La municipalización del Seapal, un arma de doble filo

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Arrancarle al gobierno del estado el control del Seapal, si bien políticamente es un “hitazo”, si se considera el deterioro de la infraestructura de la red de agua potable y drenaje se halla en estado de chatarra, es un arma de dos filos para el municipio y sus autoridades en turno.

Apenas trascendió la “municipalización” resuelto en la Suprema de Justicia de la Nación mereció festín de unos y fiesta popular de otros. El riesgo de repetirse aquella crisis ambiental con el colapso del drenaje la madrugada del lunes 4 de marzo en Mojoneras, es de alta probabilidad porque la vida útil de la red está al tope.

Es un arma de doble filo por representar un logro y golpe político del municipio al estado pero al mismo tiempo se asume una enorme responsabilidad por “hipotecar” las finanzas municipales. Rehabilitar la infraestructura requiere de al menos mil millones de pesos, el equivalente a dos terceras partes del presupuesto anual del municipio.

Rehabilitar la red de tuberías, el drenaje y agua potable, implica una millonaria inversión urgente. Pero también se lanzó la advertencia de estar en puerta la crisis del agua. Las fuentes de abastecimiento se están secando debido a la sobreexplotación de sus mantos acuíferos.

El gobierno municipal, con Arturo Dávalos Peña a la cabeza se propone impulsar su apuesta más ambiciosa: construir una presa en el río Mascota, en las inmediaciones de La Palapa.

Este fin de semana se reportó la ruptura de la tubería del suministro de agua potable en uno de los puentes del río Cuale. Los trabajos de reparación dejan sin agua a vecinos de las dos colonias y el centro, la Emiliano Zapata y la Cinco de Diciembre. Semanas atrás reventó la tubería del drenaje en pleno centro, ahí por la parte alta de la calle Guerrero. En este caso, se escaparon aguas negras, al río y al mar y eso disparó los botones de emergencia.

Pues bien, la infraestructura primaria del centro de la ciudad se halla en franco deterioro es justamente donde se concentra la mayor presión debido a su explosivo crecimiento demográfico y residencial.

Bien, el gran colector de la ciudad del drenaje, Centro-Sur y Centro-Norte se construyeron entre 1992 y 1994. Fue el legado futurista del ingeniero Rodolfo González Macías. Fueron 16 kilómetros de gravedad, desde Conchas Chinas hasta la planta de Mojoneras. Lo últimos 3 kilómetros del drenaje, se impulsaron por bomba, justo desde el punto de la ruptura de marzo en Mojoneras, hasta la planta de tratamiento de Las Juntas.

No pasaron ni diez años cuando la red empezó a dar señales de imperfectos. Un dato interesante es saber que un martes 14 de febrero de 1995, dos días después de la elección donde el PAN ganó la alcaldía y la gubernatura, inició operaciones el gran colector. En los primeros años del milenio, Humberto Muñoz Vargas era el director general y lo relevó, Oscar Castellón Rodríguez, actual director de Obras Públicas Municipales y un serio aspirante a ser designado director del Seapal. Ellos dos saben perfectamente el estado que guarda la infraestructura subterránea y fluvial pues fue en esa época cuando se registraron las primeras rupturas de la tubería y signos de un prematuro desconchamiento.

La red secundaria, los subcolectores no están en mejores condiciones y también por ausencia de trabajos de mantenimiento y rehabilitación. En algunas zonas de la ciudad la tubería se introdujo desde antes de 1995 y regularmente es tubería de concreto simple, cuya vida útil es de 20 años. Por ejemplo, todo El Pitillal y El Coapinole se benefició del Programa de Agua Potable y Alcantarillado en Zonas Urbanas. El desaparecido APAZU eran fondos federales a fondo perdido.

El drenaje en El Pitillal, la zona más populosa de Puerto Vallarta, desde el centro hasta los confines de la calle 20 de Noviembre, está por cumplir los 30 años, vida y media de la durabilidad de la tubería.

