La extinción del PRD y su mutación a la plataforma Futuro 21

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

En un año, el Partido de la Revolución Democrática perdió cuatro de cada cinco militantes, algo así como cuatro millones 266 mil miembros. Son cifras oficiales de tres meses de afiliación y las dan a conocer al iniciar su proceso de transformación al llamado Futuro 21.

Sí, parece ser irreversible la curva que ha tomado el camino del PRD y nos aproximamos a ver su extinción. La cumbre del sábado, que se dio a conocer la plataforma Futuro 21, es la última ilusión de un falso optimismo. Porque ya el martes, dos de sus mejores cuadros, Juan Zepeda Hernández y Alejandra Barrales Magdaleno renunciaron a su militancia. La última, le dio hace un año el 31% de los votos al PRD en la Ciudad de México y Zepeda, el 17% en el Estado de México hace dos años, fue clave en la derrota de Morena y el triunfo del PRI.

La alianza del PRD para la elección presidencial fue el último clavo al ataúd amarillo y pasado poco más de un año no ha podido contener su desangre. Todos los días pierden militantes, un día de la elite y al otro de los de pie.

La primera Asamblea Nacional de la plataforma Futuro 21 se celebró el sábado y ahí se presentó su Manifiesto por la República, un compendio de lineamientos y propuestas, diez realidades de la vida del país y 12 resolutivos, que regirán al nuevo partido.

No se declaró la muerte del PRD. De hecho, el partido vivirá. Lo que queda del partido, el cascarón, se alquilará a la nueva oferta política y sus candidatos que se postularán para la elección venidera. Construir un nuevo partido es caro y aportar la marca y registro electoral, será la aportación de los militantes leales al partido del sol azteca.

Apenas el pasado 5 de mayo el PRD celebró sus 30 años de vida. La amalgama de corrientes y tribus, todos declarados de izquierda pero de contrastantes ideologías implicó cotidianas camorras internas y en consecuencia, renuncias periódicas.

A la renuncia de Juan Zepeda y Alejandra Barrales, le antecedió la ex secretaria general del CEN, Beatriz Mojica Morga, quien anunció su separación apenas el 18 de este  mismo mes. En febrero último, dimitió quien era coordinador de los diputados federales, Ricardo Gallardo Cardona.

Sus principales figuras ya se habían ido años atrás. En septiembre del 2012, Andrés Manuel López Obrador, que dos meses antes había sido su candidato presidencial. Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, fundador y dos veces candidato presidencial, abandonó al PRD en noviembre de 2014. Alejandro Encinas en enero de 2015 y Marcelo Ebrard en febrero de ese mismo año. Porfirio Muñoz Ledo y Agustín Basave, dos de sus ex dirigentes nacionales, también dijeron adiós, el último lo hizo justo el 28 de agosto del año pasado.

Para la elección federal del primer domingo de julio del año pasado, el Instituto Nacional Electoral concedía al PRD un padrón de 5 millones 30 mil 34 militantes efectivos. Al cabo de tres meses de reafiliaciones, el nuevo padrón quedó en solo 763 mil 985, equivalente al 15 por ciento del padrón reconocido hasta el año pasado. Ese es el total de perredistas que refrendaron su militancia hasta el domingo 26. Es más del doble del mínimo establecido por el INE para mantener el registro de un partido. Ese solo dato indica que el PRD está vivo.

En el cónclave del sábado se le dio forma al proyecto político que sustituirá en algún momento al PRD. Se llama Futuro 21 y sumaron cinco organizaciones político sociales y destacadas figuras de la vida nacional, como el ex rector de la UNAM José Narro Robles, el ex candidato presidencial por el PES, Gabriel Quadri, Beatriz Pagés, el ex vocero de Vicente Fox, Rubén Aguilar, la comentarista Tere Vale, el coordinador nacional de la agrupación política, Vamos Juntos. Las vacas sagradas del perredismo, los que quedan y serán parte del nuevo proyecto: el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, Guadalupe Acosta Naranjo, Jesús Zambrano, Fernando Belaunzarán, Víctor Hugo Lobo, Carlos Navarrete, Ciro Mayén, y el actual dirigente nacional, Ángel Ávila.

Entre los fundadores de la plataforma Futuro 21, los hay ex priistas, ex panistas, apartidistas y naturalmente, perredistas. Es una plataforma política para que en el futuro corto se lance el nuevo partido. La última decisión no se ha tomado pero el acuerdo inicial corre en ese sentido.

En realidad, el PRD ya tiene un futuro negro y dadas las circunstancias resultaba arriesgado desaparecer de un plumazo y trabajar distrito por distrito, llamar a una afiliación masiva y celebrar asambleas para cumplir los mínimos requisitos para constituir un nuevo partido. por esa vía, difícilmente pasaría la aduana de obtener el mínimo de votos, sin alianzas ni coaliciones, para conservar el registro en la elección constitucional inmediata. En varias entidades, como en Jalisco, el PRD perdió su registro al no sumar ni el dos por ciento de la votación total. En el cómputo nacional, por poco y pierde el registro.

Los del Sol Azteca no ganarán elecciones, gubernaturas ni alcaldías de importancia y abrir el partido a la ciudadanía abriga nuevas esperanzas. No se quitarán el yugo de ser un partido desangrado por Morena y por López Obrador. No hay dilemas sino la urgencia de renovarse o morir en el intento.

