La encuesta ‘patito’ de Luis Munguía

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Al cabo de moderada revisión al contenido de la encuesta, procuramos obtener datos complementarios y al escuchar el silencio como respuesta dedujimos tomar con reservas la autenticidad de la encuesta que se le atribuye al Centro de Estudios Estratégicos para el Desarrollo de la UdeG.

Lo de menos fue la imposibilidad de verificar la veracidad del estudio que al ser tomado por Luis Ernesto Munguía González como la confirmación de ser el aspirante a la alcaldía mejor posicionado y aceptado por los vallartenses con credencial de elector acabó por anular el estudio.

Ignoramos de donde surgió la encuesta pero después del mediodía fue la comidilla del día en los corrillos de la política local. Luis Munguía y sus seguidores se dieron vuelo y la circularon como prueba de tener él merecimientos y aceptación popular entre todos los aspirantes de todos los partidos políticos.

La encuesta de marras causó revuelo por arrojar datos difíciles de contrastar. Si bien coloca Munguía por encima de entre 13 aspirantes considerados en el cuestionario y seguido por Francisco Sánchez Peña, los autores parecen haber caído en un descuido al colocar casi a la par del médico Paco Sánchez al ex priista y derrotado en la elección anterior César Abarca Gutiérrez y atrás de él al también ex priista Andrés González Palomera. Nos resulta inverosímil que estos dos estén en posición de competir por el voto popular en la competencia por la presidencia municipal.

Sobre todo no es creíble que dos personajes que representaron al Partido Revolucionario Institucional y fueron ampliamente derrotados en las últimas elecciones.  Con este descuido, se invalida el sondeo porque en otra gráfica, se le asigna al PRI que el 64.5% de los vallartenses “nunca votarían”. Es un resbalón aun cuando, le dan la representación a Abarca y González Palomera del nuevo partido “Hagamos”.

Bien, primero es menester exponer que además de Munguía y los suyos, también al grupo de Francisco Sánchez Peña se hizo eco del supuesto estudio. Sin embargo, ha sido el primero en que hizo suyo el sondeo y como tal, el diputado local personalmente intenta “venderlo” desde la tarde del miércoles. La satisfacción del equipo de “los pacos” no fue plena aunque se les atribuye ser el segundo mejor de los 13 aspirantes que “alguien” decidió someterlos a medición popular. Sin embargo, para sus fines y los que sean, tomaron nota.

En una primera revisión, además de la autoría del trabajo, nos pareció malicioso que los dos “representantes” del partido “Hagamos” provengan del PRI. Hagamos, al lado de Futuro, el partido de Pedro Kumamoto, son los dos partidos locales que participarán en su primera elección en los comicios del próximo año. Futuro mutó de lo que fue el movimiento político independiente Wikipolítica y al partido Hagamos de grupos fraternales vinculados a la Universidad de Guadalajara.

Francisco Sánchez Peña.

A principios de año, el Centro de Estudios Estratégicos para el Desarrollo de la UdeG había informado preparar para el mes de marzo su primera de muchas encuestas sobre preferencia electoral en Jalisco y sus principales municipios. Sin embargo, la pandemia habría pospuesto sus planes y que se sepa, no ha hecho mediciones. Nadie ayer nos pudo confirmar se trate de un estudio serio, aunque arriba y debajo de cada una de las 7 gráficas contiene indicios, logos y lemas universitarios que parecen dar por bueno el estudio.

Veamos, la última de las gráficas. ¿Si el día de hoy fueran las elecciones para elegir al presidente municipal de Puerto Vallarta, ¿por cuál aspirante votaría? Pareciere ser bajo el 13.0 % que se le atribuye a Munguía pero es mucho más que el 9.9 % de Sánchez Peña. Si la elección constitucional arroja el resultado pronosticado por dicho sondeo, poco debajo de Paco Sánchez estaría el priista César Abarca con el 6.2 y atrasito de él, Andrés González. Los dos han sido candidatos del PRI en una elección y en la medición, los dos representarían al partido ligado a la Universidad de Guadalajara.

Un tercer priista complementaría el top cinco y es Augusto Alcaraz Valencia quien con sus 2.1 % estaría arriba de María Laurel Carrillo Ventura con sus 1.9 %. Y entonces, debajo de todos los citados arriba, estaría Diego Franco Jiménez y Víctor Bernal Vargas, respectivamente con 1.7% y 1.4%. Colocar en posiciones fuera de toda competencia a los dos últimos causa demasiadas suspicacias y muchas dudas sobre la fidelidad de la medición.

Hasta hoy, ninguna encuesta conocida o por conocer, advertía la desproporcional ventaja de Munguía sobre cualquier otro adversario. Aún más, de junio a la actualidad, su aceptación ciudadana medida reporta que ha ido en picada.

Si el diputado Munguía tiene una calificación de 13 % y el diputado de Morena Bruno Blancas Mercado apenas un 1.2, indiscutiblemente el primero es un legislador sobresaliente. Sin embargo, ese no es el caso.