A un año se levantar el INEGI el censo correspondiente a la década, para determinados fines, se le asigna los 203 mil habitantes, la suma arrojada por el censo de 2010. Estimaciones realistas indican que son por lo menos 350 mil personas, lugareños y turistas, las que demandan servicios urbanos. Se proyecta que para 2030, la población de los dos municipios alcanzará el millón de habitantes. Uno de esos servicios son el agua potable y el drenaje. En ciertas zonas, turistas y extranjeros radicados por largos periodos ejercen intensas presiones a los tendidos del drenaje. La aparición de altas torres de condominios en la Emiliano Zapata y Zona Romántica, implica mayor demanda del drenaje y también del agua. No vamos a detenernos por ahorita en hurgar en responsables pero podemos citar que el Ayuntamiento expide permisos bajo condición de que primero el Seapal firme su dictamen de viabilidad.

En colonias aledañas al centro, como Las Canoas, El Caloso, Benito Juárez, la tubería ya envejeció. En algunas calles del centro, como la Morelos y el Malecón la tubería se sustituyó cuando se hicieron trabajos de remodelación. Sin embargo, el drenaje de la parte alta, ya cumplió su vida útil.

Quienes de alguna forma cumplieron funciones ejecutivas en el Seapal faltaron a su responsabilidad de mantener en buen estado la infraestructura. Hay algunos tramos del colector Centro-Norte rehabilitados. Pero tampoco se preocuparon por construir fuentes de abastecimiento de agua. Los últimos, por ejemplo, permitieron secar sus pozos para dedicarse a regalar agua a través de los aguamáticos, un programa popular netamente electoral. Es un absurdo el despilfarro de recursos con el llenado de garrafones porque el agua entubada del Seapal es óptima para el consumo humano.

En el Plan Integral del Agua Potable se advierte del descenso del nivel de agua potable de las fuentes de abastecimiento y de pozos profundos. Es urgente disponer de más fuentes de abastecimiento, por lo menos de otro pozo radial con capacidad de mil litros por segundo, propuesta que se desprende de dicho Plan.

Las zonas de disposición de agua, los ríos y arroyos, desde el río Ameca hasta Los Horcones y en algunos casos se han comprometido a diferentes usuarios.

Si se destaca que del pozo radial que se halla justo donde estará el nuevo puente sobre el río Ameca se extraen alrededor de 231 litros por segundo, menos de la mitad de su capacidad, ahí hay un problema. Construir acueductos, instalar tubería, levantar tanques de regulación, requiere de dinero, recursos que escasean hoy.

Una alternativa que ocupa y preocupa a las autoridades municipales es la urgencia de construir una presa del llamado “tipo enana”. Es un proyecto en ciernes y profesionistas capaces como el ya citado Oscar Castellón y Juan José Arias Chávez. Los dos saben del tema y los dos fueron citados por el alcalde Arturo Dávalos como prospectos a ser nombrados al frente del Seapal.

Una presa “enana” es eso, un presa pequeña de superficie y embalse de agua de mediana capacidad en comparación con las grandes presas del país. Tan se va avanzado en el proyecto que se ha detectado el sitio idóneo, un rincón poco más arriba del caserío La Palapa. Se prevé una cortina de 407 metros de altura en el cauce del río Mascota. No habrá damnificados ni se enterrará pueblos pues es una zona despoblada.

Una presa traerá grandes beneficios a la región. Es la solución para tener una gran fuente de abastecimiento de agua pero al retener el vital líquido sería de vital importancia para la agricultura y ganadería de la región. Al retener y controlar las venidas de agua, se pondrá un alto al riesgo de las periódicas inundaciones en las zonas pobladas bajas de Bahía de Banderas y de Puerto Vallarta, cuyos agroproductores también sufren pérdidas todos los años por inundaciones de sus cultivos. Allá arriba, todo será por gravedad, nada por bombeo. El proyecto incluye además generar energía eléctrica.

Se han levantado auditorías técnicas, estudios, radiografías sobre las deplorables condiciones de los muebles y la red primaria subterránea que conducen agua y drenaje a su destino. Si por desgracia ocurre un colapso de igual mayor magnitud que el de Mojoneras en marzo pasado pondrá a prueba la capacidad del municipio.

