La ‘guerra sucia’ de Munguía que opera desde los sótanos del TEC y el CUC

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

El escándalo por las obras de desazolve y limpieza del río Pitillal afloró los silenciosos vínculos políticos construidos desde la elite directiva del Instituto Tecnológico de Vallarta y el Centro Universitario de la Costa, aliados a un grupo de priistas para concertar una guerra sucia en contra de alcalde Arturo Dávalos, su gobierno y de Diego Franco.

Dos de los instrumentos de los asociados políticos son las páginas digitales “Hechos Vallarta” y «EspacioPV». En el caso del primero, se ha podido identificar en su operación a Juan Manuel Olvera Uribe, Gabriel Padilla e Iván Alejandro García Delgado. En EspacioPV tiene participación operativa un muchacho pelirrojo, “yerno” del biólogo del Centro Universitario de la Costa, Amilcar Levi Cupul Magaña.

Bien, para empezar, es necesario primero establecer que la controversial obra, autorizada por razones preventivas ante el temporal pronosticado por la Conagua y la Semarnat, ha sido la voz de arranque en la competencia por la candidatura del Movimiento Ciudadano a la alcaldía. Los titulares del CUC y del Tec Vallarta, Jorge Téllez López y Oscar Daniel Zamora Cuevas son piezas intermedias que cumplen órdenes de más arriba, simples marionetas confabuladas para el mismo fin.

Jorge Téllez López.

Apenas trascendió que el director de Servicios Públicos Municipales, Diego Franco Jiménez es el “candidato sustituto” del grupo del alcalde, hacia él redirigieron las baterías de los equipos apostados en las dos instituciones de educación superior al servició del proyecto Munguía. Con su delirante video, Téllez dio la voz de arranque y de inmediato lo secundaron los asociados.

“Hechos Vallarta” y “EspacioPV” son dos fanpage y hay sobradas evidencias para suponer que se diseñaron y operan desde el Tec de Vallarta. Los responsables de su manejo son “Juanito” Olvera e Iván García Delgado, hermano del ex regidor, Jorge Luis “el gío” García. Los dos son priistas allegados al jerarca de la CTM, Rafael Yerena Zambrano y de la nómina del Seapal saltaron a la nómina del Tec por invitación personal del diputado local, Luis Ernesto Munguía González. Basta recordar que Yerena es otro miembro de la cofradía rosa encobijada en el Tec del Winnie Zamora.

Otro priista del engranaje es Gabriel Padilla Cuéllar, quien coordinó la pasada campaña electoral del candidato del PRI a la diputación federal, César Abarca Gutiérrez. “El Gabo”, como le apodan, quien suele difundir videos desde su cuartel de peluquerías “Barberos” es uno de los principales reclutadores de Munguía. Su tierra fértil son la amplia base priista. Su trabajo incluye coordinarse con los operadores de los espacios informativos recién puestos en operación desde el Tec.

Luis Munguía y Oscar Daniel Zamora.

Todos ellos coordinan esfuerzos con los jóvenes universitarios que manipulan la página EspacioPV. Es en esta fanpage donde aparece el hijo del doctor Amilcar Cupul, acaso uno de los investigadores más allegados al rector Téllez López.

De los drenajes se jalaron al infame fotógrafo Inoel Guerrero, el mismo personaje que ofrecía chambas a empleados de un negocio del libramiento por “húmedos trabajitos”. Informantes de nuestra confianza en el equipo mochilista, el mismo de Munguía, nos han dicho que este antiguo colaborador de César Abarca en el Seapal, ahora fotógrafo de Munguía, es el autor de un meme que circula en los últimos días donde se llama “lordtumbarboles” a Dávalos.

Cuando el alcalde Arturo Dávalos ordenó poner un alto a la nómina municipal, el diputado Luis Munguía consiguió del gobernador el manejo de la nómina estatal en oficinas regionales. Se incluyó reclutar a priistas y ocurrió un singular éxodo de priistas a dependencias estatales. Varios priistas negociaron permanecer en el Seapal aceptando unirse a trabajar en el proyecto Munguía. Juanito Olvera y Susana Ortega son dos de ellos.

Juan Olvera y Jorge Luis García Delgado «Gío».

Pero fue el Tec de Vallarta, ya bajo las riendas de “el Winnie” Zamora, el que se transmutó a una auténtica agencia de colocaciones de priistas. Citemos algunos nombres, aparte de los ya anotados arriba: Asdruval Ortiz Cuevas Angel “el güene” Marcial Carrillo, Elías Gibrán, Ramsés Palomera Jiménez, Andrés “el Andy” González, quien para mayores señas es hijo de Andrés González Palomera. Aunque realiza un trabajo político por separado, en la lista también está el doctor Miguel Ángel Aldrete García, quien apareció por primera vez en la nómina el primer día de marzo del año pasado. O bien, añada usted al joven Alex Ortiz, el hijo del Tato Ortiz Muñoz, hermano de Lino Ortiz y de la maestra Yolanda Cuevas, uno de los primeros enganchados del dúo Winnie-Munguía.

