La soberbia de Abarca y su grupo minan sus aspiraciones

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Los dos aspirantes, Roberto González y Eliseo Aréchiga se quedaron mirándose uno al otro. En mi rancho dirían, “los dejaron vestidos y alborotados”.  Acordaron reunirse esta semana con César Abarca pero éste se les hizo ojo de hormiga y ni para disculparse se comunicó con ellos.

Una consecuencia de lo anterior, madurada en principio pero jamás acuerdo definitivo es que ahora el director del Tecnológico de Puerto Vallarta, Roberto González Gutiérrez, y El Cheo Aréchiga han acordado juntos inscribirse y armarle en grande la oposición al director del Seapal.

El fin de semana pasado, el sábado 2 de este diciembre, el Partido Revolucionario Institucional hizo pública su convocatoria para el proceso de selección de candidatos a alcaldes. La convocatoria solamente cumplió el trámite de los acuerdos adoptados en el consejo político nacional, estatal y municipal, en el sentido de que el candidato se elegirá en una asamblea de delegados.

Ha sido menor el interés dado de los medios de comunicación, por los periodistas en particular, al proceso interno priista. Se diría que por obviedades todos los reflectores se han distraído en el proceso que se libra al interior del gobernante Movimiento Ciudadano en donde la situación está al rojo vivo dado la confrontación que libran juntos los diputados Luis Munguía y Ramón Guerrero Martínez en contra del presidente municipal, Arturo Dávalos Peña.

Prestarle un poco de atención al PRI y su proceso interno no defrauda a nadie. Ser propenso al comportamiento del ostión le ha propiciado serios cuestionamientos a César Abarca  Gutiérrez de los priistas. En particular, Roberto González y el Cheo Aréchiga, abandonaron el sitio del encuentro negros de coraje. Asumen que César Abarca enfermó de arrogancia y soberbia pues cree que solo podrá ganar una elección y que con sus amigos le bastará ganar una elección de delegados (priistas).

Nosotros en este espacio hemos sostenido que Abarca Gutiérrez es el precandidato mejor acabado y el mejor perfilado entre quienes se apuntaron desde hace tiempo en la carrera interna por la candidatura a la alcaldía. Al día, lo reafirmamos. Pero también aceptamos una realidad. Alguien le debería recomendar al César que su peor enemigo es ensimismarse y creerse que solamente él tiene los tamaños para abanderar al tricolor. Le deben decir que aun dentro del PRI tiene opositores de todos calibres y tallas y en una de esas acaba por obligar la retirada de la mayor parte de quienes le han dado su respaldo.

No tenemos la cuenta actualizada de las veces que hemos escuchado a nuestros amigos priistas expresar una queja de César Abarca. A muchos disgusta haber preferido rodearse de amigos y solamente a ellos abrirles espacio en la nómina del Seapal. Ya hemos publicado antes el sentir común de priistas, el de haber convertido a la paraestatal en una plataforma “electoral” paralela al PRI. Hace unos días consignamos una frase corta escuchada a un priista; “César se equivoca si cree que será candidato del Seapal. Sus operadores le deben decir que será candidato del PRI y solamente del PRI” un ex diputado priista.

Los problemas del perfil mejor proyectado del PRI no son pocos ni menores. Tiene que ver con el ninguneo a los priistas de la calle, quienes hacen la talacha en las campañas. Se quejan de no tener acceso a Abarca y que cuando le tocan la puerta no les abre. El círculo de Abarca es él, sus secretarios, choferes, unos pocos amigos íntimos y sus colaboradores de primer mando en el Seapal.

Sin embargo, todavía con eso que creemos son yerros personales, seguimos creyendo se trata del priista mejor posicionado. Eso dentro del PRI porque, comparado con otros gansos de la política, vaya que ahí si son escasas las oportunidades de competir y salir airoso.