El nivel de conocimiento de 7 aspirantes, espontáneo o asistido, por ser desproporcionalmente favorable al diputado del Movimiento Ciudadano, advierte la sospecha del engaño. Si se considera que solo Juan Ignacio Calderón Ibarría es el único que le hace sombra es fácil concluir que hay un burdo cuchareo.

Si se trata de la imagen más positiva, después del 33.5% es César Abarca quien con su 21.9 % se le acerca y Paco Sánchez es el otro que supera la barreda de los 20 puntos porcentuales. Los hombres del alcalde Arturo Dávalos Peña no le representan amenaza alguna pues su imagen positiva ni siquiera rebasa la barrera de los cinco puntos, los peores entre los siete aspirantes calificados, por debajo de Laurel Carrillo. En este cuadro también hay muchas dudas sobre el estudio de marras.

Para contrarrestar los datos que se dan por reales podemos irnos al cuadro que expone el resultado de la pregunta ¿por cuál partido político NUNCA votaría para presidente municipal? (las altas del NUNCA, es parte de la gráfica).

Andrés González Palomera.

El aparente rechazo que general el PRI es apabullante. Según la respuesta de los encuestados, el 64.5% de los vallartenses confiesa que “NUNCA” votaría por el PRI. Si nos atenemos que dos destacados personajes, César Abarca y Andrés González, son después de Munguía los mejores calificados después de tres décadas de hacer política por el PRI, pues  algo anda mal. Es poco creíble creer a ciegas que el pueblo sabio de Puerto Vallarta repudie al PRI, y por otro lado y al mismo tiempo, considere a dos de sus militantes entre los mejores aspirantes a la alcaldía.

Revolcadero

Una última gráfica de la encuesta bajo sospecha de ser o no del Centro de Estudios Estratégicos para el Desarrollo de la UdeG nos llama la atención pues es la única que incorpora en sus cuestionarios a los diez partidos que habrán de competir en los comicios locales del 2021. Son cuatro preguntas a los encuestados y en todas lidera Morena. Bueno, a excepción de una, que aparece con menor porcentaje a la pregunta de (partido) que le genera menor confianza). Nótese que en este recuadro, el mejor es el que suma el menor porcentaje. Morena, tiene el 45.0 en “mayor confianza” y el que “representa y defiende mejor sus intereses” y el partido político “que se identifica más” al electorado. Aquí, el otro “líder” en el cuarta medición es el PRI, con su 60.6 % que contrasta con el 7.1% de Morena, que con este ínfimo porcentaje, suma el cuarto de los cuatro liderazgos. Que los casilleros correspondientes al Partido del Trabajo y el PES, se rellenen con “ceros”, suena raro. ¿Por qué? Porque salvo en un casillero, a los nuevos partidos, “Futuro” y “Hagamos” se les asignó, aunque bajo, un número porcentual.******Los vecinos morenos de Nayarit se están tirando hasta con las cazuelas. Hay una auténtica rebelión de los morenos nativos que intentan bloquear por todos lados al senador Miguel Ángel Navarro Quintero, que en la mayor parte de las encuestas aparece como el mejor de sus prospectos. En respuesta al rechazo de la elite cupular morena, el senador respondió con el arropamiento del Partido Verde Ecologista que lo postuló como su candidato al gobierno de Nayarit. El PVEM, es el nuevo aliado electoral de Morena para las elecciones federales. Si Navarro Quintero juega por el PVEM, dividirá el voto moreno y pondrá en predicamento el triunfo que creen tener en la bolsa los morenos. Por lo menos debilitará al abanderado Moreno. Si el senador no va, significa que irá el ex superdelegado, Manuel Peraza Segovia, el más débil de los aspirantes de Morena, también rechazado por la aristocracia de ese partido, que por su lado se dividen entre Pavel Jarero y Nayar Mayorquín. Curiosamente estos dos son los únicos con trayectoria de izquierda pero electoralmente los menos rentables.******* Un día después que Andrés Manuel López Obrador rindió su segundo informe de gobierno, perdió a su coordinador de la Oficina de Presidencia, el empresario regio Alfonso Romo. Que ya tenían un trato, el acuerdo de solo dos años, que se irá pero le seguirá asesorando sin nombramiento. En realidad, al afamado empresario desde hace meses estaba ausente de las actividades ejecutivas del gobierno federal. ¿Y qué hay del informe de Don Santo Amlo? Pues no se oye de algún rimbombante informe, anuncio, manotazo o decisión del ejecutivo federal que haya causado impacto en el país. Ya no puso en venta algún avión ni fino vehículo, ni tampoco que privatizará o expropiará algún bien público nacional. Eso sí, moderó su discurso pendenciero mañanero y pospuso sus mensajes de encono y odio a los críticos de su régimen. Afirmó cumplir casi todas sus promesas, acabar con la corrupción y sentar ya las bases de su 4 Transformación. Si sentar las bases lo es todo, es casi reconocer que no ha hecho nada. Bueno, presumió que ya rifó el avión”.  Lo que no ha hecho, fue por la pandemia, por la crisis financiera, por los neoliberales, por los de la derecha, los conservadores. Por quien sea, menos por él.

Comments are closed.