Sino todos, la mayoría de los nombres, tienen un pasado universitario, egresados del CUC y por razones no académicas sin políticas, pasaron a cobrar a la nómina estatal, a través del Tecnológico.

Luis Ernesto Munguía.

Todos ellos juntos, cuadros universitarios, egresados del CUC, directivos del Tec, priistas que han desplazado a militantes del Movimiento Ciudadano han diseñado estrategias, creado páginas digitales, reclutado y organizado un equipo humano y armado la trama hasta maquinar y ejecutar agresivas campañas masivas para minar la fuerza del grupo político de Dávalos Peña.

Desde de la semana pasada, la conjura ya incluyó abiertamente a Diego Franco y queda la impresión de que a Munguía, a sus padrinos y asesores, sí le preocupó carearse con éste en un proceso interno.

Tenemos evidencia, testimonios que colocan a Munguía como quien usó a una diputada de un partido distinto al MC que acicalarla a enviar la iniciativa del exhorto del Congreso local por el “ecocidio”. En Guadalajara, Munguía platicó a sus íntimos que estaba frente a su oportunidad de “tumbar a Dávalos… y de pasó me voy a llevar a Diego Franco”.

Osvaldo Granados.

Lo que hay en los grupos hegemónicos dominantes es una abierta guerra sucia entre la hermandad naranja. Munguía hizo suyo el reclamo inicial de Téllez y los chicos de éste, empotrados en la nómina del Tec del Winnie Zamora.

Lo que podemos esperar de hoy en adelante es la respuesta del grupo de Dávalos. Por ejemplo, desde hace ya varios días supimos que se analiza ciertos manejos, desvíos, pagos de facturas bajo sospecha de rebasar la línea legal. A uno de los operadores de Munguía, el periodista Osvaldo Granados, le revisan el pago de por lo menos una factura a su portal “AZNoticias”, en una suerte de “autopagos” por fungir al momento del pago en vocero de la ex paraestatal. Es de conocimiento público, por lo menos entre periodistas, que el ex funcionario del Seapal fundó, administra y opera ese portal. En el directorio sin embargo, al frente de dicho espacio digital aparece un locutor de radio de nombre Alberto Larios. Tanto es público que hasta flojera da hurgar en las relaciones entre Granados y Larios.

Revolcadero

Por cierto, el regidor de Morena Cecilio López Fernández también se dio vuelo al difundir su video y para impactar a los vallartenses incluyó tétricas escenas propias extraídas de quién sabe dónde. El video circuló entre usuarios de whasapp pero fue el regidor moreno quien inicialmente lo puso a circular en el Facebook. Lo malo de él que en su afán por engañar a los vallartenses incluyó grabados de animales muertos en otros confines de la tierra, lejos, muy lejos del río Pitillal. Las imágenes son tan falsas que es fácil revisar y concluir que responden a otros eventos catastróficos, nunca grabados en las placas de las máquinas del municipio.******* Por hacerla de “periodista” y hacer la guerra sucia contra el gobierno municipal, a Juanito Olvera le pagan un salario de 31 mil 247 pesos. Fue contratado desde el 1 de abril del 2018 y por todos los rincones del Tec de Vallarta platican que es otro de la cofradía rosita del director del plantel, Oscar Daniel Zamora Cuevas. Pudiéramos pensar que comparado con los 9 mil 539 que le pagan al médico Miguel Ángel Aldrete García es una millonada y no es un pensamiento exagerado. Más bien, es una bofetada que el médico acepte un sueldito por debajo de los diez mil pechereques. Pero bueno, corre en desfavor del médico de los encordados recién cumplió, el 1 de marzo, un año de prestar sus servicios de “médico general” en el Tec. ****** El que si está bien, pero bien pagado, es el hermano del “Gío”, Iván Alejandro García Delgado.  Como que el muchacho se las come ardiendo porque el Winnie Pooh le autorizó una paga mensual de 22 mil 153 pesos. “El güene” Marcial Carrillo es de los chiqueados del jefe sultán Zamora Cuevas porque como jefe de División de Estudios, al igual que Héctor Bénitez Palazuelos, el nieto del profe, Guadalupe Benitez, y Terrance Vincent O´Halloran Lepe cobran la friolera de 31 mil 247 pesos. Bueno, por lo menos ese sueldo tiene asignado el segundo. Viendo estos sueldos, el que debería reclamar y exigir mayor paga es el hijo de los amigos Lino Ortiz y la maestra Yolanda Cuevas. “El Winnie” se muestra muy pichicato con Asdruval Ortiz, quien apenas devenga 11 mil 255 pesos.

 

Comments are closed.