Los priistas saben que solamente cuando le entran a una campaña unidos es cuando tienen altas posibilidades de salir victoriosos. Creo días atrás esa teoría la publicó un amigo del partido tricolor, quizá Wenceslao Palomares. Y es que no es ningún secreto para nadie que acá en Puerto Vallarta, un PRI quebrado y dividido nomás no gana una elección. Peleados pierden todas y es esa la preocupación de hacerle ver y entender a Abarca que está cometiendo un monstruoso error emulando los movimientos del ostión.

Los asesores de Abarca deberían ya alertarle que ese grosero desdén a personajes claves le van provocar dolores de cabeza y, por qué no, perder apoyos de base.

Al cabo de “la vestida y alborotada” del martes, tanto Eliseo Aréchiga como Roberto Gonzáles redefinieron sus planes y proyectos y empataron sus pensamientos respecto a César. En consecuencia, de nuestra parte le recomendaríamos al director del Seapal tener cuidado con sus decisiones inmediatas de los siguientes días y medir los propios riesgos de sus acciones. No sabemos leer lo que está en mente de esos precandidatos pero en una de esas y hasta le dan el “adiós” al César. Le dan el “adiós”, no el avión. Para despejar cualquier duda.

En otros tiempos, un proyecto como el de Abarca, ya cuajado al exterior en la medida proporcional, estaría con la candidatura en el bolsillo. La tiene aún en este momento. Empero hay priistas que se sienten lastimados. Se dicen agraviados por el trato dado por el director del Seapal. A manera de advertencia nos han dicho que sería un error si el equipo de Abarca menosprecia por ejemplo la importancia de la candidatura presidencial. El picaporte del pitillalense no le alcanza a la oficina de José Antonio Meade. Falta por saber la identidad del candidato a gobernador. Quien sea, pero será éste quien llevará mano al momento de seleccionar candidatos a alcaldes. Si por Aristóteles fuera, o su padre Leonel Sandoval, Abarca ya sería el abanderado. Ya muy entrada la tarde, nos enviaron una imagen de la publicación de un viejo periodista. Alfonso Márquez publicó al filo de las cinco de la tarde “me informan que Arturo Zamora será el candidato a gobernador por Jalisco por el PRI. Almaguer irá a candidato por Guadalajara. La versión se confirmará en un par de horas”.

Zamora es, por decirlo más claro, el candidato natural del PRI en Jalisco. Sin embargo, ha sido propuesto como uno de los aspirantes a la Fiscalía a Anticorrupción y eso pospuso su destape. Fue el secretario general de gobierno en los dos primeros años de Aristóteles Sandoval con quien no tiene empatías ni coincidencias. Si es Zamora el elegido, alguien pudiera convencer al prestigiado abogado de meter reversa en la idea de que Abarca sea el candidato. Con su política de ostión, a estos “enemigos” los alienta el César.

Ya en la anterior entrega desmenuzamos aspectos centrales de la convocatoria. Destacamos que los registros de aspirantes a precandidatos deberán acudir a la Comisión Municipal Electoral, que regularmente se instala en el edificio de la calle Río Grande, en la sede del partido. Se otorgan dos horas, de las once a la una de la tarde, y de inmediato se cierran las puertas. En las siguientes horas del mismo día, la comisión delibere, dictamina y notifican a los aludidos para que estos den los siguientes pasos, preparen su precampaña o en su defecto, impugnen el resolutivo. Las precampañas arrancan el 3 de enero y concluyen a las 24 horas del sábado, mismo sábado 11 de febrero se efectuarán las asambleas electivas municipales.

El candidato saldrá pues de una convención municipal. La mitad del total de los delegados municipales lo representarán los consejeros políticos del partido, ya sean municipales, estatales o nacionales y delegados de los sectores y organizaciones electos todos en sus respectivas asambleas. El otro 50 por ciento serán delegados electos en asambleas electorales territoriales del municipio. Será relevante tener control territorial, de los sectores y ahí está el riesgo que se cierne sobre Abarca. Si no sabe cuidar sus relaciones, sobre todo, si no aprende a negociar, le pueden dar golpe de estado a su virtual candidatura. Sabemos de la descendencia de un Rafael Yerena, el jerarca obrero, sobre Roberto González, como es público que a “el cheo” Aréchiga le jalan los hilos los hermanos González Reséndiz. Si estos hacen válidas las quejas de los priistas, ya ellos se les añaden los Bravo Carbajal, César Abarca no pasaría la barrera de los delegados.

