La responsabilidad social y oficial frente a la creciente pandemia

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

A la Comisión Interdisciplinaria para la Reactivación Económica le llevó dos días evaluar estragos y avance del COVID-19 en la entidad -lunes 6 y martes 7- para concluir en la necesidad de proponer al ejecutivo estatal el uso del “botón de emergencia” y dar marcha atrás a la reapertura económica si no se ataja el alza.

El desordenado desconfinamiento en todo el país provocó que se haya disparado el número de contagios en todos los estados y Jalisco no es la excepción. A media semana, el gobernador Enrique Alfaro Ramírez lanzó la advertencia de recurrir al uso del “botón de pánico” y regresar el cierre de empresas y demás actividades económicas hasta por 14 días.

Enrique Alfaro Ramírez.

El avance del coronavirus ha sido imposible de detener. Los vaticinios hechos desde mayo por el médico López-Gatell fallaron y la palabra del especialista del gobierno federal carece ya de credibilidad. Este jueves 9, se rompieron todos los records en el país y en Jalisco, respecto a nuevos casos de contagios.

La noche del jueves se informó de más de 7 mil nuevos contagios en un solo día en todo el país. Aquí en Puerto Vallarta, también el jueves, las autoridades de salud contabilizaron 27 nuevos casos y se reportó el fallecimiento número 79. Son ya 1 mil 131 vallartenses infectados. Por varias semanas, Mascota había evadido la amenaza del bicho chino pero en la actualidad la VIII Región Sanitaria con sede en este puerto, reporta ya 18 casos. En Tomatlán son 15 contagios, 13 en Talpa de Allende y apenas uno en San Sebastián del Oeste.

En Jalisco, las estadísticas también se incrementan. El jueves se indicó que en las últimas 24 horas previas, se sumaron 588 nuevos inoculados para un gran total acumulado de 17 mil 512 jaliscienses confirmados desde marzo, cuando se registró el primer paciente.

En el país, el primer contagio se reportó el 27 de febrero. A partir de esa fecha los casos se multiplicaron y hasta el jueves el conteo arroja las siguientes cifras: 282 mil 283 mexicanos contagiados 33 mil 526 decesos. Hay casi 30 mil activos, suficientes para pronosticar que en los siguientes días se contarán por miles los muertos. Este jueves fueron 7 mil 280 los fallecidos en un día. Es el record nacional de muertos por día.

El gobierno de Jalisco dispuso el aislamiento social ahí por la tercera semana de marzo y el gobierno de Andrés Manuel López Obrador a partir del 1 de marzo. Este último día, los vallartenses amanecieron sabedores de estar condenados a quedarse en casa y cuando salieron abastecerse de un alimento, advirtieron el uso obligado de cubrebocas para entrar a las Oxxos, Kioscos, las farmacias y oficinas de gobierno. La medida se extendió hasta abril y cuando en la última semana de ese mes escucharon el optimismo de López-Gatell, de que el pico de la pandemia sería el 8 de mayo, relajaron sus medidas preventivas y se lanzaron a las calles.

López Obrador también presumió haber domado al coronavirus pero como su científico, también se equivocó. Mayo y junio fueron meses de confinamiento en casa. Para julio, al ejecutivo federal y estatal, le fue imposible prolongar su “invernadero”. Cedieron a la popular advertencia “si no morimos por el coronavirus, morimos por hambre” repetidas por quienes poco a poco se aventuraron a tomar las calles.

Andrés Manuel López Obrador.

Debemos entender a cabalidad la desesperante necesidad de muchas familias por proveer de un taco a su familia. Han pasado más de cuatro meses de crisis y todavía no hay conciencia de la magnitud de las penurias por las que están sufriendo en miles de hogares vallartenses. Los incrédulos decían allá por marzo y abril, hoy son menos, no saber de algún conocido, un vecino, cualquier enfermo por contagio del Covid-19. Hoy casi todos conocen o han sabido el nombre de un “positivo”.

Nos resulta patético el caso de una personita, de edad ya avanzada, cuando nos platicaba sus teorías conspirativas. “El coronavirus no existe, es invento del gobierno…”, repetía. Días atrás, soltaba el llanto. Hija y yerno, también nietos, se contagiaron, aparentemente al asistir a un retiro de esos que se ofrecen en zonas despobladas para extirparte alguna adicción, drogas o alcohol.

Quienes se preocupan por su salud y tratan de protegerse quedándose en casa y salir solo a lo indispensable suelen confesar la impotencia de ver y saber la invasión de las calles, centros comerciales, cualquier lugar público. No entienden la temeridad de quienes toman riesgos por el aburrimiento de permanecer aislados en casa. Los responsabilizan de transmitir el virus y de que el gobierno nos regrese al aislamiento total y cierre de la actividad económica.

Curioso es el sentimiento y sentir de las personas. Mientras uno se huele a rata muerta, el otro sospecha ser un gato encerrado. Resultado de los miedos es el fenómeno de hoy. La advertencia del gobernador Alfaro se tomó por sus adversarios políticos, más bien por sus enemigos, que han hecho circular audios falsos para lacerar la imagen del gobernador.

