerdo de conurbación y que no existía otro compromiso oficial.

El evento del Centro de Convenciones se desarrolló a las 12:00 horas. La ceremonia oficial de la firma de la Carta de Intención para el desarrollo Urbano Vallarta-Bahía-Cabo Corrientes se programó para las 14:00 horas en la Casa de Visitas Nayarit en Nuevo Vallarta.

Al haber dos horas entre uno y el otro evento, se acomodaba fácil la agenda de Arturo Dávalos para poder cumplir con su presencia en los dos compromisos. La agenda era dedicar un tiempo a las mesas de trabajo y abrir espacio para ir al Centro de Convenciones, mueble que se halla al norte de la ciudad, a no más de 15 minutos de Nuevo Vallarta.

Dávalos ya estaba listo para ir al Centro de Convenciones y cuando decía “vámonos”, se paró en seco al escuchar a sus asistentes que no había invitación. Fue entonces cuando decidió aprovechar la siguiente hora a sacar asuntos pendientes y estar listo para el momento de la firma del acuerdo con sus homólogos de Bahía de Banderas y Cabo Corrientes, Jaime Cuevas y Prisciliano Ramírez.

Rafael Yerena Zambrano.

Como a finales de 1994 Rafael Yerena Zambrano tensa su cuerda con su partido el PRI y no tiene empacho en construir acuerdos políticos en lo oscurito con sus adversarios. En aquella elección se acercó a los panistas, que por primera vez ganaban la alcaldía. Apenas protestó Fernando González Corona cuando el jerarca obrero y el pleno de la federación regional que él dirigía, se fueron al ignominioso “besamanos”. No pasaron muchos meses cuando Yerena y los cetemistas se lamentaron respaldar al empresario de los tiempos compartidos que les fincó varias denuncias penales y una fue suficiente para lograr arrancarle a un juez orden de cárcel.  Al tiempo, Yerena logró su absolución pero nunca perdonó al dueño de TVMar haberlo metido a la cárcel.

A mediados del año pasado, la dirigencia estatal del PRI daría conocer su lista de nombres propuestos para ser candidatos a una diputación local por la vía plurinominal. A nosotros nos llamó la atención leer el nombre de Juan Huerta Pérez. Era el número dos de la CTM Jalisco. Le habían bastado dos décadas para fortalecerse políticamente. Sus amigos nos dicen que es un tipo adinerado, que tiene hoteles por toda la Costa Alegre. Lo que nos consta es que un día en Guadalajara lo saludamos y nos llevó a presumir un bar en una vieja casona. Tampoco está a discusión que su poder político se consolidó.

Pero Juanito se registró en la posición 6 de la lista del tricolor. Naturalmente, al obtener el PRI una votación abajo del diez por ciento, se quedó lejos de ganar la diputación. Ya luego trascendió que el CDE priista tenía el compromiso de darle a la CTM, a Juan Huerta pues, una de las tres primeras posiciones y no la sexta. Cuando a principios de diciembre pasado, Ramiro Hernández García protestó como nuevo presidente del CDE, al no verse dentro de la directiva, Juan Huerta halló el momento perfecto para pedirle permiso a Rafael Yerena y hacer oficial su salida del tricolor. Al fin y al cabo ya existían coqueteos de los naranjas. Ramiro Hernández había sustituido a Héctor Pizano Ramos a principios de abril por ocupar la posición número uno justo de la lista plurinominal. Pizano es diputado local pero ya no del PRI, sino del MC.

Más allá de tratarse apenas de un rumor la versión de haber una invitación del gober Alfaro a Juanito Huerta, lo que es claro con los actos de Enrique Alfaro es su alianza con los cetemistas. En las últimas tres décadas los propios taxistas se quejaban del exceso de unidades amarillas. La irrupción hace dos años de los taxis Uber pareció convencer a Alfaro que Puerto Vallarta da para comer a los amarillos y a los Uber sentados en la misma mesa. Si hay dos mil taxis ejecutivos particulares y mil 250 taxis amarillos, poner a circular en las calles a otros 300 amarillos no implica mayor problema. Bueno, siempre y cuando se trate de concesiones para los cetemistas como es el caso.

