La revuelta de los partidos “hermanos” que orbitan en la 4t

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Alfredo Sánchez Rodarte y Álvaro Hernández.

A unos minutos del mediodía de éste lunes 29, Alfredo Sánchez Rodarte nos envió la imagen en donde aparece con su registro de candidato a diputado federal del Distrito Electoral 05 al pecho. Añadió un breve texto: “Vamos con Fuerza por México”.

Por “cortesía” de Álvaro Hernández Flores, representante y candidato a la alcaldía del partido creado por Pedro Haces, media hora después de su registro trascendió a lo público. Éste último acudió a la Junta Distrital Electoral para tomarse la foto con un sorprendido Sánchez Rodarte, quien luego confesaría al autor haber conocido ahí a dicho personaje.

Que Sánchez Rodarte sea ahora candidato a la cámara baja por Fuerza México puede haber sorprendido a más de uno. Sin embargo, debe entenderse como un suceso aparejado a la última moda en política, la puesta en escena de una media docena de nuevos y viejos partidos que disputan y asumen como estandarte los postulados de la 4t.

De entrada, se nos antoja citar la publicación de Mónico Cervantes de esta semana. “No debemos pelearnos con partidos hermanos, entre otros, PT, VERDE, PES, FUERZA MEXICO, son de la 4T. El 24 nos vamos a necesitar”, imploró el insurrecto militante de Morena.

El cándido Mónico se refería en efecto, a partidos de reciente creación vinculados de alguna forma al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y Fuerza México es uno de ellos. Sánchez Rodarte sabe perfectamente que al aceptar la invitación que le hizo el dirigente estatal Rubén Vázquez, previa plática con Pedro Haces, no se contrapone en nada a la llamada 4t.

Mónico Cervantes Ruiz.

Cualquier persona podrá constatar que nuestro personaje del día siempre antepone el proyecto lopezobradorista a los intereses mismos de Morena como partido. No se advierte contradicción alguna si se defiende al nuevo régimen desde las trincheras de Morena o de algún otro partido “hermano” como a su criterio los define Cervantes Ruiz.

Desde una nueva perspectiva, la 4t no es ni un partido ni símbolo propiedad de un solo partido, sino un régimen cuyo modelo tiene como bases distintos partidos, pero sobre todo mucho pueblo.

Para Sánchez Rodarte, el aceptar la candidatura ni siquiera fue condición renunciar a su militancia de Morena. No hace muchos meses que inclusive se registró y participó en una elección abierta para la secretaría general del partido y es uno de los seguidores de López Obrador mejor relacionados entre la elite nacional del morenismo. Platicó con Pedro Haces, recibió la invitación de Rubén Vázquez para hacer campaña en el Distrito 05 y aceptó. Tiene confianza en despertar conciencias y competir por cada voto a los partidos grandes.

Ahora, al momento que la mañana del lunes en la Junta  Distrital 05 Alfredo Sánchez formalizó su registro, una  oleada se dejaba sentir en las redes sociales. Casi todos los partidos “hermanos” entraron abiertamente a la disputa por ser cada uno los legítimos portadores del estandarte de la 4t. Algunos llamaron a otros falsos y postizos defensores del régimen obradorista.

Luis Munguía.

En la revuelta de la hermandad que orbita en la 4t juega un papel del Partido Verde Ecologista, el refugio de un grupo de personajes de la política local “asociados” en torno a Luis Ernesto Munguía González, proyecto al que todos empujan y apuntan sus baterías a Morena y a su candidato, el profesor Luis Alberto Michel Rodríguez.

Los estrategas de Munguía no se andan por las ramas y han escogido a su primer objetivo. Más allá de ser legítimo y auténtico el derecho que pretenden asumir, de como representantes de un partido hermano, al postularse Munguía por el Verde, por ir coaligados en el proceso federal, son por derecho merecedores de presentarse en la elección local como “socios defensores” de la 4t.

Morena y Luis Michel ya resienten los embates de sus antagonistas en la disputa por la alcaldía y de entre los candidatos de los partidos hermanos, Munguía es el más formidable adversario. Sienten mordidas y pellizcos y poco a poco los “munguiboys” les arrebatan el sagrado símbolo del nuevo régimen circulado en color rojo intenso, acorralado con otros simbolismos en colores verdes.

En las grandes batallas, después de los héroes vienen los malosos deberá pensar Sánchez Rodarte, sabedor que en política los secretos son a voces y que solo las voces son secretas. Por ello, a todo antepone la arenga madre, “primero el obradorismo”.

Las bases sobre las que descansa el régimen obradorista son de dominio popular y tanto Morena como los partidos “hermanos” contribuyeron al fortalecimiento y defensa de la 4t. Poco habrá por reclamar al Partido del Trabajo, el “socio” que con Munguía se ubicó en línea de competencia.

A Morena y a Michel Rodríguez lo sangran por todos lados y poco a poco da signos de debilidad y si no instrumentan urgentes acciones hay riesgos de convertirse el partido en otro cascarón, como lo es el PRI y el PAN que en un pasado reciente gobernaron la ciudad.

Revolcadero

Luis Michel.

Por cierto, a la víspera de los arranques de campaña las redes sociales han sido inundadas de encuestas de manufactura diversa. Se puede dudar de la seriedad de las mediciones pues los resultados de un sondeo arrojan conclusiones que se contraponen. De momento, lo nuestro no pasará de ser una mera observación y ya después analizaremos el contenido de cada sondeo difundido. Porque ni siquiera hemos puesto atención a las que colocan a Luis Alberto Michel en la punta, o las que ubican a Luis Munguía por encima de todos los competidores. ******Por cierto, nos preguntaron de la rimbombante presentación de Mario Rodríguez Solís y del veterinario, Juan Enrique García como los nuevos “munguiboys”. En realidad, no nos es novedoso saber que ellos dos salten del barco naranja al verde. Hará cosa de un año, al hermano del “Pepe” Muelas lo pillaron “las monitas” en una sospechosa reunión con Luis Munguía. Mario Rodríguez se desempeña (ignoramos si ya lo despidieron) como el número dos de Reglamentos Municipales. El titular de esa dependencia, Juan José Velázquez intentó abogar por él y por varios meses lo congelaron. A “el chino” Velázquez se le atribuye haber confirmado que Munguía le ofreció irse con él, desde que ambos estaban en el Movimiento Ciudadano, ser el mero jefe en Reglamentos Municipales. Respecto al médico veterinario, hijo de Luis García Michel, un profesor ex alcalde de Cabo Corrientes, pues éste quería ser regidor y como sus canicas no le alcanzaron, pues abandonó al MC y traicionó al grupo de Arturo Dávalos. Y apenas publicaron la foto de su adhesión a Munguía, desde la Delegación Municipal de Ixtapa, corrió como pólvora su romántica historia. Los detalles, los enviamos al archivo.****** El amigo Alfonso Zamora de Santiago, mejor conocido en Las Palmas y sus rumbos como “el tejuinero”, ya abandonó al “junior” Juan Ignacio Calderón Ibarría. Que “el tejuinero” se indignó cuando su gallo se fue a los brazos de Munguía y a él lo dejó chiflando en la loma. Quién sabe si afloró algún tipo de celo porque el ex amigo de César “el lucas” Langarica adoraba al nieto de Efrén Calderón pero no lo perdonó la infidelidad –política- de irse con Munguía. Total, que el pequeño grupo del hijo predilecto de La Resolana se desgranó, él se fue con Luis Michel y un grupo liderado por Marisela Muñoz ahora anda en el verde. ******* 

Comments are closed.