También hay registros desinformativos. “Cierra el Ayuntamiento dos semanas por coronavirus” se tituló una nota informativa de la edición digital de las empresas de Fernando González Corona. El reportero tomó ciertos datos de un audio donde el alcalde Arturo Dávalos habla de pruebas de “positivo” entre personal laboral y que por dos semanas habrá guardias en oficinas administrativas. En ningún momento Dávalos habló de cierre de oficinas. Se le escucha preocupado por salvaguardar la salud del personal del gobierno municipal y como medida preventiva dispondría disminuir el personal de oficinas administrativas pero sin desatender a la ciudadanía.

Arturo Dávalos Peña.

Lo peor que puede ocurrir en nuestra ciudad, en todo el estado, es perder el control total de la pandemia. De ahí el reiterativo llamado del alcalde y del gobernador por persuadir a sus gobernados de refugiarse encasa y salir solo en casos indispensables a la calle, a la farmacia, a la tiendita, carnicería. También es válido se consiente a quien debe cumplir con su trabajo. Todo es parte de la reactivación económica. Lo cuestionable ocurre cuando se repite el hábito de mantenerse en la calle por diversión o entretenimiento, para quitarse el estrés y un inexistente aburrimiento, dos cuestiones más mentales que físicas.

Revolcadero

El Diario Oficial del Estado publicó los cuatro puntos de su acuerdo adoptado por la Comisión Interdisciplinaria para la Reactivación Económica y atenuar los daños del Covid-19 en la salud y economía de los jaliscienses. Se reconoce que, pese al avance de la pandemia, el 72% de la economía estatal ha sido reactivada y que de momento no existen condiciones para la reapertura del restante 28%. Este 28% corresponde a giros comerciales donde por su naturaleza son de mayores riesgos de contagio por la alta concentración de personas y se diseñará un tablero de criterios para su análisis de su posterior apertura. Y dada la intensidad de movilidad registrada en los últimos días se implementará el mecanismo extraordinario del “botón de emergencia” mismo que se activará a dos criterios: que el nivel de hospitalización se encuentre a un 50% o más de su capacidad; o que la tasa de incidencia semanal por fecha de inicio de síntomas, sea de 400 o más contagios por millón de habitantes. ****** En alguna de esas muchas páginas digitales imposibles de conocer sus orígenes, de anónimos administradores pero sabidos propósitos y perversas intenciones, se publicó días antes que el gobierno municipal cometía ciertos atentados contra la colonia Campo Verde y sus habitantes. Había cartulinas de supuestos quejosos porque les arrebataban un espacio deportivo. Había fotos de tierra removida, escenas semejantes a que ahí se hallaba algún tipo de obra. Luego la regidora de Morena, Laurel Carrillo Ventura videograbó corto y lo difundió en sus redes sociales destacando que ahí se hacía realidad la cuarta transformación. Un comunicado del gobierno municipal nos completa la historia para concluir que lo primero fue parte de la guerra sucia que tiene el objetivo de debilitar la imagen de la administración municipal. En esa zona de Campo Verde, donde se halla la colonia Cañadas Campestre y otros asentamientos depauperados, viven alrededor de 5 mil personas y con recursos de los gobiernos federal y estatal se dignifican las condiciones de vida con obras de mejoras diversas. Es el área conocida como “la montaña” en donde se iniciaron los trabajos de construcción y mejoramiento de diversos espacios públicos, recreativos y deportivos. También se construirá un Centro de Desarrollo Comunitario y un Módulo Deportivo. El alcalde Arturo Dávalos agradeció en el arranque de los trabajos al titular de la Sedatu, Román Meyer Falcón. En estos tiempos es fácil manipular vecinos desinformados. ******* El Caso de Campo Verde nos hace recordar aquella obra del arreglo de la avenida de ingreso a Las Palmas, que jamás se hizo por que un grupo de vecinos manipulados por un grupito de “líderes” de la comunidad locuaz los alebrestó y con cartulinas se plantaron en la obra. Era la continuación de la calle Juárez, desde la calle Morelos, dejarla nuevecita hasta la placita, frente a la iglesia, y entroncarla con la avenida principal, la Constitución. La obra sigue en espera de ejecutarse. Hoy, es frecuente escuchar quejas de amigos de Las Palmas; que no hay obra pública para su pueblo. Rodolfo Domínguez era alcalde interino, entre marzo y octubre del 2015. El subdelegado municipal en ese entonces, Jorge Pérez Ulloa le jugaba rudo a sus superiores, sobre todo a Arturo Dávalos, alcalde con licencia y candidato a reelegirse. El funcionario municipal se alió a Oscar Avalos, regidor en el trienio 2012-2015. Extrañamente se unieron a Pancho Gutiérrez de León y a base de mentiras, azuzaron a los vecinos para oponerse a la obra. La autoridad municipal retiró la obra y destinó los recursos a otra comunidad. Por cuestiones también políticas, por grillas pues, también se canceló la obra de las calles Juan de la Barrera y Pedro Moreno, que conecta con el Centro de Salud. Al final, quienes perdieron fueron los habitantes de Las Palmas. Bueno, también el subdelegado, que apenas terminó la gestión, le dieron una patada en el trasero. Su hermano Erick, quien era delegado se abstuvo de las grillas y mantiene trabajo. Nos han dicho que Arturo Dávalos contempla ejecutar el ingreso al pueblo antes de concluir su gestión.

Comments are closed.