Revolcadero

Antes de que se nos escape, debemos ofrecer un dato que no es menor. En el Seapal sí hubo gran inversión en los últimos años, algo así como 108 millones de pesos en finiquitar por adelantado a la empresa inglesa Biwater, la empresa que construyó la planta de tratamiento Norte II. A esa planta se le conoció como planta de Tratamiento “Biwater”. De acuerdo al Contrato, por cierto, tan cuestionado como “leonino”, de 1995 al 2009, sin depender del flujo total enviado a tratar a la planta, se aplicaría un cobro en base a 650 litros por segundo. Después, el cobro se establecería sobre un flujo base de 750 litros por segundo hasta el final del tiempo establecido. En ningún momento se rebasaron dichos flujos lo que equivale a un sobrepago, razones de peso para declarar la mora y propiciar de ese modo la obligada entrega anticipada. Fue ahí en donde se gastaron los 108 millones de pesos al pagar penalidades por el finiquito adelantado y pagos atrasados por la moratoria. La planta se amplió hasta una capacidad de 1000 litros por segundo entre 2010 y 2011. En estos momentos decisivos también fue vital la participación de Oscar Castellón, primero como segundo de abordo con Muñoz Vargas, y luego siendo cabeza del organismo.****** A las cinco de la tarde del sábado 7 será el informe de gobierno de Arturo Dávalos Peña, han elegido las instalaciones del Centro de Convenciones para tal momento. Sin duda planean organizar un gran evento, una verbena y fiesta a popular. Todo el añadido es del autor. El informe suele ir de la mano con especulaciones y rumores sueltos y hay uno en particular que suena por los callejones de las comunidades rurales. De lo que suena es de los probables enroques que podrían venirse en las delegaciones municipales de Las Juntas y Las Palmas. Ahí, los encargados de despachos, Félix Barbosa Colmenares y Daniela Torres  Pérez  le han dado muchos dolores de cabeza a sus superiores y ya los tienen en la mira debido a sus constantes torpezas. Días atrás, varias colonias de Las Juntas, sobre todo El Crucero, casi se inundan y jamás dio la cara Félix Barbosa, que en vez de reportar y pedir auxilio, ni siquiera fue capaz de notificar al comandante de Protección Civil y Bomberos. Muy al inicio, Barbosa tuvo sus choques con su antecesor, el profe jubilado, Paco Arreola. Como este es coordinador del sector en esa demarcación y no logran superar sus marcadas diferencias, pues es la comunidad la que paga los platos rotos al no ponerse de acuerdo el delegado y el coordinador. Para que el director de Desarrollo Social, Víctor Bernal se entere y actúe y sino, que mañana no diga que no supo. El delegado tampoco sabe trabajar con la subdelegada, Osiris Sagrero. Que todos los días se enseñan los dientes y a veces hasta se gruñen y a veces delante de quienes acuden al edificio de la delegación. Que la relación entre ellos dos es tirante, por no decir que nula pues por días ni la palabra se dirigen. ******* Y respecto a la licenciada Daniela Torres Pérez, de quien nos dicen es la chiqueada y protegida del oficial mayor de Padrón y Licencias, Eliseo Torres Barrón, ya la traen cortito por desatender la comunidad de Las Palmas. Debido a su falta de oficio y de tacto, ha tenido constantes fricciones con sus paisanos, con subordinados y empleados de otras dependencias del municipio, el último de sus escándalos con la comunidad deportiva. La delegada intento interferir de manera arbitraria en la organización y vida interna de la Liga Femenil de Voleibol de Las Palmas y también en el Club de Futbol y con eso se ganó el repudio de las y los deportistas. En Las Palmas, ligas y deportistas se rigen por sus reglamentos internos y siempre con respeto y coordinados con la autoridad de la delegación. Por su desarraigo la delegada ignora dichas “reglas” y pues causó enojo al intentar meter mano y se la armó la revuelta.

 

Comments are closed.