Si Alfaro se subió a un taxi amarillo acá en Puerto Vallarta en las últimas semanas le debemos creer que el servicio de taxis es óptimo. Los vallartenses no opinan igual y si lo contradicen, nosotros le damos la razón a los ciudadanos. En todo caso, lo que se atestiguó en el Centro de Convenciones, es un cachondeo político de Rafael Yerena con Enrique Alfaro y con el grupo político de “el mochilas”. Que mañana tampoco nadie se sorprenda, ya no Juanito Huerta, otros cetemistas vallartenses abracen causas naranjas.

Sería algo divertido el solo pensar ver caminar de la mano a Yerena y a Ramón Guerrero. Y no es diversión mórbida sino mordaz. Es diversión política. Si ya vimos a González Corona ir tomado de la mano con Yerena y caminar por el malecón, acá en el Vallarta multicolor todo puede suceder.

Revolcadero

Como que el gobernador, Enrique Alfaro Ramírez ya le gusto pasar sus fines de semana en Puerto Vallarta y sus alrededores. Su estadía de este lunes 28, en realidad es la prolongación del sábado, cuando encabezó en Mascota la firma de tantos convenios con autoridades ejidales y municipales como préambulo para facilitarles módulos de maquinaria pesada para el arreglo de caminos sacacosechas. Nos enteramos porque el equipo Ixtapa que dirige Serranito, entre los que destaca Lino Ortiz Muñoz y Felipe “macoy” Fernández, también delegado municipal, informó de su asistencia al llamado del gober. En aquel evento asistió el alcalde Arturo Dávalos Peña y también el de Cabo Corrientes, Prisciliano Ramírez. Nos dijeron que allá, Alfaro fue generoso con Dávalos y hasta lo bromeó cuando mencionó su nombre. Luego presumió el alcalde que le fue bien pues aquel convenio le redituó 20 millones de pesos, que entendemos es el valor de la maquinaria pesada y de beneficiar ello a los productores rurales del municipio. Sin embargo, también allá se paseó Luis Munguía. Que por ser diputado y representar al Distrito 5 se le invita por atención.******* Respecto al momento de la firma de la Carta de Intención para el Desarrollo Urbano Vallarta-Bahía-Cabo Corrientes, la presencia de los dos gobernadores, Enrique Alfaro y Antonio Echevarría García, ayudó a llevar en santa paz y mejor armonía. Los presentes refrendaron su voluntad de dar seguimiento a planes y proyectos y a todas las intenciones del proyecto de conurbación entre los tres municipios que comparten la Bahía de Banderas. Nos quedamos con el compromiso dejado por nuestro alcalde Arturo Dávalos quien asume como prioridades la movilidad, transporte público, el agua, el medio ambiente y el turismo. Esos son algunos de sus temas prioritarios, subrayó. Por lo pronto, eso ya arrancó opiniones, la de los que aplauden la iniciativa, y la de quienes tienen posiciones a la defensiva. Los últimos son los que dicen que trabajar en proyectos comunes por la conurbación es desventajoso para Puerto Vallarta. Son quienes venden el pensamiento de que Bahía de Banderas, y en consecuencia también Cabo Corrientes, se cuelgan y se benefician de la marca Puerto Vallarta. Pero de aquello de que la unión hace la fuerza, sumando fuerzas tendrán más posibilidades de arrancarle algunos pesitos a don Amlo.******De “excelentes resultados” catalogó el subdelegado administrativo del IMSS, Francisco Javier Bravo Carbajal los números finales del ejercicio 2018 en materia de dinero. En el tradicional Desayuno Anual de reconocimiento al personal de la Subdelegación Puerto Vallarta, y con la presencia del Delegado en Jalisco, Doctor Marcelo Castillero, Javier Bravo destacó el aumento en una proporción del 10.87% en los ingresos en comparación con el 2017. Son cifras favorables por quinto año consecutivo y eso no es fácil en tiempos que con muchas dificultades se alcanza los dos dígitos. En ingresos en una empresa pública y en cualquier tipo de empresa. Es más, Puerto Vallarta es la que mejores números arroja entre las siete subdelegaciones de la entidad. Ya en pesos, ese casi once por ciento es equivalente a 91 millones de pesos de ingresos en el último año en comparación con el 2017. Y ahora que ya la dirigente nacional de Morena, la Yeickol Polevsky se desnudó diciendo que se escucha bien “Pri-Mor”, que nadie se asombre si Javier Bravo es ratificado al frente de la subdelegación administrativa del Seguro Social.

 

Comments are closed.