En Jalisco, el PRD es un partido condenado a ser un mero testigo presencial de los procesos electorales. No hay nada que nos indique que en la entidad, en Puerto Vallarta, competirán para ganar en las inmediatas elecciones.

Pero la refundación del PRD, con éstas u otras siglas, arrancó bien. Si asumen y defienden las causas de las libertades, la defensa de las instituciones, un modelo incluyente, justo y productivo, extirpar la viciada visión clientelar, demagógica y populista, empujan una política ambiental y hacen suya la lucha contra la corrupción, hay futuro a la vista.

El manifiesto de Futuro 21 propone la defensa del estado laico que respeta la diversidad cultural y social, los derechos humanos y se pronuncia por un abierto rechazo a un discurso de polarización, confrontación, resentimiento y rencor desde el Ejecutivo Federal.

Si para las elecciones intermedias, saben hacer llegar la nueva oferta al ciudadano, la aportación del nuevo proyecto contribuirá a enriquecer y dignificar el ejercicio político. El PRD habrá dado el gran salto.

Revolcadero

De puño y letra del flamante nuevo consejero estatal de partido Acción Nacional, José Pablo Ruiz Bernal, supimos del resultado de la elección estatal celebrada por el panismo. El nieto de don Guillermo Ruiz Vázquez, fundador local del PAN, presumió haber recibido suficientes votos para ser electo consejero estatal de su partido. Pero más nos llamó la atención que el ex dirigente estatal y ex secretario de Educación, Antonio Gloria Morales también fue electo consejero del PAN Jalisco. Apenas el 6 de agosto, este señor fue encarcelado por comprar a sobreprecio la casa Jalisco en Chicago, y aun cuando ya está en libertad, no se libra de dicho delito. Otro panista bajo proceso judicial y elegido consejero estatal es el ex diputado Alfredo Arguelles Basave, quien cometió pecadillos en contra de las finanzas del Congreso local. Total, que el PAN en Jalisco se mueve como siempre, bajo la onda grupera, el mismo grupo, el de los hermanos Cortes Berumen, mantienen el control. ***** Nos platicó el capitán David Ortiz Espinoza que el domingo al caer la tarde se dirigía al puerto, allá en La Cruz de Huanacaxtle atrás del timón del barco “Chica Locca II”. Entre su nave acuática y tierra, justo frente a la zona portuaria local, pudo observar a distancia que de una lancha, tipo yate, salía humo blanco y azuloso. Detalló: “Me quedé atento al radio a escuchar si pedían auxilio por los canales regulares y nada. Al ratito, cuestión de unos 7 u 8 minutos comenzó a salir humo negro y lumbre y pues me dejé ir para el lugar. Reporté a la Capitanía de Puerto. Ya que llegamos, pues a buscar a la gente de la lanchita que ya estaba en llamas. Allí, entonces los vimos y los subimos al barco. Eran cuatro. Les preguntamos si había alguien más y dijeron que no. Una vez con los chalecos, ya se subieron (al barco “Chica Locca”). Era el capitán, un mecánico y su hijo y un marinero. A los minutos llegó la lancha de Búsqueda y Rescate de la Marina Mercante y se llevó al herido. Los otros se fueron en una panga de buceo, creo de la empresa “Pady”.  El capitán ofreció, ese mismo domingo, un último dato: “Creo la lancha se llama Elvis”. En efecto, la embarcación que consumió el fuego en la bahía y se fue al fondo del mar se llamó “Elvis Too II”. La llevaron al agua a reparar ciertas averías y el mecánico perdió el control por las chispas del motor.****** Bien, pues con la  novedad de que los morenos vallartenses agarran posiciones y calientan motores rumbo a la elección nacional para elegir al dirigente nacional, así como la elección para renovar la dirigencia estatal y previo, la celebración de las asambleas distritales de la que surgirán consejeros estatales y nacionales. Primero, el calendario aprobado por Morena indica que entre el sábado 26 de octubre y el domingo 3 de noviembre, habrán de llevarse a cabo los consejeros distritales para elegir a consejeros estatales y nacionales, los mismos que luego votarán por las respectivas nuevas dirigencias. Por lo pronto, el barzonista, Fidencio Hernández Lomelí ya hizo público sus simpatías por el proyecto de José Luis Pelayo Barraza. Ahí van en ese barco morenos vinculados a la diputada federal de Morena, Lorena Jiménez. La maestra, y también la química, Laurel Carrillo, los más combativos del partido de Don Santo Amlo, están condenados a ser testigos presenciales pues no pueden participar por no ser militantes.***** Vaya, el gobernador Enrique Alfaro regresa a Puerto Vallarta. Y como que viene en plan retador pues ordenó una avanzada de mordelones que asolan las grandes arterias viales tras los camiones urbanos, taxis amarillos y ejecutivos. No sabemos si va, pero el gober es invitado a asistir a la escuela primaria 21 de Marzo, allá por el barrio del Demonio Blanco, en El Coapinole. Como es para lucirse, es probable vaya y de sus manos ayude al reparto de útiles escolares. Lo anterior a las ocho de la mañana y hora y media más tarde, estará en el Centro de Convenciones y se sentará frente a los periodistas para abordar precisamente el tema del transporte público. Alfaro pasará toda la mañana ahí entre zancudos y caimanes porque a eso del mediodía dará el arranque de la consulta ciudadana del proyecto Parque Natural del Estero El Salado. Rogamos a nuestros tres lectores no hagan enojar al señor. Nada de mentadas, rechiflas ni abucheos.

 

Comments are closed.