Consideremos un último dato. El nombre de Javier Bravo también ésta en la mesa donde se depositaron los nombres de las candidaturas. Y lo mismo apunta a la diputación, local o federal, que a la presidencia municipal. Les ofrecemos un dato, hace cosa de dos o tres meses, fue el anfitrión de la visita de Mikel Arreola Peñalosa. ¿Y quién es ese? Pues ese personaje renunció el miércoles a la dirección general del IMSS, el mismo instituto del cual es subdelegado administrativo en Puerto Vallarta, Javier Bravo. Arreola será el candidato del PRI en la Ciudad de México y su carta de presentación es ser amigo entre los amigos del candidato presidencial del PRI. Si se mueven piezas, o se las mueven a Abarca, cuidado.

Revolcadero

Entre el miércoles y jueves, intentamos localizar a César Abarca Gutiérrez para conocer sus razones del por qué dejo vestidos y alborotados a Roberto González y al Cheo Aréchiga. Le tiramos anzuelos y tirabuzones de todos calibres pero no contestó teléfonos ni mensajes por otras vías de comunicación. Uno de los suyos tuvo le gentileza de darnos cierta información. “No los plantó. Pensó que era abierta la reunión. Y lo llamó Dau a Guadalajara a ver el tema de presupuestos. Ni modo de decir que no”. Lo que nuestro amigo abarquista nos quiso decir que el superior de César, Enrique Dau Flores lo llamó y se fue a Guadalajara ese pasado  martes. También nos aceptó que Abarca le tiene terror a los grupos mayores de dos. Roberto González y “el cheo” no se la creen y decidieron inscribirse el 12 y competirlo. Sin embargo, bien sabemos que en esta jugada hay gato encerrado y no hay forma, y ya ni tampoco hay tiempo, de enterarle al César.****** Que el registro de la precandidatura del alcalde Arturo Dávalos Peña será éste sábado 9 en las oficinas de la dirigencia estatal del MC, allá por la exclusiva colonia Americana de la capital del estado. Nos dicen que será entre las 11 y 12 horas del día. Casi inmediatamente después está agendado el registro de Enrique Alfaro, pero éste a la candidatura al gobierno del estado. El equipo alfarista contempla su registro a eso de las cuatro de la tarde. Los precandidatos de las demás alcaldías, Guadalajara, Zapopan, Tlajomulco de Zúñiga, ya desfilaron por la oficina de registros. Nos informan que de Puerto Vallarta harán el viaje muchos seguidores de Dávalos, quien por cierto, se irá a la capital del estado la tarde del viernes para afinar acuerdos sobre el tema. Nos han hecho invitaciones a unirse a una gran fiesta que se organizará por el registro de Alfaro, y también el de Dávalos, pero no es lo nuestro asistir a estos festines. ****** Ya casi por enviar esta columna nos llegó la siguiente imagen. Es un “tuit” de Julio César Hernández, quien a eso de las  18:20 publicó SGarcía Soto adelanta: Arturo Zamora será “destapado” en las próximas horas como el candidato del PRI Jalisco a la gubernatura. Esta reunido con José Antonio Meade y Enrique Ochoa”. Para quien no sabe ni conoce a esos dos nombres: Julio César Hernández es el autor de la columna política Astillero del periódico de circulación nacional  La Jornada. Y Salvador García Soto, por cierto periodista tapatío publica Serpientes y Escaleras en El Universal. Hace ya casi tres décadas que el autor colaboró, primero en La Jornada y luego en El Universal.

Leave A Reply

veinte − 7 =